El falso chavismo de Miquelena

LA MANZANA DE LA DISCORDIA: EL PROGRAMA

Para el exministro de Chávez Luis Miquilena pareciera que las ideas de los hombres no cambian, puede el cambiar pero no,a Chávez no se le permite cambiar, debe sostener sus ideas inmutable, el concepto inicial que tenía de la democracia, esa que Luis Miquilena se ha consagrado, a la democracia puntofijísta, la liberal representativa, y esto se afirma puesto que Luis Miquilena, exministro de Hugo Chávez, afirmó que el expresidente Chávez “fue un farsante” ya que cuando llegó a la primera magistratura “salió con otro programa” al que le vendió al país. Lo mismo pudo pensar Chávez de su exministro, que era un hombre sincero” puesto que Chávez prometió inicialmente una Constituyente para refundar la Republica y crear un nuevo marco jurídico, la Constitución de la República Bolivariana, guía del proceso democrático socialista al que después su mentor le dio la espalda. Chávez sostuvo siempre un Programa Político, el plasmado en la Carta Magna que abre el camino para perfeccionar el mecanismo de la democracia, y el socialismo es su continuidad.

El señor Miquilena, político venezolano curtido en las luchas políticas se cree una “mansa paloma” manifiesta en una entrevista que: “Uno de mis defectos es que soy realmente muy crédulo. Tú me dices una cosa y te creo hasta que se demuestre lo contrario (…) yo parto de la buena fe de la gente”, creía que Chávez era sincero cuando lo conoció, pero luego se defraudó, el motivo, El Programa Político” inicial, al parecer no le gustó los cambios del programa que prometió en su campaña, eso no le da pie a desacreditar al expresidente, de “no ser sincero”, por este motivo lo llevó a separarse de Chávez, cuando llegó a Miraflores, al parecer Miquilena adversaba El Programa Estratégico de Chávez, "He llegado a la conclusión de que Chávez fue un farsante, después de que lo conocí más íntimamente”, dijo Miquilena en entrevista con el programa radial Los Imposibles, de Leonardo Padrón. “Después de que le vendió un programa a un país, salió con otro programa".

En el 2005 Chávez asume el socialismo, al darse cuenta que el capitalismo no tiene salida, no responde los intereses nacionales, la soberanía y al soberano, menos a la democracia, inmoviliza al soberano y condena al infantilismo político a los ciudadan@s. El curtido y “experimentado político” quedó anclado en la historia, sa sabiendas que “Hugo Chávez llega al poder cuando aquí hay una crisis de los partidos políticos. Los partidos habían entrado en una etapa de desgaste”, no había opción, el giro hacia la izquierda, no hacia la socialdemocracia, la transición al socialismo de modo democrático, pacífico y participativo del pueblo en todos los procesos sociales y culturales.

Señala Miquilena, --exministro de Interior y Justicia durante el gobierno de Chávez--, decidió alejarse del programa bolivariano luego de una reunión que se realizó en la isla de Margarita con el ahora expresidente cubano Fidel Castro. “Nos reunimos en Margarita, en el hotel. Ahí le dije es un error garrafal que tu escojas el camino del estatismo, y el comunismo disfrazado de alpargatas. Esto es una chapucería lo que tú tienes aquí. Expropiar gente, atentar contra la propiedad privada, la cual existe desde el hombre primitivo”, relata Miquilena. “Le señalé todas esas cosas ¿Cómo vienes tu a quitarle fábricas a una gente? No hay uno de estos experimentos que haya tenido éxito”. “Lo primero que me asombró fue que el miserable de Fidel se quedó callado, y Chávez también”, asegura. “Si no tienes una rectificación para esto, busca un nuevo ministro. Yo no sigo un día más con esto”.

No hay duda Miquilena adversaba el socialismo, la propiedad social y pública, que existió mucho más antes que la propiedad privada, entonces se molesta por que Chávez apela a fortalecer la propiedad pública, el patrimonio de la nación, el ¨Programa Bolivariano, de fortalecer la soberanía nacional, el estatismo, la hacienda pública, y viene entonces como mentor de la burguesía a defenderla, conociendo que ella expropió muchas de las empresas públicas en el pasado, tales como CANTV, entre otras, así que intolerante con la expropiaciones Miquilena salta la talanquera, todo lo que había asesorado a Chávez resultaba chapucería burguesa, “un capitalismo de alpargata” dependiente, continuador del capitalismo imperial, subordinado al neoliberalismo, al imperialismo, mediante la continuidad del capitalismo rentista privado petrolero, un capitalismo disfrazado de democracia, estas conclusiones llegó el asesor visceral y miserable de Miquilena a traicionar la revolución.

EL PLOMAZO DE LA ENVIDIA DE MIQUILENA

Al parecer el curtido político sentía como mentor, envidia y vanidad por la cercanía de Chávez al Fidel Castro, pretendía monopolizar políticamente al exmandatario, bien recuerda que “Un día estábamos Fidel, Chávez, yo y un grupo, y él le dijo: ‘Hugo, es esa casita donde tú naciste va a venir la gente a rezar dentro de 500 años, porque tú habías nacido allí’. Eso me cayó a mí como un plomazo. Ahí me di cuenta de la maniobra de Fidel: había descubierto el lado débil del hombre, la vanidad, porque Chávez se infló”. No hay duda, mientras que Chávez hizo historia, Miquilena pasa a la historia como el exministro que lo abandono, el mentor que lo adversó, que no pudo ir al paso del Líder, que el discípulo lo superó, el experimentado político no pudo más orientar a su pupilo, experimentó la envidia por la estura de Fidel Castro.

La historia lo corroboró: continúa Miquilena, “Le dije a uno de los que estaba conmigo: ‘me perdonan la palabra, pero este viejo del carajo (Fidel) que sabe que está diciendo una mentira del tamaño de una catedral, le ha descubierto el lado flaco a este hombre (Chávez), que es la vanidad. Chávez era un hombre que tenía un Dios por dentro, un ego gigantesco”. No era mentira, el pueblo no ha esperado los 500 años, para rezarle al Líder de la revolución bolivariana, a preservar su legado, su herencia, el chavismo, y esto no es mentira, el chavismo es mucho más grande que una Catedral, es el sueño de un pueblo, su esperanza, de allí que ni Miquilena tuvo la perspicacia de ver a Chávez como un gran hombre de la historia venezolana, por ese juicio de Fidel Castro, le costó al viejo Miquilena una pataleta, al decir: “Lo primero que me asombró fue que el miserable de Fidel se quedó callado, y Chávez también”, asegura. “Si no tienes una rectificación para esto, busca un nuevo ministro. Yo no sigo un día más con esto”. Desde aquí se el auto suicidio de Miquilena, no aguantaba ver como los capitalistas era expropiados, porque según él, “la propiedad privada (el capitalismo, la nota es mía) existe desde el hombre primitivo”, en verdad aquí está la mentira del tamaño de una catedral de Miquilena, era un hombre falso al lado de Chávez., no toleraba el socialismo de Chávez.

Fuente:

Marín, Nestor, D. “Luis Miquelena reveló; ´El lado débil de Chávez´, Noticias en Tweets, sábado, 17 de octubre de 2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2137 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a215667.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO