El Partido Episcopal y la Fe como negocio político

"No hay disfraz que pueda largo tiempo ocultar el amor

donde lo hay, ni fingirlo donde no lo hay"

François de La Rochefoucauld

"¡Qué molleja! camará" se escuchó como un estruendo por todo el Café. Era la explosión emocional de Anacleto, quién al verme llegar y sin esperar a que me sentara, había iniciado su acostumbrado comentario. "Por primera vez voy a la Bajada de la Virgen y el Partido Episcopal sale con su payasada. ¡Habrase visto! ¿Se dio cuenta, camarita, que trajeron a un profesional importado para que les hiciera el trabajo sucio? ¿Hasta cuando la pupusición seguirá pensando que somos pendejos?". Le dio un jalón al cigarrillo, expelió lentamente el humo, miró a su alrededor y continuó: "Hace tiempo Juan Tudela dijo que la diferencia entre lo que queréis creer y lo que quieren que creamos radica en la capacidad de análisis de lo evidente. Camarita, somos lo que pensamos; el pueblo ya despertó. Sí, sí…, los hombres y mujeres de esta tierra, junto a sus niños, acudieron a un acto de Fe y no a un "meeting" politiquero de segunda. No fue una homilía ni una pastoral lo que escucharon, sino un discursillo politiquero amañado y parcializado que yo considero como una falta de respeto a la Virgen y al pueblo que la venera. La Palabra de Dios dice que no todos entienden las cosas espirituales si no se les han abierto los ojos del espíritu. Da mucha pena el ver la condición de ceguera espiritual de estos tarifados".

Los acontecimientos del día de la "Bajada de la Virgen" han despertado y desatado muchos comentarios. Cuando uno analiza a los que dicen ser "representantes de Dios en la tierra", por lo que expresan, se lleva muchas sorpresas. No todos son un Monseñor Arnulfo Romero, asesinado por la derecha salvadoreña por ser un militante de la causa de la humanidad, de la causa de Jesús. Aquí en el Zulia hemos tenido muchísimos ejemplos de cómo se han desviado del camino del Señor porque han convertido la dignidad del sacerdocio, autoridad y poder que Dios da para actuar en todas las cosas para la salvación del hombre, en un negocio político redondo, que los lleva a vivir opulentamente, olvidando con ello su voto de pobreza y la humildad que deben mostrar en su trato para con los feligreses.

Este próximo pasado sábado vimos la plazoleta de la Basílica de Chiquinquirá y San Juan de Dios repleta, de fieles y devotos que fueron con fe y fervor a ser testigos de la bajada de la Virgen Chinita, no a escuchar a un jerarca del Partido Episcopal contarles una de Tarzán. A uno no le hubiera sorprendido el que lo hubiera hecho Monseñor Birrita, o el "y que" cura Pal Mal, ni siquiera Urosa o el mismísimo Eleuterio, porque ya estamos acostumbrados a sus perennes peroratas. ¿Será que piensan que sufrimos de amnesia? ¿Será que piensan que no recordamos como trataron de privatizar la Fe y la Feria de La Chinita y que ninguno alzó su voz de protesta? ¿Será que ellos hicieron alguna condena a la ineficacia e ineficiencia municipal ante el desastre que causó la muerte de quién quería disfrutar sanamente de los fiestas en honor a la Virgen? ¿Será que el acto de graduación del "proctólogo" no fue un irrespeto a la Virgen y a las familias presentes? Puedo seguir preguntando. ¡O sea!

Bueno, la misa fue oficiada por un tal Monseñor Ulises Antonio Gutiérrez, arzobispo de Ciudad Bolívar, de quien se dice estar acostumbrado a este tipo de show mediático y a quién el Partido Episcopal le encomendó la infausta tarea. Su discurso no halló eco en el corazón de los presentes porque el pueblo fue a un acto de Fe y no de política barata, y no se sumó a las bandas contratadas para azuzar un abucheo al Gobernador del Estado, al que el soberano llama "el gobernador de pala en mano".

La derecha carroñera ya nos tiene acostumbrados a que en todo acto, de fervor espiritual, siempre tienen a un "confundido" representante de Dios en la tierra que nos quiere hacer creer en palomitas preñadas. El Papa Francisco ha reiterado que la labor de la Iglesia debe ser "conducir a todos los hombres a la salvación del Señor" y dijo que apoyan la doctrina de la Iglesia quienes defienden "no las ideas, sino al hombre; no las fórmulas, sino la gratuidad del amor de Dios y de su perdón". ¿Será que ellos no escuchan al Papa por ser argentino y por ende de la casta a colonizar? Esas iniciativas que planificaron les volvieron a fallar.

¿Como le podrá explicar Eleuterio al pueblo haber permitido que llevaran a La Chinita a un hotel de citas? ¿Será que el elevado costo del alquiler de la réplica de la Virgen brinda buenos dividendos? Porque uno podría entender que un párroco visita ese tipo de lugares buscando poder recuperar almas para su rebaño. Pero, ¿alquilar la réplica de la Virgen como burda mercancía? No le encuentro explicación. "Cada uno recibe la verdad y la expresa a partir de si mismo, de su historia, de su cultura y de la situación en dónde vive" – palabras de Francisco, epa, el Papa.

Los caminos pueden estar plagados de piedras, cuestas, barrancos, simas profundas, pero también de fuentes de agua fresca y árboles frutales que nos proporcionen alimento y descanso para poder seguir caminando. Hay dos formas de afrontar el camino: con amor o con temor. La diferencia está en el camino que cada uno, con su libre albedrío, elige recorrer. La derecha carroñera y el Partido Episcopal sienten gran temor a perder privilegios, bienes o forma de vida. Por eso ven a los demás como una amenaza y obran en consecuencia. Normalmente, en su interior, saben que su estatus o sus riquezas no son lícitos. De ahí su guerra mediática para inocular odio y desesperanza en la población, y el uso de las religiones para, a través del temor a Dios, lograr su cometido. Quien sabe que sí lo son, no teme su posible pérdida.

Por eso, hablan de polarización del país y tratan de venderte la idea de una nación partida en dos toletes: el de ellos y el de los chavistas; el de los brutos (los chavistas) y el de los inteligentes (ellos); el de los profesionales y el de los obreros y no se dan cuenta de que el pueblo ya entendió que se trata de una lucha de clases entre los explotadores y los explotados. De ahí que contraten al Partido Episcopal, que ve con buenos ojos los tremendos negocios que hacen a su lado, para crear una maquinaria de chismes y medias verdades, con su acumulación de calumnias para asesinar la verdad. Sólo un análisis crítico, racionalizado, de lo que dicen los medios, nos permite darnos cuenta de donde proviene el odio, el egoísmo y la desesperanza, y donde está el amor y la alegría. Y, sobre todo, nos enseña a llevar a la práctica todo lo aprendido, porque sin la práctica, el conocimiento, sólo es un concepto vacío

El camino del Gigante estuvo lleno de piedras y obstáculos pero sus enseñanzas sigan siendo de increíble actualidad Quizá algún día, la carroña opositora entienda que si no hay interés sincero en beneficiar al pueblo en sus necesidades, jamás gozará de su preferencia. Quizá algún día entienda por qué el 6D ganará Chávez. Y es que el pueblo ya conoce a sus verdugos y por eso ¡NO VOLVERAN!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1039 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a216701.htmlCd0NV CAC = Y co = US