Porqué pienso que Leopoldo López y María C Machado trabajan para Maduro

Si en el seno del chavismo, ciertos errores de los dirigentes, venían generado fracturas que ponían en riesgo la unidad en las filas de la revolución, las acciones de la derecha opositora y el plan golpista que desde el 12F han implementado apelando al formato fascista imperial parece que servirán para consolidar el liderazgo de Nicolás Maduro en la Presidencia y una apuesta definitiva del pueblo mayoritario por la continuidad de la Revolución.

Es cierto que la partida física de Hugo Chávez (5 /03/2013) puso en vilo a la revolución y en las elecciones presidenciales de abril de 2013 apenas por escaso margen de votos Nicolás Maduro logra alcanzar la Presidencia de la República y con ello garantizar la continuidad del chavismo en el poder. Lo paradójico de este “pírrico” triunfo de Nicolás fue que vino a mostrar nuevamente, al chavismo y al país todo, la vocación fascistas de una dirigencia opositora que manchó de sangre (con el funesto saldo de 12 personas asesinadas) los resultados que por primera vez, después de 14 años, la colocaban muy cerca de un triunfo electoral democrático.

La arremetida fascista de la derecha no vino sino a fortalecer el debilitado liderazgo con que Nicolás asumía la Presidencia y su liderazgo en el chavismo, en ausencia de Chávez.

La arrogancia opositora y sus ansias desmedidas de poder los condujeron a participar en las elecciones municipales del 8D planteándolas en términos de un plebiscito, idea según la cual Maduro debía dejar la Presidencia en caso de que los candidatos de la MUD obtuvieran la mayoría de las Alcaldías disputadas, dado que dichos resultados evidenciarían el “fraude electoral” que ellos decretaron en las elecciones del 14 A.

Dado que los resultados electorales del 8D sumaron más de 1.000.000 de votos de diferencia, por encima de los candidatos de la MUD, la tesis del fraude electoral del 14 A se hizo aguas y Nicolás Maduro terminó fortalecido, con esta relegitimación de su liderazgo con ese indudable empujón que le diera la dirigencia opositora enceguecida y obnubilada por el poder.

Después de más de 12 días de violencia impuesta por la derecha a partir del 12F (2014), con el fascismo desatado, y muchos focos de violencia activados, con un guión imperial se ha pretendido poner en marcha un golpe de estado en un formato similar al del 11 abril del 2002, que ya suma un terrible y trágico saldo de 13 personas asesinadas e innumerables pérdidas y daños al patrimonio público, a pocos días de que los focos de violencia terminen de apagarse, es evidente que esta nueva escalada opositora termina fortaleciendo a Nicolás Maduro y cohesionando al chavismo.

Apostamos a que superará este trance la Revolución Bolivariana y no lograrán sus enemigos encaminarla al pueblo al camino de la violencia.

Con Chávez, Maduro y el Pueblo Socialismo seguro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2266 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: