El plan de desabastecimiento Uribe- Capriles y el paquete socialista

¿Qué teme la burguesía con la política económica del gobierno? El Paquete Socialista, ¿en qué consiste? De acuerdo con Máximo Blanco, “el contenido del paquete económico es reforma fiscal, venta de CITGO, aumento de la gasolina, devaluación del bolívar, reforma tributaria, incremento de los servicios públicos y mayor endeudamiento, lo que está anunciando el gobierno es una gran tempestad”,  (“La crisis económica”, Máximo Blanco, http://www.talcualdigital.com/25-08-2014). Así lo ve la oposición, ve en el término paquete una similitud con las medidas adoptadas por Carlos A,. Pérez en su segundo mandato, con aquellas medidas neoliberales que produjeron el Caracazo, la rebelión social contra el gobierno, contra las decisiones económicas emanadas del fondo monetario internacional y la banca mundial.

¿Porque el contenido de estas estas medidas del “paquete económico” no son neoliberales? ¿A causa de qué no incitan la rebelión social, pese a las guarimbas I y II, el contrabando, el acaparamiento, el desabastecimiento, la especulación con los precios, la escasez?. Sin duda el pueblo venezolano confía en las políticas sociales del gobierno bolivariano, en sus políticas sociales, en los programas sociales, en las misiones socialistas de reivindicación del pueblo. Las medidas económicas son diferentes, primero no proviene de decisiones foráneas, sino de decisiones del gobierno bolivariano, pese a que se le achaca la injerencia cubana, mal podría el gobierno cubano recomendar decisiones que solo Venezuela puede aplicar, dada la naturaleza de la economía transitoria muy diferente de la economía socialista cubana.

Para Blanco, “La política económica, impulsada desde los tiempos de Hugo Chávez, destinada a crear una economía estatista, con limitada propiedad privada y controles de precios, ha venido frenando la inversión, la producción y las exportaciones no tradicionales en Venezuela”. Ajeno a esta opinión, el gobierno no se propone crear una economías estatista sino una economía popular, cónsona con el socialismo, además de disponer de un estado democrático popular que asuma desde la comuna, el consejo comunal las gestiones propias de un gobierno local, esto supone indudablemente regular los intereses privados y estimular sostenidamente el gasto social.

En otro orden de ideas, no es el que el estado haya “frenado la inversión, la producción y las exportaciones” para luego indisponer a un pueblo y frustrar sus esperanzas de felicidad y bienestar, por el contrario, la reacción de la empresa privada capitalista a la expropiación es la fracturación de la economía, “el agravamiento en el curso de los últimos años” parafraseando a Blanco, de la situación social. La respuesta no hizo esperar, precisamente, la desinversión, el freno a la producción y la exportación, lo que ha venido ocurriendo es que el capitalismo pretende continuar chantajeando al gobierno  pese a que las “Cuentas Nacionales, explicitadas por el Banco Central de Venezuela (BCV), el PIB privado se corresponde con el 71% del total (año 2010). Esto muestra que, a pesar de las nacionalizaciones, el PIB sigue siendo mayoritariamente privado. Comparado con países que nada tienen que ver con el comunismo como: Suecia, Francia e Italia; donde el PIB es mayoritariamente público (estatal), el Estado venezolano tiene en sus manos muy pocas unidades productivas". (…) "…con data oficial del IVCE, el 93% de las unidades económicas pertenecen al sector privado, dejando apenas un escuálido 7% al sector público". (Henry Escalante, http://aporrea.org/imprime/a193837.html, 25-08-2014).

Quiere decir que la responsabilidad de la control de la economía reposa en el sector privado, las vergonzosas colas, la especulación de precios, la escasez de bienes, las muertes, y todo un sinfín de malestares ocasionados por la ofensiva empresarial,  a sabiendas que se fraguó “un plan de la derecha para generar desabastecimiento de los productos alimenticios de la canasta básica....que Uribe y Capriles se reunieron en un hotel colombiano, para concertar un plan que consistía en influenciar a los importadores venezolanos para que no compraran productos a los empresarios colombianos y así desabastecer los comercios venezolanos. La reunión era para concertar con Uribe de que convenciera a quienes le venden a Venezuela los productos para el abastecimiento alimentario que no lo hicieran; y Capriles se encargaría de que empresarios venezolanos que importan desde Colombia para completar la canasta básica no los compraran". (Ibídem).

Como vemos el Plan Uribe Capriles se concretó luego de su derrota electoral, pretendiendo caotizar y subvertir la economía a peor estilo del caracazo, crear una réplica, un caracazo II, tal es el fin del plan Uribe- Capriles. La denuncia “se hacía eco, el diputado Andrés Eloy, de una formulada en la Fiscalía 174 de Bogotá, Colombia, por el abogado Aurelio Jiménez Callejas contra el candidato presidencial perdedor Capriles Radonski y el ex presidente Uribe para desabastecer los supermercados venezolanos. Para el jurista colombiano, Capriles es responsable de los delitos de menoscabo de la integridad nacional, concierto para delinquir y obstrucción de la justicia, refería una nota de prensa de TeleSur de mediados de mayo de 2013. Jiménez Callejas detalló que Capriles y Uribe sostuvieron una reunión el 25 de noviembre de 2011 en el hotel Dan Carlton de Bogotá, donde los dirigentes diseñaron una estrategia electoral en contra del comandante Chávez, el cual consistía en influenciar a los importadores venezolanos para que no le compraran productos a los empresarios colombianos, con el único propósito de desabastecer los supermercados venezolanos”. (Henry Escalante, http://aporrea.org/imprime/a193837.html, 25-08-2014).

Con esto se quiere explicar las causas de la escasez, los desequilibrios macroeconómicos cuya responsabilidad recae el sector privado capitalista y políticos de derecha que buscan desestabilizar la economía venezolana, “estas orientaciones políticas, en su conjunto, crearon una economía de puerto, afectaron el empleo productivo, aumentaron la dependencia de la renta petrolera, generaron escasez de bienes y servicios, produjeron sobre- valuación del bolívar, así como una alta inflación que ha deteriorado  el salario real y ha afectado el nivel de vida de la mayoría de la población” de acuerdo con Blanco, estamos hablando que el sector capitalista dejó de producir a nivel nacional, generando escasez de bienes, para pasar a una “economía de Puerto”, dependiente de la renta petrolera, afectando el empleo productivo, sirviéndose del desfalco del tesoro en divisas presionando la devaluación del bolívar, así como “una alta inflación que ha deteriorado  el salario real y ha afectado el nivel de vida de la mayoría de la población” de acuerdo con M. Blanco.

¿Ahora cuál es la situación económica y social? ¿Cuáles son las consecuencias  a causa de las acciones económicas y políticas de la burguesía y la derecha apátrida venezolana? “La economía requiere, aproximadamente, 40 mil millones de dólares para cubrir las importaciones. Más de 7 millones de venezolanos trabajan en la economía informal. El 95% de las divisas provienen de las exportaciones petroleras. El PIB para el presente año será negativo en 2,50%. Confrontamos una escasez promedio de más del 30%. La inflación  anualizada está ubicada en el 62%. El salario mínimo de 476 dólares bajo a $85. El 600% de los bolívares que circulan son inorgánicos. La deuda pública ronda los   250 mil millones de dólares. El déficit fiscal es del 15% del PIB. Las exportaciones no tradicionales que habían aumentado al 30% bajaron al 5%. Se necesitan $ 14mil millones para cancelar la deuda pública del presente año. Y las reservas internacionales rondan los $ 20 mil millones, con cuatro precios en su tasa de cambio”. (Máximo Blanco).

Al parecer la economía productiva privada demanda para la importación 40 mil millones de dólares, una vez abandonada la producción interna, disminuyendo las exportaciones, dependiente de “la economía importadora de puertos”  y de las divisas, desacerando el producto interno bruto, escaseando bienes a más del 30% y disparando la inflación a más de 60% depauperando el salario, pasando éste de 476 a 85 dólares y por último, informalizando la economía con más de 70 millones de trabajadores informales.

            ¿Quién verdaderamente está en crisis económica, el sector público o privado? El sector público se mantiene solido con los niveles de precios del petróleo internacional, genera el 95 % de las divisas, dispone de reservas internacionales de $ 20 mil millones, en cambio los ingresos privados a causa del control cambiario se ve resentido, el modelo privado ha fracasado, su giro a la economía de puerto fue un error en su pretensión de sabotear la economía venezolana, ahora “ladran los perros hasta morderse la cola”, por las consecuencias creadas: “la vaca petrolera no produce las divisas suficientes para,  entre otras operaciones, realizar las importaciones, pagar la deuda pública, cubrir el presupuesto nacional, financiar el populismo y seguir con la regaladera internacional, la economía está en crisis” termina reconociendo Máximo Blanco.

La oposición no distingue bien lo que es el populismo y la participación protagónica y participativa del pueblo en la revolución bolivariana, no comprende la diferencia entre la solidaridad revolucionaria y las dádivas populistas, piensa que la expansión del gasto público en programas sociales es “regaladera”, populismo, cree que un 15% del PIB como déficit  es reflejo de crisis, cometiendo errores de cálculo político y económico con su imagen catastrofistas de la economía, sus opiniones apocalípticas pese a las reservas internacionales acumuladas y el apoyo de China, aparte de que la deuda se amortiza si no se cancela de inmediato, es decir los 14 Mil millones de dólares, como es obvio, la crisis es inducida y frente a ella, adviene un conjunto de decisiones que el gobierno seguramente tomará en cuenta.

Entre las medidas supracitadas, “reforma fiscal, venta de CITGO, aumento de la gasolina, devaluación del bolívar, reforma tributaria, incremento de los servicios públicos y mayor endeudamiento”, ¿Porque de las medidas? Ya sabemos para enfrentar “la fracturación de la economía”, “la crisis económica” pero para ello, se debe sin dejar de acometer el gasto social, frenar el ataque al bolsillo de los consumidores que viene haciendo los especuladores, “eliminar el despilfarro público, subsidiar las empresas socialistas del estado, fortalecer el sistema de control y supervisión ministerial, gubernamental y local, frenar y suprimir la corrupción privada y pública, reparar los desequilibrios macroeconómicos generando por el sector privado capitalista en su intento de subversión y caos cuya tempestad  política pretende crear pero el gobierno tendrá que prevenir la con el paquete de políticas socialistas que amortigüen las medidas de ajuste presupuestario.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2562 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a194111.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO