Lo que la burguesía nunca podrá entender...

Los analistas de la burguesía, los muy famosos e informados tanques pensantes del capitalismo, nunca podrán entender el amor revolucionario. Desencajados quedan cuando en los cuadros dirigentes de la revolución se acata plenamente los mandamientos de Chávez, el comandante supremo, el preclaro líder que fue capaz de prever el futuro y tomar la decisión adecuada en el momento oportuno. La burguesía nunca puede entender a Cristo y el porqué entregó su vida a favor de los pueblos. Sin embargo, con el más absoluto descaro utilizan a Cristo para amansar a los mismos pueblos que el prometió liberarles el alma. Con este fin, los traidores han sido la piedra angular para engañar y manipular, pero cada día los detectamos con mayor claridad, quien nos abrió los ojos para lograrlo fue Chávez, que nadie tenga duda de ello.

En la mente de los burgueses no puede existir la vida sin el único dios que ellos veneran, el “dios” dinero, así piensan, así actúan, sus acciones son motivadas por ese concepto y por ese “dios”, el dios dinero, el dios mezquindad, el dios demonio podríamos decir.

Que Diosdado y Nicolás sean capaces de amarse como hermanos no lo entienden ellos; ellos no tienen hermanos, no tienen padres, solo acciones en la bolsa de valores e intereses comerciales, por eso no entienden que los chavistas no nos peleemos por el poder, no entienden que estamos estableciendo una nueva ética política. Estamos rescatando el apostolado de la política.

Cuando nuestros estatutos y reglamentos establecen que nadie se puede auto postular para candidato (a), estamos en esencia creando una nueva forma de hacer la política, esto sin duda es revolucionario, es nuevo, con vida propia, que es capaz de sembrarse en un pueblo hastiado por la desidia y las mafias politiqueras que lo subyugaron.

Quienes no entiendan estos cambios profundos andan desesperados, no solo del lado de los partidos de la burguesía, de nuestro lado también hay quienes no entienden este cambio, porque no son revolucionarios, se acercaron a la revolución como lo hizo Ismael García, Henry Falcón, Luis Miquelena y muchos otros, con una sola intención, descarrilar la esencia revolucionaria de Chávez y el proceso, pero también esos estarán en estampida.

Hoy los burgueses se frotan las manos luego de la muerte de Chávez, como son individualistas creen que así somos los revolucionarios; están equivocados totalmente. El ejercicio de la política revolucionaria no es hecho para usufructuar de beneficios, es hecha para servir. Ese lineamiento nos los dio Chávez hace tiempo, muchos no lo tomaron en cuenta, por ello “andan más perdidos que Adán el día de las madres”, tal como lo señala la máxima popular, la burguesía y su aparato ideológico también se equivocan en estos análisis, están perdidos.
“Ya no nos quitan lo bailao”, solía decir Chávez, ciertamente nadie puede negar la profundización de la revolución en las bases populares, a veces incluso superando a los que cumplen roles de dirigencia…esto es una revolución y así debe continuar, para despecho de mucho oportunista que intentó descarrilar el proceso.

Los burgueses mientras tanto seguirán viendo el mundo bajo su lógica, creerán que su dios el dinero lo resuelve todo, pero será tarde cuando se den cuenta que Cristo resucitó de entre los muertos, y como ahora es inmortal invitó a los otros inmortales: Bolívar y Chávez y andan encarnándose en cada uno de los habitantes de esta tierra para que hagamos de la política un apostolado de servicio. Eso representa un inmenso cambio cultural que involucra a todo un pueblo y que por las características de nuestra revolución a veces nos detiene la lógica burguesa, el ambiente electorero y las prácticas cuarto republicanas, no obstante, de cada circunstancia aprendemos y seguimos la marcha, aferrados como Chávez a Cristo, a las ideas de Chávez, el revolucionario, el redentor de los pueblos.

Nicolás continuará con el legado de Chávez, unida sólidamente la dirección de la revolución, el alto mando político-militar de la revolución cada días está más fuerte, eso nos alegra y nos complace, esa unidad debe bajar a las bases, hacerse carne en el pueblo, porque es el único llamado a realizar la gesta más grande de la humanidad… ¡Construir el socialismo!. Por la burguesía no nos preocupemos, ellos no conocen de amor, ellos no conocen de sentimientos de hermandad y de solidaridad, ellos no saben lo que es la alegría, solo saben que hay dólares, bolívares y trampas para saquear las riquezas de los pueblos, no lo permitiremos.

TODO CHAVISTA VOTA POR MADURO… CON CHAVEZ SIEMPRE

latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1650 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor