Henrique Capriles Radonski nos está llevando a una guerra civil

No podemos comportarnos como dicen que se comportan las avestruces: “metiendo la cabeza en un hueco en la tierra para no ver lo que es obvio de toda obviedad”; es decir, el señor Henrique Capriles Radonski nos está llevando, con constancia, perseverancia, con la frialdad del burgués y del capitalista (Sombart), comportándose como “todo un rambo” a la “guerra civil venezolana”, es decir, a la “libianización iraquí venezolana”. En ese comportamiento, en esa actitud, en ese diseño no hay amor por nuestra Patria, Venezuela, no hay “amor al prójimo”, es decir, hay una esquizofrenia cuando se reza a la Virgen María y se desea la muerte de toda una sociedad calificada de “chavista”; con ese comportamiento solo hay fascismo de pensamiento y nazismo de comportamiento. Para nada es importante la sangre de los y las venezolanos que correrá por las calles de la Patria porque el objetivo es “asesinar revolucionarios al mejor estilo de Pinochet”; es acabar, destruir, desaparecer de la faz de la Tierra a la Revolución Bolivariana porque se ha empeñado en creer y promover que nuestra Patria “va camino al comunismo”, porque dice y repite, el señor Capriles Radosnki, que nuestra Patria será colonia de Cuba; porque expresa aún en fecha reciente que nuestra Patria, Venezuela, no debe ser solidaria de los pueblos del Caribe, los pueblos de Centroamérica, de las sociedades de Suramérica ni ser solidaria con todos aquellos países que no son del agrado de Washington. Así es la verdad de Henrique Capriles Radonski.

El señor Henrique Capriles Radonski promueve el “patoterismo ramplón anti-comunista”, promueve la sumisión de Venezuela a los intereses de las derechas europeas de España en la figura del partido Popular Español con todas las anuencias y actuales sumisiones del partido Socialista Obrero Español, tendrá los apoyos de Alemania y sus derechas demócrata-cristiana en su dos (2) versiones políticas; promueve el señor Capriles Radonski la sumisión a las políticas y los intereses del Poder de los Estados Unidos de América en los renglones de la geopolítica y la geoestratégica del Imperio en sus políticas en reingeniería del imperialismo de las actuales realidades geopolíticas mundiales. El señor Capriles Radosnki asume como propia las preocupaciones de Washington y el Pentágono por la presencia solidaria y por las inversiones de la República Popular China no solo en Venezuela sino, también, en otros países latinoamericanos. El señor Capriles Radosnki es sumiso a sus propias debilidades intelectuales (alienación sicológica) cuando no tiene “el guaramo” para “parar el alud socio-consecuencial” de sus propias palabras, frases y manipulaciones orales con gestos corporales del mejor estilo “hitleriano”.

El señor Henrique Capriles Radonski está promoviendo, cotidianamente, el miedo en esos sectores de inmigrantes europeos que nuestra Patria, Venezuela, los recogió, los reconoció con todos sus derechos humanos, que llegaron a nuestra Patria, Venezuela, huyendo y escapando de las “guerras europeas”, del hambre profunda, de los recuerdos cuando “hermanos se enfrentaban entre sí” como sucedió en la “Guerra Civil española”, recuerdos en el inconscientes de esos inmigrantes cuando “padres se enfrentaban a hijos e hijos contra padres” como sucedió en los campos de batalla de Andalucía, Extremadura, en la “Batalla del Ebro”, cuando en Badajoz (Extremadura) metieron a toda una población en la plaza de toros para ir sacándolos a sus fusilamientos que, a decir de la historia popular, “…la sangre corría calles abajo…”, según nos lo narró nuestro propio padre. Ese escenario se repitió en Santiago de Chile en el escenario del estadio de futbol y los fusilamientos y desaparecidos durante el “golpe de estado” de Augusto Pinochet. El señor Capriles Radonski y Su Eminencia, el Cardenal, aún no le han comunicado que el fundador del Opus Dei, durante la “Guerra Civil española” tuvo que ser protegido y refugiarse en algún convento de Madrid, precisamente, a consecuencia del odio que se originó en España porque “era comunista”.

El señor Henrique Capriles Radonski debería informarle a sus adeptos, seguidores y alienados cuál es, verdaderamente, su objetivo personal y político y su ideología. Debería informarles cuáles serán las consecuencias de sus actos, de las consecuencias ante los “ojos de Dios” (pareciera que los infiernos tendrán mucho trabajo); debería informarles, el señor Capriles Radosnki, qué significa y cuáles son las consecuencias sico-sociales cuando los inmigrantes que vinieron a nuestra Patria a “vivir en paz” tengan que “salir corriendo” con sus familiares de regreso a sus países “con una mano adelante y otra atrás” dejando todas sus propiedades producto de años de sacrificios, de trabajo duro, de ahorro, de, en ocasiones, humillación. El señor Capriles Radosnki debería informarles a esos inmigrantes que tendrán que salir corriendo para evitar “todas las tragedias de una guerra civil” que regresarán a España, Portugal, Italia, Haití, Colombia, Ecuador, Perú, en momentos cuando, en algunos de esos países, sus jóvenes están emigrando a otras latitudes porque no tienen y podrán tener trabajo, una casa, una familia normal; tendrá que explicarles el señor Capriles Radosnki porque tendrán que refugiarse en las casas de sus familiares “arrimados”. El señor Capriles Radonski debería informarles a esos sectores sociales de inmigrantes con “muchos años de vida” en esta noble Patria que se llama “Venezuela” que serán y se convertirán en “apátridas”, en “refugiados”, en “incómodos asiliados” porque no se pudieron llevar el producto de sus años de trabajo en esta noble Patria, Venezuela, que los acogió, los protegió e, incluso, que hoy en día tienen una pensión que les permite “darse sus gusticos cotidianos”.

Eñ señor Henrique Capriles Radonski debería explicarle a toda la sociedad venezolana cuál es su proyecto y programa para nuestra Patria, Venezuela, para que todos los sectores sociales que cohabitan en Venezuela, incluyendo el sector de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que sepamos cuál es “su varita mágica” para, según el señor Capriles Radonski, “elevar los sueldos y salarios” de todos los empleados tanto del sector público como privado, de los obreros y obreras, de los campesinos y campesinas, de los beneficiados por las políticas de las Misiones Sociales que permiten evitar el desembolso de millones de bolívares en una clínica privada por una “cesarea”, por una operación de corazón, por una operación de los ojos, por una operación de próstata. El señor Capriles Radonski deberá informarle a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) cuál es su concepto de Independencia para nuestra Patria, Venezuela, independencia actual que hemos heredado por los sacrificios personales de Simón Bolívar, Mariscal Sucre, Rafael Urdaneta, de Hugo Rafael Chávez Frías, solo por nombrar a algunos de los líderes de los ejércitos libertarios sin desconocer a todos y todas de ese pueblo que dieron su vida, sus sacrificios personales que aparecen en los documentos de la época de la lucha por la Independencia, que dieron su sangre por la dignidad patria, por la libertad, por la honra, por la Historia de la Patria y de todo el territorio continental suramericano.

El señor Capriles Radonski debería “pararse frente a frente” a los oficiales de nuestra FANB para explicarle su proyecto político-militar que impondrá cuando se vaya desarrollando la “guerra civil” que está promocionando como cualquier “patorero”. El señor Capriles Radonski deberá explicarle no solo a los dignos, nacionalistas y patriotas, hombres y mujeres, de nuestra FANB, “pararse frente” a los cadetes de nuestras Escuelas Militares, pararse delante de todos y todas los estudiantes de la Universidad Militar para explicarles que todo el parque militar adquirido en Rusia, China y otros países “se van a la basura” para comprar los cazas militares estadounidenses que no estarán al mismo nivel que adquirirán Arabia Saudita cual, asu vez, es de menor calidad tecnológica que la que le venderán al Estado de Israel. El señor Capriles Radonski deberá informarles a los dignos militares herederos de libertadores de Venezuela cuál será la “doctrina actual del Pentágono” que se impondrá en Venezuela, nuestra Patria, rechazando la “doctrina nacionalista proveniente del pensamiento de Simón Bolivar y de Hugo Rafael Chávez Frías”.

El señor Henrique Capriles Radonski deberá “quitarse el disfraz”, “quitarse la máscara”, asumir que no solo no estamos en “una tragedia griega” sino que estamos frente a la realidad que significa nuestra Patria, Venezuela. El señor Capriles Radonski deberá decirle a la sociedad venezolana “la verdad” y no “media verdades”. El señor Capriles Radonski deberá informarle a toda la sociedad venezolana e internacional “la verdad” sobre su sumisión a los intereses internacionales de las derechas internacionales. El señor Capriles Radonski deberá explicarles a todos los gobiernos de todas las naciones que han reconocido el indiscutible triunfo de Nicolás Maduro Moros de los porqués de su no reconocimiento a la decisión voluntaria de la gran mayoría de la sociedad venezolana que votó por el triunfo de Nicolás Maduro Moros. El señor Capriles Radonski deberá informarle a sus adeptos, seguidores y alienados cuál serán las consecuencias internacionales de sus acciones actuales en desarrollo hacia la “guerra civil” porque ya ha comprendido el señor Capriles Radonski que por la vía del “golpe de estado continuado” que es un medio y no un fin en si mismo, una etapa obligante, que no podrá llegar a Miraflores. El señor Capriles Radonski deberá informarle a sus adeptos, seguidores y alienados las consecuencias que conllevará la “guerra civil en nuestra Patria, Venezuela” tanto porque tendrá que solicitarle a los EEUU de América que envíen los 10 mil marines que “caben en la Embajada estadounidense” en Valle Arriba como informarles que, los adeptos internacionales chavistas, también reaccionarán en consecuencia.

Señor Henrique Capriles Radonski deberá asumir sus propias miserias, deberá dejar de manipular a la sociedad venezolana que convive en paz en y de nuestra Patria, Venezuela, asumir que su proyecto de “guerra civil” tendrá su respuesta sí usted, señor Henrique Capriles Radonski, sigue desarrollando su programa de “golpe de estado inconcluso” con la finalidad de desarrollar el caos para llevar a Venezuela y a toda su sociedad a la “libianización iraquí” de Venezuela porque la FANB acompañada por los chavistas, por todos los chavistas, nacionales e internacionales, sabrán hacerle frente a tan tamaña osadía y egoísmo de usted y sus secuaces.

delpozo14@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5347 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a164523.htmlCd0NV CAC = Y co = US