La bestia imperial, el estercolero y sus lacayos

Los va a atropellar un carrito de helados”

REFRAN CRIOLLO

 

Anacleto no aparecía por ningún lado. Intenté localizarlo por el celular y me caía la contestadora automática. Así que decidí ponerme a investigar en Internet, con mi portátil, acerca de la noticia que se había hecho viral en las redes sociales sobre la detención de dos venezolanos en Haití que supuestamente habían declarado ser parientes de la Primera Combatiente Cilia Flores de Maduro. Busqué en todos los portales que siempre he catalogado de serios, pero la información era escasa. De repente sentí el vibrar de mi teléfono celular, anunciándome una llamada entrante y respondí. Del otro lado escuche la voz de mi amigo que me decía: “Buenas Camarita, discúlpeme ésta y muchas más, pero me encuentro en un grupo analizando las últimas estrategias de la bestia imperial, el estercolero y sus lacayos criollos. No creo que hoy podré reunirme con usted y pa’colmo boté el potecito. Nos cuesta creer que miembros de la familia de Nicolás estén metidos es ese negocio tan sucio y pensamos que ha sido una trampa elaborada, con montajes bien preparados, para enlodar a la familia presidencial, a escasos días para las elecciones del 6 de diciembre. El imperio no quiere volver a perder sus reales y está tratando de romper la cuerda por lo más flojo. El ataque a nuestras neuronas es incesante y no hay tiempo pa’guabineos. Después lo llamo, tan pronto me compre otro pote”.

 

Desde la llegada del Gigante Chávez al poder, Venezuela ha sido el blanco de un sin cesar de ataques, operaciones clandestinas de financiamiento para derrocarlo, junto a investigaciones invisibles y acusaciones sin fundamento, que se han recrudecido en el gobierno de Nicolás, el Presidente Obrero. Las guerras mediática, alimentaria, sanitaria, económica y psicológica, de origen y financiamiento multimillonario imperial, han causado más estragos que una guerra convencional. Pero no les ha dado los resultados anhelados. Andan desesperados por ponerle las manos al país que posee las más grandes reservas petroleras del orbe y el valiente pueblo venezolano no se los ha permitido, ni se los permitirá. Chávez se multiplicó; su legado es el legado de todos los que en verdad amamos nuestra hermosa patria.

 

Si leemos entre líneas las noticias, que de momento tenemos, sobre los compatriotas detenidos en Haití, por el supuesto “tráfico de drogas”, empezamos a notar complejas contradicciones, que les voy a desmenuzar en este artículo, no con el interés de defender lo que pudiera ser indefendible, sino con la finalidad de que cuando te formes tu propia opinión del caso, tomes algunos de esos punto en consideración, porque temo que esta sea una emboscada preparada desde Estados Unidos para justificar una acción violenta y hasta una invasión a nuestra patria.

 

Primero analicemos el enjambre armado por los medios, ya que unos hablan de que los capturaron con 800 kilos de droga, otros con 5 y otros de que “estaban negociando enviar 800 kilos a USA”; que arribaron en una avioneta Cessna y otros que en un vuelo comercial. ¿Qué cantidad tenían en su poder cuando los capturaron? Nada, sólo la palabra de los agentes de la DEA, organismo, por cierto, expulsado de Venezuela en los tiempos de Chávez por ser los verdaderos capos de la droga. Por cierto, con el dinero de la droga financian los movimientos contrarrevolucionarios en toda América.

 

Agreguemos a eso que “el fiscal Preet Bharara, del distrito Sur de Nueva York, pidió el procesamiento por narcotráfico” para los dos detenidos porque supuestamente "conspiraron entre sí" y con otros "conocidos y desconocidos" para introducir cocaína en el territorio de Estados Unidos, en un pedido de procesamiento de apenas cinco páginas que publica el jueves The New York Times. Pero el pedido de procesamiento solo menciona cinco kilogramos supuestamente introducidos en EEUU. Si los agarraron en Haití ¿Cuándo introdujeron esa droga en los Estados Unidos? Si en verdad los tienen filmados negociando, ¿por qué no los detuvieron al momento? ¿Por qué esperaron a que faltaran unos veintipico de días para las elecciones a diputados? ¿Qué hay detrás de todo esto? ¡O sea!

De inmediato aparece EMILI J. BLASCO (@ejBlasco), corresponsal del ABC de España en Washington, el mismo palangrista que acusó a Diosdado de ser capo de un cartel de drogas sin prueba alguna, pero mencionando “supuestas” causas abiertas en su contra en USA, que nunca existieron. Ese Heraldo Negro tejió una red de nuevas mentiras para incluir a Diosdado, la familia presidencial, Tareck, Huguito y Nicolasito en el caso. Ah, y las puso a rodar por las redes sociales. Este sinvergüenza no sólo se regodea de la difusión de una mentira, sino que sigue agregando falsedades a esa falsa noticia. En la actualidad, una mentira en las redes sociales es repetida no mil, sino millones de veces en cuestión de segundos, por lo que podemos decir que Goebbels se quedaría pendejo.

TalCualDigital.com publica la foto de dos personas con la reseña: “DROGAS The Wall Street Journal, Nuevo Herald, Fox News y ABC reiteran captura de familiares de Cilia Flores en Haití” y la tuitea. Pero la foto corresponde a los hermanos Jorge y José Castillo, detenidos en una pelea callejera luego del partido de fútbol americano entre “Dallas Cowboys” y “Philadelphia Eagles”, según Yahoo. Esto demuestra la ética del “resucitador” (lea en Internet: los hermanos Pekoff resucitaron a su mamá para que firmara unos documentos) y la red de intrigas Madrid-Miami-Bogotá-Caracas.

De acuerdo con las leyes venezolanas, los padres son responsables de las acciones de sus hijos hasta que éstos cumplen 18 años. De ahí en adelante, cada quién que asuma su barranco. ¿Qué edad tendrán las personas detenidas en Haití para que de inmediato Blasco armara la tramoya relacionándolos con la Primera Combatiente y al gobierno venezolano? ¿Qué responsabilidad tiene la pareja presidencial sobre los actos de sus “sobrinos”? Bajo ese esquema, todos los Bush son responsables de la muerte de miles en Iraq y Libia. Bueno, él sólo hace su trabajo de palangrista.

Hasta ahora no han leído que yo haya dicho que son inocentes o culpables. Eso sólo lo puede determinar un tribunal de justicia. Pero después de haber visto como funciona la justicia en Estados Unidos, país que protege a terroristas confesos como Posada Carriles, banquero venezolanos ladrones que se fugaron con el dinero de sus ahorristas, golpistas que piden públicamente el asesinato de un presidente, donde la policía asesina impunemente a afrodescendientes, a indigentes, golpea a mujeres, persigue a periodistas honestos, que pide la libertad para condenados como el “Monstruo de Ramo Verde”, pero que mantiene gente presa sin derechos en Guantánamo, ¿creen ustedes que en verdad tendrán un juicio imparcial?

Los derechos humanos no son sólo para la oligarquía ni la plutocracia; son para todos por igual. Los lacayos criollos, que disfrutan hoy de esta noticia, quizá algún día entiendan por qué el 6D ganará Chávez. Su antimadurismo es un antichavismo y el pueblo es y seguirá siendo Chávez. El pueblo ya conoce a sus verdugos y por eso ¡NO VOLVERAN!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1345 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a217113.htmlCd0NV CAC = Y co = US