Gallos tapados y fraude de la oposición

Una vez autorizada por el CNE la campaña electoral del 2015 para las parlamentarias en Venezuela, la maquinaria del imperio comienza su trabajo para tratar de posesionar - luego de los estragos de la guerra económica - sus gallos tapados de la oposición a la Asamblea Nacional.

Toda una red de información preparada y elaborada en los laboratorios de New York, Miami, Madrid y Bogotá se lanzan por las redes sociales y a través de los medios de comunicación, títeres de la derecha en el mundo y de los devaluados opositores de Venezuela.

Desde ya - hace muchos meses - la campaña opositora se ha hecho sentir y su violación a las normas electores ha sido su reiterada conducta. Una actuación de la cual no se puede esperar nada ético porque sus antecedentes así lo indican, comenzando por sus reiterados anuncios de fraude y el desprestigio al árbitro electoral.

Si algo caracteriza la maltrecha oposición es su falta de ética y de escrúpulos, a la hora de actuar en el escenario electoral venezolano. Sus postulados y programas de gobierno brillan por su ausencia – no le interesan - porque su actuar está guiado por las cartas marcadas y su doble juego fariseo que raya en la violencia.

Si alguien conoció y desarmó a la oposición en nuestro país fue el Comandante Hugo Chávez Frías, quien les propinó más de 18 derrotas y se cansó de desnudarlos ante el mundo, a pesar de sus avasallantes métodos de campaña y su aberrante financiamiento, por parte de la derecha internacional y del imperio norteamericano.

Su pasión por nuestro país y su visión futurista estaba siempre en alertas que lanzaba a sus seguidores y a los revolucionarios con reiterados mensajes, no sólo de optimismo sino de esperanza ante las luchas por venir. Chávez nos advirtió:

No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para, bueno, mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán, ante esta circunstancia de nuevas dificultades -del tamaño que fueren- la respuesta de todos y de todas los patriotas, los revolucionarios, los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras como diría Augusto Mijares, es unidad, lucha, batalla y victoria. Nicolás allá está la Espada de Bolívar, a ver si la pueden traer ¿eh? La Espada de Bolívar, la espada del Perú, la que le dieron a Bolívar en el Perú 1824, bueno, delante de esa espada juramos ¿eh? Delante de esa espada juramos, delante de esta bandera juramos, delante de Dios, delante de nuestro Pueblo”.

Nuevamente, en otra coyuntura, en un nuevo reto por continuar con los cambios del país, las fuerzas de la Revolución se enfrentan en un proceso electoral inédito contra los enemigos de la Patria.

En un escenario preparado con premeditación y alevosía por la maltrecha oposición - aupada por lo más rancio de la derecha mundial - se lanza a recuperar espacios que jamás podrán volver a tener, gracias su desprecio por el pueblo y a su satírica conducta de doble rasero, la cual encienden en unas elecciones - que ellos mismos se encargaron de satanizar - para buscar ahora que el pueblo los castigue, por lanzar a los cuatro vientos su grito de “fraude” el cual sólo ellos saben perpetuar, porque es lo llevan por dentro.

Es normal y democrático en el mundo que dos fuerzas políticas o más pugnen por el poder en cualquier país civilizado, con argumentos y proyectos dignos para un pueblo que se respete aun con sus diferencias.

 

En el caso venezolano tal panorama parece no existir desde ya algún tiempo y sobretodo desde la llegada del Comandante Hugo Chávez al poder, ahora representado por el Presidente obrero Nicolás Maduro, a quien ellos mismos se han encargado de desprestigiar, con sus argumentos cargados de odio y de violencia

Al iniciarse la campaña electoral - corta e inédita - en los escenarios del mundo, el pueblo de Venezuela sale nuevamente a la batalla, empuñando las armas de la reivindicación y del socialismo para defender las conquistas de la Revolución Bolivariana.

“No es concha de ajo”, como acostumbra decir el Presidente Nicolás Maduro lo que tendremos al frente. La descarada oposición – anticipadamente - unida a la oligarquía parasitaria y podrida de nuestro país, ha castigado a nuestro pueblo con acaparamiento, contrabando, especulación y escasez de alimentos y productos de primera necesidad, para tener una excusa y bandera que reivindicar.

La más descarada hipocresía y cinismo han sido puestas de manifiesto ante su incapacidad de mostrar al pueblo su verdadero programa neoliberal y así, poder volver al saqueo y al robo de las riquezas de nuestro país.

Eso jamás lo dirán en la campaña. Han echado cuentas de la reacción de nuestro pueblo ante las angustias causadas por las colas, el hambre y el caos que han querido crear ellos mismos, para después endosarlo a las fuerzas revolucionarias y al Gobierno Socialista.

Se olvidan que Chávez sembró conciencia en el pueblo venezolano y ha resistido con valor. Nuevamente recogen la trillada palabra de “cambio” (volver al pasado adeco-copeyano) para engañar con su musiquita y falsos mensajes en las redes sociales a un pueblo maduro y guerrero.

La peor hipocresía de la oposición se expresa en su reincidente conducta de etiquetar al CNE como fraudulento, armar guarimberos y disociados contra su propio pueblo. Ellos engañan a su propia militancia con candidatos que nadie conoce, son verdaderos “gallos tapados” surgidos en acuerdos de media noche y negocios turbios para tomar por asalto la Asamblea Nacional.

La Revolución Bolivariana nuevamente se someterá a prueba el próximo 6 de diciembre. Una nueva derrota recibirá la oposición en un escenario creado por ellos mismos, inspirado en la farsa de someter a un pueblo por hambre para después cobrarle en las urnas, el engaño de una guerra económica que ya el pueblo sabe quiénes fueron sus verdaderos artífices.

Nuevamente el pueblo venezolano le dará una lección y le dirá a la desprestigiada y corrupta oposición de que fibra está hecho y de cómo la mentira y el fraude, se devuelven hacia quienes lo crearon.

El pueblo chavista y bolivariano ganará como sea y se alzará con la victoria el venidero 6 de diciembre, para enterrar para siempre a la oligarquía parasitaria y a los títeres del imperialismo norteamericano, representados en los “gallos tapados” y en el auténtico fraude representado por la oposición venezolana.

¡Amanecerá y veremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1577 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a217115.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO