Lorenzo Mendoza: las virtudes que no tiene

La derecha mundial siempre tiene su gallo enmochilado para soltarlo al ruedo político cuando es el momento oportuno, entre tanto colocan algunos monigotes de hielo que se derriten en estupideces, hasta que se desprestigian y aburren como el caso de Capriles, a quien el estado Miranda le quedó grande.

Ahora la derecha internacional ha encontrado su gallo: Lorenzo Mendoza. Le atribuye tres condiciones: No tiene necesidad de robar porque es inmensamente rico. Claro, pasan por debajo de la mesa que los ricos de este país han sido cómplices de la burocracia para sustraer riquezas nacionales y para aprovecharse de las ventajas que otorga el poder del capital. Sus fortunas son dudosas, a sabiendas que una buena parte son la plusvalía apropiada de relaciones laborales expoliadoras. También quieren alguien fresco, con poca o ninguna participación en política; esconden entonces que su gallo tapado es parte de un consorcio que ha nombrado por muchos años, en la IV República, los ministros de finanzas, agricultura y de educación. Hubo un ministro de educación que sus nexos con Polar eran tan amplios que lo llamaban el maestro cervecero. Y el tercer atributo, que dicen tiene su gallo, son las relaciones con el capital internacional, que es indudable dada la cantidad de capital que maneja. Lo que no dicen es para que sirve esa presunta cualidad. Los que no somos incautos sabemos que es para vender, sin corazón en el pecho, los activos de la República al capital foráneo e implementar sus políticas neoliberales y excluyentes.

De manera que develado el incesto ente Mendoza y el FMI, los escenarios políticos comienzan a tener mejor claridad y la izquierda se fortalece, porque el tiempo de las pendejadas divisionistas quedó atrás. Ya han adelantado una jugada que evidencia cual es el enemigo a vencer.

El trabajo político pasa por demostrar que Polar tiene mucho de realidad en cuanto a su peso en el mercado de alimentos; pero, también mucho de fraude, y quien la dirige ha sido un aprovechado de la licenciosa forma de otorgar dólares para saciar la sed del gran capital. Los empresarios como Mendoza no le son fieles a nadie, eso tampoco se dice. Los incautos proletarios con ínfulas de capitalistas y los conchupantes que brincaron la talanquera no han precisado que el país que ellos creen que gobernarían, no existirá, Porque aquel sería gobernado desde afuera, en un supuesto negado, cobrando la inversión que la derecha internacional hará en las elecciones parlamentarias del 6D y de las presidenciales, cuando estas sean. Ya andan haciendo sus planes contra el patrimonio nacional.

Previo a que este gallo pataruquee tenemos el reto de ganar las elecciones parlamentarias del 6D. Tenemos a cuesta la cruz de la inflación y omisiones, errores, así como la pérdida de foco en la gestión pública en algunas áreas. Pero hay aciertos innegables, unos materiales que están a la vista como el programa más ambicioso del mundo en materia de viviendas, por citar alguno. Pero, el más importante, que es inmaterial, está en la formación de un espíritu patriótico, el alma soberana del Pueblo.

La derrota de la derecha el 6D, debe ser el primer picotazo que recibirá el socio del Fondo Monetario Internacional por su pretensión de vender la República.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1912 veces.



Miguel Mora Alviárez

Profesor Titular Jubilado de la UNESR, Asesor Agrícola, ex-asesor de la UBV. Durante más de 15 años estuvo encargado de la Cátedra de Geopolítica Alimentaria, en la UNESR.

 mmora170@yahoo.com

Visite el perfil de Miguel Mora Alviárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: