La CEV le hizo la cruz a la MUD

La Conferencia Empresarial Episcopal Venezolana, esa cofradía conformada por asumidos beatos y uno que otro no tan santo beodo, viendo la desazón y las sandeces en que se ha convertido la MUD, han salido con sus oscuras túnicas a tratar de parchar y ocupar el espacio político de la derecha. Don Diego Padrón, patrón de turno de esta corporación que se nutre con las esperanzas terrenales cobrando limosnas al mejor postor para endilgarles milagros, realizó una rueda de prensa prensada, para declarar que el actual gobierno es la causa de todos los males y asumiendo e invocando un “poder divino” para hacer uso de sus púlpitos y llamar, no de manera tan soterrada, a la feligresía a manifestarse. Esta práctica de la extrema derecha católica, es fiel reflejo de los guiones que han aplicado en otras latitudes para crear desestabilizaciones en gobiernos populares, azuzando y asustando la psiquis y la fe de los crédulos e incrédulos que ellos “pastorean”. Y esto es parte de un todo para seguir instaurando en el ánimo nacional, ambientes desoladores como lo han hecho desde el inicio, cada sector adverso al proceso que el Camarada Chávez impulsó y que continúa batallando de manera revolucionaria, el Camarada Presidente Maduro.

El purpúreo de Urosa Savino, manipulador enaguado valiéndose de su investidura o mejor dicho, de la concesión que le endilgaron, en una alevosa eucaristía realizada este fin de semana, dirigió su aquelarre hacia el gobierno, cargándole toda la culpa del problema de desabastecimiento creado, si nombrar en ningún momento como responsables de este acaparamiento a los santos varones de FEDECAMARAS y CONSECOMERCIO. Esta intervención de Urosa Savino y la Conferencia Empresarial Episcopal Venezolana (CEV) ha sido la luz verde para que los curas manipuladores se arremangaran sus enaguas y en cada estrado de los templos a lo largo del país, están dando sus homilías con toda las características del discurso político desestabilizador de la derecha que representan, en vez de un sermón esperanzador y reconciliador que sea dirigido a toda la grey y no a un sector en particular.

La curia encumbrada venezolana está decepcionada de la actuación de Jesús “Chuo” Torrealba, porque creyeron que su nombre era sinónimo del mesías de la MUD. Pero, el “Chuo” ha sido todo un fiasco para las huestes de la derecha, que hasta las mojigatas monjas burlonas, han querido participar como vocería de la derecha. Sin ofender a los creyentes, creo que si estuviera de nuevo el Cristo hecho hombre, no le alcanzarían los látigos para darles una tunda a estos mercaderes de las esperanzas y los milagros, que viven su “non quod santa” vida, en sus suntuosos palacios arzobispales con las riquezas materiales malversadas y las debilidades carnales sin restricciones, tratando de manipular al pueblo con el manido cuento de que lo que ellos dicen y hacen, es palabra y acción de Dios. Ellos no ven a un pueblo creyente, sino a una manada de borregos como sucedió en el terremoto de Caracas en 1812 donde Bolívar increpó a los frailes lacayos del imperio español. Hoy, las cosas han cambiado, Bolívar es pueblo y nuestro pueblo es creyentes en que su destino está en sus manos, en sus decisiones y que el Altísimo está con los menos favorecidos y no con los que esquilman sus esperanzas. Pero, a pesar de todos los cambios que se ha dado en los pueblos del mundo, los frailes encumbrados de ahora siguen falseando los caminos de la fe, porque aun son lacayos de otro imperio.



Sin el legado de Chávez no hay Revolución y todos somos Chávez en esta Revolución.



Ingeniero Carlos J. Contreras C.

cajucont@gmail.com

cajucont@yahoo.com.mx



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1616 veces.



Carlos Contreras


Visite el perfil de Carlos Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: