Las malas intenciones del diputado teólogo Julio Borges

(El parlamento ramosalluprano y borgesjunyentiano es un circo barato)

‘Vengan pa’ que lo vean’;  decía con su gracia singular en las transmisiones radiales del beisbol profesional venezolano, sobre todo en los años de 1970 y 1980 “El Musiú” Marco Antonio Lacavalerie (Caracas, 1924-1995) de “Los Tiburones de La Guaira”; o también “Se luce cuando hay visita”… Una forma de ironizar, gastar bromas o “hacer bullying”, se diría hoy, por  alguna morisqueta, “gracia” o torpeza de la “Gladiadores” modernos del diamante. Aunque  también, ¿por qué no?, como forma de celebrar una jugada circense que emocionaba a la gradería.

Y a propósito de “gracias” y asuntos circenses vamos a hacer unas dos o tres consideraciones sobre la historia política inmediata, donde unos ociosos, pues no tienen otro nombre han puesto en marcha sus malas intenciones y mueven sus piezas o los mueven a ellos como marionetas del imperio norteamericano, hoy en decadencia. Pero, por ello mismo más peligroso. Instigando acciones desestabilizadoras de la institucionalidad.   

El diputado-teólogo Julio Andrés Borges Junyent (Caracas, 1969) parece ser “hombre de armas tomar”, de aguaje tremendista por el verbo desde 2001-2002, gusta de exigir “renuncias” como salidas “eficaces”; primero al comandante Chávez y todos los poderes públicos. Ahora “envestido” presidente de esta Asamblea Nacional tan acontecida, “declara” el “abandono del cargo” del presidente Maduro.
 Se cree funámbulo (¿será eso o mala intención?) y ha tomado la varilla  incierta para caminar por la cuerda floja del círculo que ha  devenido el parlamento ramosalluprano  y borgesjunyentiano de la MUD, deparando barrabasadas sin cuento; que si no fuera tan seria la cosa, como ha dicho el Dr. Jorge Rodríguez Gómez, sería para desternillarse de risa.

Vengan pa´que vean a julio Andrés Borges Junyent y se luzca declarando ahora dizque el “abandono del cargo” del presidente Maduro. Pura ficción.  Acción “inoficiosa y sin efectos legales” prácticos. Puro circo. Obra del “nuevo” presidente funámbulo (“… artista que camina sobre una cuerda o alambre tensado”, que según Wikipedia “Puede usarse como sinónimo de trapecista, acróbata, equilibrista, saltimbanqui, volatinero y artista circense”…).

Finalmente, se ha leído en la web que el presidente ficticio de la AN es teólogo, recientemente concluyó altos estudios de teología en la UCAB  (www.lapatilla.com/site/2017/01/02/j...), sin embargo ¿cómo haría con asignaturas como Teología Moral? ¿Aprendería bien las llamadas fases o estructura del acto moral? A saber, que el objeto elegido sea bueno, noble y elevado o por el contrario que el objeto de la acción malo de por sí; sana intención o aviesa; tener grado de libertad suficiente o ser coaccionado; consecuencias generadas, buenas o malas (www.ficus.pntic.mec.es/../actomor.html).

Sin embargo, eso es lo de menos. Los juicios morales tienen sanciones internas, en el plano de la conciencia, si es que se la tiene rectamente formada. Lo que interesa es que estos diputados de la MUD son unos ociosos, literalmente. Son unos payasos, porque el dueño del circo está en USA.

Lo cierto es que el presidente Maduro sigue hasta el 2018 en Miraflores ¡mandando! Tal como dice o decía un locutor que se cree “El Número 1” y “No tiene rival”  en sus sandeces en el coso beisbolero de la Av. Carpaguaico  de Barquisimeto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1082 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a239895.htmlCd0NV CAC = Y co = US