Ledezma y su Golpe Mocho

Este nombre es mencionado en una de las aventuras del legendario Tarzan. Cuando Dan-El y Natongo llegan a la “Ciudad de los Reyes, en el país de Aba Zúlus, encuentran al pueblo sometido y aterrorizado por Nagopa, un intrigante brujo. Capturado Nagopa y sus compinches, fracasada su conspiración, Dan El, gracias a la ayuda de fieles oficiales, Nagopa es apresado, gracias a que sus compinches en el complot hablaron y lo delatan como jefe máximo entre otros –guarimberos- de la conspiración contra Dan-El. Gracias a esto, el malvado conspirador es apresado.

Tal parece que nuestro brujo Antonio Ledezma, no tiene inteligencia y se copió el golpe de estado que tenía preparado con los azules, de una antigua historia aparecida en los años cincuenta, en  las famosas comiquitas de Tarzán.

Nuestro personaje, parece en verdad sacado de una tira cómica, dadas sus facetas y gran parecido con el abuelo de la “Familia Monster” se le conoce con los alias de El Vampiro o El Abuelo. No se crean ustedes apreciados lectores que es por su costumbre de caerles a palos y chorros de agua con las ya famosas ballenas a los abuelos, que reclamaban el pago de sus pensiones de vejez, y un justo aumento de las mismas. Esto ocurría cuando fue gobernador de Caracas, en el gobierno de “Carlitos el Caminante”.

Para aquellos que olvidan con facilidad, bien sea por conveniencia, o falta de recuerdos, le dejamos este link para que rememoren aún más las historias pasadas de la que ha sido partícipe este corrupto mequetrefe adeco y traidor a su Patria, la que ha traicionado y vendido como buen mercenario a sus amos del Norte Los Estados Hundidos.. Este es el oscuro personaje de la cuarta república sediento de sangre.

htthttps://www.youtube.com/watch?v=a-1j-

Aun recuerdo a los compañeros trabajadores de la Alcaldía Mayor, que fuimos despedidos sin ninguna compasión al ganar el vampiro Ledezma la Alcaldía Mayor, despedidos sin ningún sentimiento humano, ya que entre nosotros había personas mayores, enfermas o inválidas  laborando. Sin un centavo nos hecho a la calle, sin pagarnos siquiera nuestros pasivos laborales (prestaciones) que nos correspondían. Yo perdí como otros muchos compañeros, cuatro años de labor. No quise pedir clemencia ni favores a este miserable vampiro sediento de venganza.

Al igual que hiciera Nagopa el malvado brujo de la comiquita de Tarzan. Ledezma Antonio, este alcalde conspirador conocido por sus alias alias del vampiro, y el  “el abuelo Monster”, armo su golpe de estado, y al igual que Nagopa, el vampiro Ledezma era el máximo jefe, si triunfaba la conspiración, sería él presidente. Al igual que Nagopa, fracasó y lo agarró la justicia.

Cosas veredes Sancho amigo, que faran hablar las piedras. Hoy el vampiro, delatado por sus propios complotados ya presos, es acusado de traición a la Patria, y conspirar para derrocar al gobierno electo del presidente Maduro Moros. El abuelo Monster, al igual que ya hiciera en el pasado  con el presidente y comandante Hugo Chávez, cuando participó activamente en el golpe del 11 de Abril, cuando fue uno de los que asistió al aquelarre golpista en Miraflores, celebrando el ya supuesto triunfo en forma eufórica. No esperaban un13 de Abril. De esa salió lisito el vampiro Ledezma. Gracias al gran corazón de Chávez al perdonar la misma noche de su regreso a los complotados. Cuando fue rescatado la madrugada del 13 glorioso de la Orchila en helicóptero, por fuerzas leales, entre ellos mi buen amigo el coronel Catalino Lagonell, QEPD. Junto a un pueblo que lo esperaba en las calles y a las puertas del palacio, con lágrimas en sus ojos al grito de:

 ¡Queremos a Chávez!

¡Queremos a Chávez!

Parece que al vampiro, esta vez se le acabó su suerte, le espera la estaca, el agua bendita, y el crucifijo esta vez de la justicia y como todo buen vampiro esperamos pasará largos años encerrado en una tumba oscura y fría.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1527 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor