En síntesis

Si perdonan a Leopoldo López, no habrá razones que impidan matar

Porque en Venezuela no existe pena capital, tampoco procede el refrán que dice que "el que a hierro mata no puede esperar morir a sombrerazo". Jamás en la historia del crimen en Venezuela, se había oído los más absurdos alegatos para tratar de justificar lo injustificable. Con el caso del monstruo de Ramo Verde, esta vez, la justicia venezolana enfrenta una dura prueba, y dependiendo de la sentencia del tribunal que conoce de la causa, también dependerá que no se produzca un terremoto judicial, y a los ciudadanos honestos no se les caiga la moral al suelo.

La conducta delictiva de este sujeto con cara de loco, de verdad que es un caso bastante patético y que debería ser estudiado por los diversos métodos que enfocan la criminalidad como flagelo social. Por ello, decimos que calificativos como criminal de guerra, genocida o monstruo de Ramo Verde, se quedan cortos cuando nos proponemos describir a este asesino contumaz, enfermizo y endemoniado que no ha tenido límites para despreciar el valor de la vida humana. Es más, los hechos han venido evidenciando, que aun estando preso, el monstruo continuo haciendo terribles daños psicológicos a la sociedad, pues la gente no sale de su asombro viendo, como a un criminar de la peor calaña, goce de tantos privilegios que no son comunes en nuestro régimen penitenciario. Con razón más de un desempleado, desearía ser un preso de lujo, como ese monstruo de Ramo Verde que solo le falta sarna para rascarse.

anto el país, como la comunidad internacional, esperan que el Estado venezolano haga un correcto uso de la administración de justicia, y que además las instituciones funcionen con absoluta probidad. Basta ya de tanta contemplación con psicópatas que llevan años emperrados en bañar de sangre a nuestro suelo patrio. Por ello, vamos a decirle no al chantaje de esos leguleyos quincalleros y de apologistas del crimen, quienes de manera que mal intencionado buscan a todo trance desmoralizar a la población para luego pescar en rio revuelto.

Y después no salgan criticándome, diciendo que del árbol caído todos quieren hacer leña, pues los hechos están a la vista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3136 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: