La boca grande De Súmate, el “cura” Calderón y otros y otras

La boca grande De Súmate, el “cura” Calderón y otros y otras.

Cuando vemos el escenario político de la oposición venezolana nos da pena ajena la ineptitud de quienes dicen llamarse la dirigencia política autentica y real del sector político de amplia base, que adversa al presidente Chávez. Todos y todas se han quedado vestidos, vestidas y alborotados y alborotadas, por el desplante que le ha hecho la agencia de lotería Súmate a todos los ilusos que creyeron inocentemente que iban a tener unas “primarias” limpias. No pasaron del “Kinder” de la ingenuidad. Dice el viejo refrán: “No hay peor ciego que el que no quiere ver”.

El “cura” Calderón confesó ante los periodistas nacionales e internacionales que la oposición venezolana “no siempre dice la verdad al pueblo venezolano”.Lo bueno es que ellos creen que le están dando al pueblo venezolano el “tubazo” periodístico del momento. El “cura” Calderón, con su infeliz declaración, volvió a sepultar frente a todo el pueblo venezolano las aspiraciones de la oposición. Enseguida salieron a remendar el capote algunos otros personajes opositores, gritando: “Hay compadre no nos ayudes”.

Ya algunos sectores de la oposición se están dando cuenta que en este juego de derrotar al presidente Chávez ellos y ellas han desempeñado el triste papel de tontos y tontas útiles. Lo que le falto a la gente de la junta de beneficencia Súmate, fue declarar de una vez que el candidato único para enfrentar al presidente es y siempre ha sido para ellos y ellas, el Br. Manuel Rosales, según los deseos del gobierno norteamericano.

Ese fatídico día, para algunos precandidatos, fue de gran fiesta en la residencia oficial del gobernador Rosales. Esto es el penúltimo capítulo de esta saga de intriga y traición protagonizada por Maria Corina Machado, Manuel Rosales y el departamento de estado Norteamérica, cuentan además con un gran reparto de políticos fracasados, militares golpistas y diplomáticos extranjeros impertinentes. El ultimo capitulo se presentará el día que sean ampliamente derrotados, en Diciembre, si se presentan.
La dirigencia del partido separatista “Un Nuevo Tiempo”, comenzó a festejar en Maracaibo y en otras ciudades del estado Zulia la eminente candidatura del Br. Piropiro Rosales, si este se decide a terminar de hundirse políticamente en una confrontación que él sabe que tiene perdida, es por eso que no se decide de una buena vez a perder el rico pezón que tiene agarrado.
Como sufrió el “cura” Calderón con el interrogatorio del periodista de VTV; no le dio el intelecto, se le desconectó el cerebro de la boca, tuvo que ser sustituido por otro que la embarró más, denunciando y culpando al vicepresidente del fracaso que se les avecina. Bueno por el periodista del canal de todos y todas. Solo faltó que le dijeran al reportero, la tristemente celebre frase etílica lusinchista de: “Tu, a nosotros no nos jodes”.

Que boca tan grande tienen esos voceros de la oposición, Tienen muchas palabras, pero pocas neuronas, las han consumido intentando tumbar desde 1998, al gobierno bolivariano sin ningún éxito. Hasta lograron contagiar a Teodoro con su “síndrome del fracaso”, el ilustre Calderista ha salido a demostrar que el también sufre de un cierto tipo raro de Acefalía psicopática Terminal.

¿Dónde están los meritócratas de Súmate? ¿Qué se han hecho los brillantes analistas del desastre que día a día salen a pronosticar el fracaso de las políticas del gobierno de Chávez?
¿Dónde esta la vibrante Maria corina?

Algunos dicen que está presionando al Br. Rosales para que se decida de una vez a lanzarse al ruedo contra el presidente Chávez, antes que Teodoro la reviente, tal cual, globo de ensayo de la administración Bush. El bachiller Rosales, no quiere soltar la glándula de la gobernación del Zulia por temor a que uno de sus coterráneos le de un madrugonazo ¿Y si se queda sin el chivo y sin el mecate?

El imperio maneja otras opciones o planes B y/o C, uno de esos planes seria lanzar a la Mariíta como candidata sustituta del siempre indefinible Br. Rosales. Ya el imperio comenzó a deshojar la margarita e inicio la cuenta regresiva. Que facilidad tienen estos líderes oposicionistas de meterse en unas “ecuaciones” que ellos mismos no saben descifrar ni resolver. Creyeron que haciendo que proliferaran las candidaturas iban a captar votos supuestamente de ciertos sectores chavistas descontentos, pero se olvidaron una vez más que este pueblo dejo de comer mentiras.

Pobrecitos y pobrecitas, fueron tan ingenuos que la última y más efectiva acción que tenían, el golpe militar, lo dispararon primero y ahora enfrentan al gobierno y al pueblo con balas de fogueo y con luces de bengala. Solo les queda la desesperada opción de una criminal invasión militar norteamericana.
Que triste papel jugó el “cura” Calderón, frente a las cámaras que transmitieron su declaración de engaño y de manipulación: “A confesión de parte, relevo de pruebas”. Lo oyó toda Venezuela, él confesaba que nunca le decían al pueblo la verdad, o toda la verdad. Tanta fue su estupidez que en seguida fue desplazado como líder de la rueda de prensa, no se podía ser más torpe, ni más bocón.
Que bueno que en esta etapa de confrontación política, salgan a hablar, como lo han hecho hasta ahora, sería bueno que se hiciera un sondeo de lo que la gente piensa en los actuales momentos de los candidatos y candidatas de la oposición venezolana. Creo que Teodoro se lleva la peor parte.
Sigan quitándose las mascaras frente a las cámaras y sigan culpando al presidente Chávez y a José Vicente, de su inigualable mediocridad.

Alerta Teodoro, Borges y los demás candidatos de la oposición, dicen que la Mariíta machado y el Br. Rosales están reuniéndose secretamente a espaldas de ustedes, porque las verdaderas primarias la están realizando entre ellos con el arbitraje del embajador norteamericano.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3352 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor