Es contigo, Emeterio Gómez… Mayamero

Mario  silva  en  su programa La Hojilla mostró esta semana al ¿economista?
Emeterio  Gómez  en  una  entrevista  donde atacó al comandante  Chávez por
dirigir  un  gobierno  comunista, con unos argumentos que ya no producen ni
siquiera  risa.  En su lugar generan lástima por la pobreza argumental y la
manipulación descarada.

Si  nos  viésemos  obligados  a  decir  en público lo que dijo el mayamero,
habíamos  corrido,  al  salir del estudio de televisión, a  quemar nuestros
libros de economía, de la pura vergüenza.
Nada nuevo dijo este personaje que pareciera haber sacado su pensamiento de
la  mismísima  tumba  de  Arthur  Macarthur.  Un  anticomunismo enfermizo y
atrasado por lo menos 20 años en la historia,  fue lo que dejó en evidencia
el  supuesto experto en economía. Que si el comunismo de la Unión Soviética
fracasó,  que si China es hoy un país capitalista y que Cuba está sumida en
la  pobreza  por culpa del comunismo fueron algunas de las afirmaciones que
hizo Emeterio, sin entrar, por razones obvias,  en detalles.

Según  este  personaje  hoy da vergüenza declararse socialista en cualquier
evento internacional.
¿Han  visto  mayor  ridiculez? ¿Y qué es lo que hacen líderes como  Chávez,
Correa, Ortega, Raúl, Lula, Dilma y muchos más?
Mas   no  es en las pendejadas que dijo Emeterio donde queremos detenernos.
Quisiéramos usar este espacio para analizar una frase que le brotó del alma
al  mayamero  y  que  representa  la  gran  mentira de los defensores de la
explotación   humana:   “El  único  sistema  capaz  de  generar  riqueza  y
prosperidad es el capitalismo”.

Sobre  el  contenido de esta afirmación lo primero que hay  que preguntarse
es ¿prosperidad y riqueza para quien?
Emeterio   olvida  (obviamente  de  manera  intencional)  que  una  de  las
estrategias  de  los capitalistas para asegurarse la vigencia de su sistema
de  explotación, se fundamenta en la generación de una masa de desempleados
dispuesta a convertirse en mano de obra barata.

Mientras exista desempleo el explotador podrá chantajear a sus trabajadores
con  el  argumento  de  que  miles  de personas están dispuestas a hacer su
trabajo por el mismo salario o incluso por menos.
Esa  es la razón de la existencia de maquilas. Las grandes empresas, fieles
a  su filosofía de obtener la máxima ganancia posible,  mueven sus fábricas
a   regiones   con  paupérrimas  condiciones  laborales,  para  evadir  los
beneficios   que  en  sus países de origen han conquistado los trabajadores
con sus luchas y organización.
¿Que  con  ello  generan  desempleo en su propio país? ¿Y quien dijo que el
capital entendía  de solidaridad o patria?.

Tratando  de  exponer  la idea más claramente. En la producción de bienes y
servicios intervienen dos elementos fundamentales: el capital y el esfuerzo
intelectual y físico del trabajador. El dominio del capital lleva a que sea
el  dueño  de  éste  el  que  se  lleve la gran tajada, pues la premisa del
sistema es que el dinero vale más que el intelecto, el esfuerzo, la salud y
la vida de los trabajadores.

Por  ello  es  que  les  resulta  imprescindible  mantener  un  ejército de
desempleados.  Si  no  fuese así (sino hubiese desempleados) el capitalista
tendría  que  ceder  ante  las aspiraciones de los trabajadores y darle más
valor a su vida y esfuerzo que al capital.
¿Conclusiones?    El   desempleo   le  es  intrínseco  e  indispensable  al
capitalismo,  la  riqueza  que  genera  el  capitalismo  está  destinada al
capitalista y el progreso del que habla Emeterio hay que verlo con una lupa
diferente  a  la  que  usa  este  connotado  retrógrado…  veamos como es en
realidad:

¿De  qué  progreso  habla Emeterio? ¿Será del mismo progreso que anda en un
autobús que conduce Radonski?
Si  hablamos  de  los  “países  desarrollados” habría que preguntarle a los
ciudadanos  de  la  Europa Occidental si están de acuerdo con el camino del
progreso  que  les  está  obligando  a  recorrer el capitalismo. Allí en la
explotación  cruel  que  obliga a los ancianos a trabajar por la pérdida de
sus  pensiones, en la pérdida de la vivienda de millones, en la búsqueda de
comida  entre la basura, en la imposibilidad de obtener asistencia médica y
en  el  inmenso sacrificio económico que hacen para poder estudiar es donde
se  refleja  bastante bien la otra cara de la moneda que esgrime el experto
economista”.

Pero más allá de la vieja y pobre Europa existe un mundo en el que millones
viven  en  condiciones  infrahumanas.  En  él  hay  más  de mil millones de
personas  atrapadas en la pobreza absoluta y de ellas el setenta por ciento
(70%)  son mujeres… ¿Será que esos mil millones de sufrientes viven en esas
condiciones por culpa del socialismo?

Cuando  Emeterio  habla  del capitalismo y sus bondades,  su pensamiento no
puede  ir más allá de una “Mayami” que a pesar de la inmensa injusticia que
alberga en su seno, pretende mostrarse como ejemplo del progreso que genera
el  capitalismo.  Ni  de  vaina menciona Emeterio a Guatemala con su 75% de
pobreza,  producto  del  capitalismo.  Tampoco  menciona La Franja de Gaza,
Zimbawe, Chad, Moldova, Haiti, Liberia, Surinan, Angola, Mozambique, Sierra
Leona, Burundi o Tayikistán.
Esas  son las regiones más pobres del planeta y Emeterio parece olvidar que
viven  bajo  la  dictadura  del  capitalismo.  Ninguno  de  esos  países es
socialista.

Lo  que  no  dijo Emeterio es que la riqueza que genera el capitalismo para
nada  sirve a las 100.000 personas que mueren de hambre al día; al niño que
muere cada 5 segundos de hambre; a los más de 1.000 millones que carecen de
vivienda;  a  los  2.000 millones que padecen de anemia; a los 880 millones
que  no  tienen acceso a servicios básicos de salud ni a los 2.000 millones
que no pueden adquirir medicamentos esenciales.
¿Qué  fácil es hablar de progreso, desarrollo y riqueza cuando no se es una
de las millones de víctimas de un sistema perverso como el capitalismo.


arellanoa@pdvsa.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2618 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor