S.O.S Venezuela

Ustedes se sorprenderán, pero si alguna vez la oposición venezolana ha sido sincera con sus peticiones es ahora, cuando reconocen de viva voz y con carteles muy bien diseñados, su ignorancia social, su incapacidad para entender la realidad y su necesidad de atención psiquiátrica urgente. Ellos, han sido claros en sus reclamos y hasta han llegado al desespero para que nos enteremos de sus grandes carencias afectivas, sociales y cognitivas, de allí su infinito andar por las calles con su cartelito de SOS VENEZUELA, rogando ayuda a cada venezolano revolucionario de bien aunque contradictoriamente deseen la asistencia de los Marine y sus misiles de paz, y por ello giren y griten, maldiciendo sus orígenes étnicos, raciales y de clase.

Si usted por casualidad usted se topa con esta especie de zombis manito blanca y sus mami y papi, mírelos a los ojos y obsérvele la expresión de amargura de sus rostros, para que certifique como ese grupito de muchacho y sus amos imperiales, bajo los efectos de su sobredosis de odio con sinceridad le solicita S.O.S (Solicito Oportuno Socorro) a Venezuela. Pero tome sus precauciones al asistirlo, recuerde que no entienden de razones ni menos aún admiten argumentos ciertos que le contradiga, no respetan a las mayorías, son racistas, xenófobos y enfermos.

Les juros, que en un tiempo creí que era una ironía para burlarse de nosotros, pero no, es una cosa seria el malestar que estas pobres almas expresan, y mucho más seria, ahora que la racionalidad objetiva por la patria impone la calma y paz como escenario de convivencia en pro de todos por igual; ahora que parte de sus líderes acuden al llamado hecho por el Jefe de Estado e inician el camino a la consolidación de la Republica donde tenemos que caber todos; ahora que se ha revelado que detrás de las pacificas barricadas, la pacifica molotov, la pacifica guaya degolladora de motorizados y los pacíficos disparos a mansalva contra ellos y nosotros, hay paramilitares, asesinos profesionales y mercenarios traídos con el fin de llevar el caos hasta sus últimas consecuencia y así derrocar a la revolución.

Y es que esta pobre gente de oposición irracional, esta tan aturdida por los efectos malévolos de sus miedos expresados en odio visceral que no les permite ver, mirar, sentir y entender la realidad que les circunda. A esa gente se le ha mentido con la promesa infame de que por estar en las calles matando y rompiendo el gobierno va a caer.

Afortunadamente el corazón socialista, humanista y revolucionario de Hugo Chávez forjo en nuestras almas la bondad para con el desvalido, el extraviado y el confundido y en ese sentido les extendemos la mano para sacarlos de ese terrible laberinto. Les queremos ayudar pero sepan que la única ayuda posible que Venezuela les puede dar, es el camino marcado por la Constitución del 99 donde a pesar de sus odios esta expresada la estructura de esta patria y la mayoría así lo ratifica.

Aquí los esperamos para cambiarle su odio por amor socialista y revolucionario. Paz, y más nada


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1755 veces.



Ángel Rafael Tortolero

Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico Ex Embajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Internacional Bolivariana y Miembro de la Línea de Investigación: Políticas Publicas y Pensamiento Contra Hegemónico. Militante del PSUV

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ángel Rafael Tortolero Leal

Ángel Rafael Tortolero Leal

Más artículos de este autor