He aquí el Plan "B" de la oposición

No se necesita ser vidente para armar el rompe cabeza del llamado plan “B” de la oposición; hay acciones que se están llevando a cabo en estos momentos, que muy bien pudieran formar parte de este macabro plan, estas acciones pueden y deben ser analizadas, “maniqueísticamente”, o sea en un plano dicotómico, bien sea de certeza, representadas en una verdad descarnada; o en una aparente certeza, representada en la mentira con disfraz de verdad. Yo los invito apreciados lectores a que hagamos este ejercicio analítico como una forma adecuada de armar el rompe cabeza.

En primer lugar: se trata de una serie de sucesos relacionados con el descubrimiento del “paquetazo”, o sea, el Plan de la oposición, para el supuesto de que ganaran las elecciones presidenciales del 7-O, ante tal revelación han habido pronunciamientos públicos de destacados dirigentes opositores alertando a la población sobre la inconveniencia de dicho plan y los peligros que representa su instrumentación; luego se han presentado ante el Consejo Nacional Electoral representantes de cuatro movimientos políticos que apoyaban al candidato Enrique Capriles Radonski, con la finalidad de retirarles su soporte a las próximas elecciones presidenciales, fundamentándose en la desorientación que dicho plan les ha causado; simultáneamente otros dirigentes opositores están llamando a no votar por dicho candidato; y, uno de ellos reveló que se sucederían nuevos pronunciamientos en tal sentido, siendo esta última manifestación la que ha encendido todas las alarmas sobre lo que pudiere venir.

En segundo lugar: hay que partir de dos hechos ciertos y conocidos, cuya presencia va a servir de ayuda muy valiosa para orientar este análisis. Primer hecho: la inmensa brecha a favor del candidato Chávez sobre el candidato de la oposición que, para el corto lapso que resta para el 7O, obliga a pensar en el segundo hecho: la existencia de un plan “B”, elaborado en Washington para ser ejecutado antes, durante o inmediatamente después de las elecciones; en este caso, sería para implementarlo a escasos días del 7O, ya que todos sabemos, que de ir a unas elecciones en tales condiciones anularía toda esperanza del imperio de apoderarse de nuestros recursos naturales. Ahora bien, tenemos una secuencia de acontecimientos, unos escenarios y unos hechos ciertos, ingredientes estos más que suficientes para despejar la incógnita arriba enunciada.

PRIMER PLANO O ESCENARIO:

Se trata de que tales acontecimientos, arriba descritos, obedezcan a un sentimiento cierto de que de realizarse el plan de gobierno de la oposición, se perjudicaría notablemente la estabilidad política de la Nación, siendo los menos favorecidos los que llevarían el peso de tal carga. Se trataría de una traición a los postulados de unidad tan cacareados por los líderes opuestos. De otra parte, se hace muy cuesta arriba pensar en sentimientos nobles por parte de quienes han generado los más graves hechos de violencia en el País en los últimos trece años, habrá siempre una duda razonable sobre tales conductas que nos impone descartar que estos acontecimientos obedezcan a sentimientos nobles. A mayor abundamiento, habría que pensar cuál sería la finalidad de tales procederes, porque estos no ayudarían en nada a su candidato, sino, por el contrario, lo hundirían más y como consecuencia la brecha se abriría, se elevaría a una verdadera paliza; pero es que esto tampoco los ayudaría a ellos mismos como disidentes, ya que quedarían en el medio de la calle y sería muy difícil pensar que los alienta un verdadero “salto de talanquera”, pues sus fundamentos ideológicos son diametralmente opuestos al socialismo chavista que mueve esta revolución. Quizás, la finalidad sería, aun cuando remota, la de una acción retorsiva por haberlos dejado, su candidato, sin la posibilidad de participar como actores políticos en la repartición de cargos públicos. Una actuación así podría servir de detonante para que se genere una reacción en cadena de los excluidos (AD, COPEI, Un Nuevo Tiempo, el MAS, etc), lo que desmoronaría, vía pacífica, el andamiaje de la oposición. Que consecuencias jurídicas traería este escenario: ninguna, las elecciones se llevarían a cabo, aun cuando el candidato opuesto renuncie antes de las elecciones; recordemos que esto ya sucedió en las elecciones parlamentarias anteriores y las elecciones quedaron validadas. Que consecuencias políticas traería tales conductas; de haberlas, estas serían de mínimo impacto ya que el elemento generador es imputable a partidarios de la misma oposición y , en consecuencia no se les puede achacar al PSUV o al propio Presidente Chávez.

SEGUNDO ESCENARIO:

Este es un escenario ligado a acontecimientos perfecta y secuencialmente planificados, para que produzcan la respuesta necesaria para la ejecución del plan”B” de la oposición. Cómo se desarrolla: comienza con la declaración, disidente, de un ex funcionario público ligado a la oposición en la cual advierte que de ejecutarse el plan de gobierno de la Mesa de la Unidad se podría desembocar en graves acontecimientos, esta declaración se presenta, incluso, en algunos medios Públicos de comunicación, con la idea oculta de darle el viso de disidencia; luego se presenta una actuación similar por parte del Vice-presidente de un partido político opuesto y Diputado de la oposición, a la cual se le da, igualmente, amplía difusión, incluso por los medios públicos de comunicación para que el oficialismo muerda el peine y crea que es verdad. Luego aparecen los representantes de 4 movimientos políticos de la oposición al propio CNE con la finalidad de retirarle el apoyo a Capriles Radonski, pero hacen una rueda de prensa a las puertas de dicho organismo para darle la mayor difusión posible, acto seguido aparece declarando un ex funcionario público de la oposición, quien expresa que muy pronto se presentarán declaraciones disidentes de representantes de la misma tendencia. Esta es una acción velada para que la opinión pública crea que se trata de hechos aislados fraguados en una gran honestidad frente a hechos perturbadores que parten de su misma gente; hay que ser bien ingenuo para creerse tan burda mentira. Cuál es la finalidad oculta de este escenario, nada más y nada menos que ir presentando un número considerable de disidencias a su candidato, y que, como acto protagónico, el propio candidato termine presentando su renuncia a las elecciones del 7O. Recordemos que esto se da porque no hay posibilidad cierta de disminuir la brecha electoral entre los dos candidatos y que existe un plan “B”, que es en el fondo el objetivo teleológico de la oposición. Ahora, cuáles serían las consecuencias jurídicas de este escenario; pienso que, al igual que el anterior escenario, éste no acarrearía consecuencias de este tipo, ya que se trata de una renuncia voluntaria y no de un hecho fortuito como sería la muerte, frente a la cual habría que posponer las elecciones a una fecha posterior, que determinará el CNE, a fin de que la oposición tenga la oportunidad de participar en los actos comiciales. Por eso es que este escenario tiene dos objetivos; el primero: que el candidato opositor renuncie, o que este sea asesinado por su misma gente. En cuanto a las consecuencias políticas: para el primer caso, se desataría una ola de violencia, “guarimbas”, asesinatos selectivos que sirvan de marco al plan “B” y se nos aplique el formato que se está utilizando en Siria, del cual ya he dado bastantes explicaciones en artículos anteriores. Se gritaría a los cuatro vientos que nuestro Presidente no quería presentarse a los comicios porque iba a perder, alegando que hay encuestadoras que le daban grandes posibilidades; a este respecto, hay que hacerle un seguimiento a una encuestadora de la oposición que ha ido bajando a nuestro candidato Chávez, llevando la brecha a apenas 13,1%, esto ya lo ha hecho esta encuestadora en otros procesos electorales para así darle un agarre al candidato de la oposición para que pueda alegar que podía ganar y el oficialismo le cerró el camino. La mejor prueba de esto es que la gran mayoría de las encuestadoras le dan a Chávez un margen ganador entre 52 y 62%; sin embargo esta encuestadora le da un techo de 43%. Esto es bastante sospechoso; quizás, cuando se lea este artículo saldrá otra encuestadora de la oposición a hacer lo mismo para que se crea que es un hecho cierto. En cuanto al segundo objetivo (el asesinato del candidato de la oposición como parte de su propio plan “B”). Esto sería algo realmente grave porque se le achacaría este acontecimiento al propio Gobierno de Chávez y se difundiría, a nivel global por las redes de comunicaciones imperiales, dando lugar a la profundización del plan “B”; por eso he dicho en mis últimos artículos, que si en mis manos estuviera le daría un apoyo de seguridad a dicho candidato. Este escenario incendiaría a nuestro amado País y surgiría algún miembro prominente de la oposición diciendo: “Les tengo una buena noticia, los marines gringos ya desembarcaron en la faja petrolífera del Orinoco”; esto no es una locura, ya sucedió con el deplorable incendio de la refinería de Amuay. Las consecuencias jurídicas de este objetivo sería que las elecciones del 7O no se llevarían a cabo en dicha fecha, sino en una fecha posterior, lo cual le daría al nuevo candidato de la oposición la oportunidad de mejorar la actuación de su antecesor; pero ante la implementación del plan “B” de la oposición, pasarían, de tener éxito, muchos años antes que podamos pensar en elecciones.

Quiero dejar, bien claro, que nuestro Presidente debe extremar las medidas de seguridad en torno a su persona, porque existe la posibilidad, igualmente, de que se esté manejando el magnicidio como percutor del formato Venezuela; sin embargo, no le veo muchas probabilidades a esta forma de acción, por cuanto que, tal hecho, produciría una conmoción de grandes proporciones que redundaría en grandes reacciones en contra de la oposición e, igualmente se devolvería, internacionalmente en contra del imperio, que es el autor y beneficiario principal de este plan.

A manera de conclusión diré, que hay que estar pendiente y seguir los pasos de esta sucesión de hechos, porque el último de ellos marcará el inicio de las hostilidades.

Independencia y Patria Socialista, viviremos y venceremos

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y Abogado del Pueblo.

brauliomartinez@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2040 veces.



Braulio Martínez Zerpa

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Braulio Martínez Zerpa

Braulio Martínez Zerpa

Más artículos de este autor