Terminó el carnaval y ruedan las máscaras de Obama y de la dirigencia oposicionista

¿¿El premio Nobel de la PAZ??¿Los demócratas oposicionistas? ¿Planificaron masacrar a chavistas pero también a sus seguidores? ¿Bombardeando desde un tucano?; esas fueron las mascaras que rodaron en este mes carnavalesco, fracaso rotundo en sus planes de violencia, odio, entreguismo y traición hacia su patria, a fin de posesionarse y gobernar como los ¿dirigentes democráticos por la paz? Este incompatible discurso con su accionar, ha generado en sus seguidores una contradicción: Entre quienes poseen criterios y sentir humanista y pacífico y los seguidores envenenados con el odio de clase y la falsa visión de vida yanqui, es decir se dividieron ellos mismos.

En un año de elecciones, en el cual, los oposicionistas deberían demostrar el carácter democrático que dicen poseer, pero con sus intentos en imponer la violencia y el caos, nos proyectan y en pantalla gigante, la diferencia entre los planteamientos del gobierno bolivariano sobre la igualdad social, la paz, el Buen Vivir de TODOS los venezolanos, y el propósito de los disfrazados, quienes dicen una cosa y actúan de otra, y su sentir e interés es el de desarrollar el elitismo, la exclusión, la separación de las clases, a fin de esclavizar, sus acciones desnudan su rostro, permitiéndonos ver claramente a él guerrerista, (Obama) y a él totalitario (oposicionismo).

Pensar en presentarle al pueblo venezolano una propuesta de gobierno diferente a la presentada por el bolivarianismo debe contener algo más que la falacia de ajustar el capitalismo. La dimensión de este problema se sintetiza en la contradicción principal de nuestros días: Vida o muerte; y resolverla requiere una acción revolucionaria basada en la acción consciente y organizada de las comunidades quienes son los responsables de pensar y definir las alternativas y los caminos a seguir para lograr su destino histórico

Los Chavistas concebimos la paz como la superación de todo tipo de violencia y con cultura de paz se ha venido confrontando la cultura guerrerista que pretende implantar la derecha desquiciada solo con el fin de sacar a Maduro de la presidencia, obviando que está allí por decisión mayoritaria del pueblo, no para conservar ni humanizar el capitalismo, ni para darle un rostro humano al sistema explotador, sino, para superarlo de raíz con el firme propósito de poder lograr instalar el socialismo, esto en paz y con las elecciones democráticas soberanas de la mayoría.

“La guerra revolucionaria es la guerra de las masas, y solo puede realizarse movilizando a las masas y apoyándose en ellas”… Mao Tse-Tung

martaortega4@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 776 veces.



Marta Ortega

Docente jubilada, militante por la transformación social desde el voto nulo hasta hoy. Pionera en la formación de la Liga Socialista y defensora de los Derechos Humanos

 martaortega4@gmail.com

Visite el perfil de Marta Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: