Mesa de la Unidad Democrática y Leopoldo López Mendoza

La Revolución Bolivariana, curiosamente, aún, no ha explotado en su favor las profundas y evidentes diferencias que se presentan entre ese conjunto político de derechas ideológicamente indefinido más allá de su cacareada y vehemente adhesión a la post-modernidad, al sistema capitalista globalizado en su más rancia y alienante expresión post-neo-liberal-liberal-tradicional, es decir, a ese liberalismo tradicional de sus principios históricos en lo socio-económico, político e ideológico con esos importantes matices que se significan con la más rancia expresión imperial-imperialista estadounidense que se sustenta en los significados geoestratégicos de ser “socios y aliados” donde, en el caso concreto de las derechas venezolanas, ellas se adscriben como simples miembros de “gleba” imperial; es decir, en el marco referente de esa tesis de Umberto Eco sobre la regresión sociológica e histórica actual a “lo medieval” de la sociedad post-moderna-capitalista, la MUD, fundamentalmente, se suscribe moto proprio a no ser “pares”, en lo conceptual-histórico, en considerando, sí se opta por argumentar, que la realidad al cercano futuro de la importancia del petróleo y gas para la propia supervivencia del sistema capitalista y del Imperio estadounidense, ella, la MUD, sencillamente, ha decidido ejercer como simple peón de ajedrez mundial; indignidad absoluta.

Ustedes se preguntarán: ¿a qué viene tanta “pajita dialéctica” y porqué tal comparación más acompañando esa descripción con Leopoldo López Mendoza? Sencillo y simple porque se nos presenta una profunda diferencia fáctica, fácil de percibir por “tirios y troyanos” cual, por soberbia, la dirigencia militante de la MUD no lo acepta y mucho menos lo comprende, políticamente.
Nos referimos a la suscripción de los apoyos y solidaridades empresarial-criollas e internacionales que se adscriben alrededor de la persona de López Mendoza cual obligan a la MUD a realizar, necesariamente, los correspondientes “kow-tow”, repetidamente y sin dignidad ante las directrices del Poder en Washington; una vergüenza repetitiva y cotidiana.

Analicemos, someramente, a título de referencia, cuando en las propias Cortes Españolas, cuando éstas estaban caminando hacia su cierre del ejercicio legislativo por la “corta temporada post-electoras sin Gobierno borbónico”, perdón, Gobierno-en-funciones, gobierno español que reiteradamente ha desobedecido al propio Poder Legislativo de la Corona borbónica que  no estaba en funciones, cuando en el seno de la Cámara de representantes (sic) en vez de tratar los graves temas políticos en pleno desarrollo en toda la península Ibérica, dedicaron sus tiempos en atacar al Gobierno del Presidente constitucional, Maduro Moros, para así poder elevar a “los altares del Olimpo” a la figura de López Mendoza ante la propia presencia de familiares del referido. En ese marco, la MUD aún no entiende, mucho menos, lo acepta que familiares del susodicho son recibidos por el Presidente Rajoy en su despacho de La Moncloa elevando de esta manera el nivel de la importancia de López Mendoza a la estratosfera de la política capitalista internacional. Ante esos escenarios políticos de mensajes diáfanos que nos conozcamos ni “Rocky Marciano”, ni el nuiyoquino, ni el adeco-decadente se les han concedido tamaña importancia en la arena internacional fuera de nuestras fronteras con lo cual queda demostrado la importancia política internacional de López Mendoza vis a vis “los Otros”.

Pero ello sería lo menos importante sí, por aquello del destino, los brujos, la realidad y el horóscopo, el Imperio se dignara a sentarse con la MUD para conversar sobre “la conspiración y el golpe de estado” contra Nicolás Maduro Moros; todo lo contrario y de nuevo, serán los familiares del mencionado quienes, en alfombra roja, tal cual como en los Oscar, son no solo recibidos y atendidos sino sentados y conversados elevando los niveles de las calidades de los interlocutores conspiradores y ante esa realidad, quizás, aquellos, es decir, “los Otros”, solamente, serán recibidos por “un encargado de negocios” quien los escuchará, educadamente, les dará las correspondientes instrucciones para la acción y les ordenará que deben presionar con vehemencia para que el huésped salga de su actual residencia garantizándoles que serán de alguna importancia una vez que el mentado sea presidente de Venezuela pero no la Venezuela Bolivariana.

Es decir, en esas extrañezas que se desenvuelven en el mundo de la Política con mayúscula, el importante no es “Paquiao”, ni el adeco-arrepentío como tampoco el “Marco Polo nacional”, mucho menos, “el moppet” sino Leopoldo López Mendoza con lo cual queda aseverado el actual “avispero interno” que se presenta y se desarrolla, día a día, en la Mesa de la Unidad (sic) Democrática (sic) con lo se revuelven con angustia y desesperanza. Pero no somos nos solamente quienes así lo consideramos cuando es el propio José Vicente Rangel Vale, JVR, cada domingo, en su programa, “José Vicente hoy”, por Televen, en sus Confidenciales, hace referencia sobre esa des-Unidad.
JVR, a nos, nos parece, mantiene, con su perseverancia, su preocupación por la necesidad de la imperiosa presencia y praxis política  de una oposición política en la escena política venezolana por aquello que JVR cree, “a pie juntillas”, que una oposición es vital en el juego democrático, en la confrontación respetuosa de las cotidianas diatribas y, nos consideramos, se indigna por el escenario en típica gallera en la que vive, permanentemente, ese grupo político asimétrico que se ha popularizado entre las clases adscritas a la contra-revolución como la MUD y que vive y sueña con Leopoldo López Mendoza, cotidianamente. ¡Que vaina!

Pero todo tiene solución. Nos siempre hemos considerado que mi General Juan Vicente Gómez tuvo su razón cuando “extrañaba” a sus adversarios sino los metía en “La Rotunda”. Eso siempre pasa con los dictadores. Actitud y costumbre política que se repetiría con Pérez Jiménez, con Rafael Caldera Rodríguez, con Rómulo Betancourt, con Raúl Leoni, con el propio Caldera cuando ejerció como Presidente y, quizás, con algunos otros presidentes porque, como se menta en el llano: “…llanero no levanta muerto por el rabo…”. Pícaros Presidentes!!!
Para los EEUU de América la persona de Leopoldo López Mendoza es de “alta prioridad”, importante y, según, considera que tiene futuro político y puede, incluso, llegar a ejercer como Presidente de Venezuela. Nos consideramos que sí Mauricio Macri ganó las elecciones en la República de la Argentina, claro, con todas las solidaridades yanquis, Leopoldo López Mendoza podría alcanzar los primeros escalones del Palacio de Miraflores, claro, sí es que la Revolución Bolivariana y Chavista se duerme en los laureles y pierde el Poder porque el Poder se ejerce, no es para disfrutarlo como sí estuviéramos en las playas de Bali.

Ante esa decisión del Pentágono de apoyo total y exclusivo a Leopoldo López Mendoza, el equipo de balonmano de la MUD no tiene vida más allá de caerse a coñazos en vaya usted a saber en cual calle de Caracas pero bien lejos de la tradicionalmente conocida como la Electricidad de Caracas, por esos lares cercanos a la Armada y al Museo del Marques del Toro; no tienen vida aún y cuando vayan a trabajar con velas para la aprobación de las leyes contra-revolucionarias para así poder, sistemáticamente, proceder al desmonte de todas las leyes aprobadas durante el revolucionario Gobierno del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías negando la legalidad de las leyes publicadas en la Gaceta; no tienen vida aquellos que sesudamente estudian las leyes y normas para trasladarse al Tribunal Supremo para introducir alguna solicitud que busque la aprobación por dicho Tribunal que implique que la Revolución Bolivariana viola todas las leyes, las normas, habidas y por haber, pero, únicamente, las leyes de la Revolución Bolivariana porque las aprobadas por la MUD, en esta legislatura, esas si son las buenas aunque sean contra-revolucionarias y vayan contra el pueblo visibilizado.

En última instancia, camaritas y patriotas, el problema de la oposición hacia la Revolución Bolivariana, claro, nos referimos al proceso revolucionario que se está desarrollando en Venezuela en perfectibilidad, es de esa oposición y no de los verdaderos militantes revolucionarios en tanto y cuando esas derechas, en su permanente oposición-conspiración no traten de pasarse de la raya roja que marca la frontera hacia la contra-revolución. Lo inmediato expresado donde le ponemos el  énfasis en el vocablo, muy castizo, del verbo “tratar” conjugado; es decir, precisamos que cuando “traten” y no cuando ya hayan traspasado “la raya roja” porque es mejor cortar por lo sano que llorar al valle.

Hasta ahora, como bien lo ha expresado uno de esos opositores que si está conspirando en calentura fascista: “…la MUD en la Asamblea está haciendo todo lo posible para que Maduro permanezca en Miraflores…”. Así están las cosas en el seno de la oposición y es por ello que la Casa Blanca se arrechó y profundizó en  importancia la “Orden Ejecutiva” al tiempo que el Congreso estadounidense, en un  quid pro quo con la Casa Blanca, decidió que aquellos que considera son los malos-malucos revolucionarios no podrán ir a disfrutar a Orlando los parabienes ideológicos de Wall Disney extendiendo esa decisión hasta el 2018 o 2019, la verdad, no lo recuerdo pero, independientemente de mi memoria, resulta bien extraño que hayan puesto esa fecha tope induciendo, en contrario, que Nicolás  Maduro Moros se quedará en Miraflores hasta, al menos, el final de su actual periodo presidencial.

Total, quién los entiende. En fin, la verdad, voy a tratar de consolar a mis panas de la oposición porque, al fin y al cabo, son también venezolanos a pesar de ser contra-revolucionarios. ¡¡¡Agur!!!

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1381 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: