Trincheras de Ideas

¿Y los fascistas que quemaron la bandera cubana no van a ir presos?

Finalmente se produjo lo que parece ser un primer acto de justicia ante la brutal y desproporcionada ofensiva política del grupúsculo fascista juvenil Javu al ser detenido y presentado ante la justicia un líder de esa ilegal agrupación José Antonio Peralta. Varias serían las acusaciones que le pueden imputar al indiciado. Desde instigación para delinquir, daños a la propiedad, agresiones a un adulto mayor y poner su vida en peligro al arrebatarle un marcapasos, agavillamiento, pues él no fue el único que agredió de palabra y empujones al ciudadano que ejercía su derecho a expresar sus opiniones, si se ve el video fácil es constatar la participación violenta de más de diez personas contra el adulto mayor, los improperios y groserías que le proferían, ofensas morales de todo género.

Y surge una pregunta lógica: ¿Al resto de los agresores de palabra, que actuaron en patota y cayapearon al ciudadano, no les sale justicia, se van a ir lisos a volver con sus agresiones contra otros ciudadanos en otras “jornadas”? Porque esa es una política impulsada por el gobierno norteamericano y ejecutada por los grupos fascistas criollos, comenzando por el grupo ultraderechista Primero (In) Justicia y sus grupos paramilitares. Forma parte de un plan subversivo varias veces denunciado y de un golpe en desarrollo.

Pero se ha dejado pasar la horrible acción de los grupos juveniles fascistas de desarrollar toda esa política contra Cuba y su gobierno revolucionario, haciéndola aparecer como nación que no sólo manda en Venezuela sino es una nación colonialista y otras sandeces parecidas, porque así lo dictan los intereses anti venezolanos de los militares del Pentágono yanqui, del Departamento de Estado, organismos de inteligencia como la CIA, empecinados en derrocar a Chávez y a la revolución venezolana.

¿Se justificaba que el gobierno revolucionario permitiera que el reducido grupúsculo de fascistas se encadenara y preparara su show frente a la Embajada Cubana permitiéndoles llegar a los grotescos niveles de depravación política y agredieran de palabra a un pueblo y a un gobierno como el cubano, hermano de lucha y de intereses? ¿Esos son los “derechos” de los opositores? Evidentemente que allí el gobierno falló desde un principio, no ha debido permitir ese exabrupto. Cuando la Guardia Nacional Bolivariana actuó la primera vez han debido sacar de ese lugar al grupo subversivo, no dejarlo que se consolidara para, a partir de esa debilidad gubernamental, desplegara su accionar político anti gubernamental y anti cubano, “si se portaban bien”.

La ofensiva de los grupos javusistas se manifestaron en varias ciudades de Venezuela, Mérida y Caracas entre otras. Allí la aberrante provocación consistió en quemar la bandera cubana, símbolo sagrado de una nación y que en ese caso particular nos duele más porque fue concebida por un venezolano, Narciso López. Esa barbaridad se repetiría varias veces. Evidentemente formaban parte de la provocación subversiva. Provocación al pueblo y a la nación cubana. Provocación al gobierno revolucionario venezolano. Provocación a los miles de cubanos que comparten con nuestro pueblo el esfuerzo por llevar adelante la Revolución Venezolana.

¿Por qué el gobierno no ha actuado contra aquellos que quemaron, en acto grotesco, lleno de vileza y ruindad, acto terrorista contra la soberanía de un pueblo, quemando la bandera de un país que no es tan caro, donde están aquí cerca de 50 mil internacionalistas cubanos, médicos de Barrio Adentro y mil especialistas más? ¿Va a dejar nuestro Gobierno pasar esos delitos de quemar la bandera de un país por grupos irresponsables? ¿Quemar una bandera no es un delito tipificado en nuestras leyes? El pueblo venezolano espera que el Gobierno actúe, que el Ministerio de Interior y Justicia aprese a los violadores de la soberanía del pueblo cubano al quemar su bandera.

Si se actuó contra el agresor del anciano ¿por qué no actuar contra los que quemaron las banderas cubanas que están identificados en fotos y videos, y son los mismos de los que estaban de picnic ante la Embajada de Cuba en Chuao?

Cabe preguntarse si el gobierno cubano puso una queja ante el gobierno venezolano por “dejar pasar”, “dejar hacer” esos aberrantes actos de ofensa a la dignidad cubana.

El movimiento popular y revolucionario, bolivariano, socialista y comunista debe organizar un acto de desagravio al pueblo cubano en el mismo sitio donde estuvieron los facinerosos fascistas. Convocar a todos los venezolanos que han recibido los beneficios de la medicina cubana en la Isla. Convocar a los grupos sociales y políticos revolucionarios. Si dejaron estar a esos degenerados hacer lo que prácticamente les vino en gana, nosotros si tenemos derecho a defender a nuestros hermano cubanos. Ya en el pasado lo hicimos cuando en el 2002, antes del golpe de abril, se produjeron las primeras agresiones a Cuba, porque eso no es nuevo. El odio visceral yanqui contra Cuba, Fidel, Raúl, la Revolución Cubana que la oligarquía yanqui ha alimentado desde el triunfo de la Revolución, lo compró completo la oligarquía venezolana, esa burguesía descompuesta, putrefacta, maldita, que se asume igualmente enemiga de la Cuba solidaria, revolucionaria, internacionalista y le teme, que la odian porque su extraordinaria medicina y médicos le salvaron la vida al comandante Hugo Chávez.

¡Vamos a organizar un gran acto de desagravio a Cuba y su pueblo!


(humbertocaracola@gmail.com) (Con Chávez, Maduro y la Revolución bolivariana y socialista, todo)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2012 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: