¡Buenas días, tenemos "chocolate nuevo"!

El Candijunche se mira en el espejo y siente que es un elaborado producto con un buen empaque, bien promocionado. Su equipo ha apelado a la distribución casa por casa dentro de la estrategia de mercado planteada en sesudas reuniones MUD – POLAR –medios golpistas. Tiene tremendo trabuco de impulsadores quienes si no le dan paso franco a su “capri-cho electoral” en cada tuntún quién es, se lanzan con una de tiros y trompadas porque, coño panita, si el producto viene por la derecha no me salgas por la izquierda ¡No lo pienses mucho, ARS favor!

Como en todo lanzamiento de producto, él tiene su precio promocional y en la estructura de costos hay concesiones a la oligarquía Además la estrategia incluye una campaña de intriga y slogans publicitarios que aparecen en los medios – golpistas y me perdonan si recuerdo mucho eso- para tener en suspenso a los consumidores. El problema es que los sondeos y encuestas señalan que el producto es rechazado en más de un 60% y luego de otras sesudas reuniones, decidieron imitar la competencia, la cual aceptó.

Craso error, pues el público lo califica ahora como falso, queriendo posicionarse con atributos ajenos. Para colmo de males se dejaron de intrigas y el tipo dijo a los cuatro vientos que él es un “chocolate nuevo, dulcito”. Muchos quedaron, sin haberlo probado, con un mal sabor en la boca. Otros recordaron a Napoleón Bravo, contento, aquel 12 de abril con su “¡Buenos días, tenemos nuevo presidente!”. Alguien expresó que ese majunche se las da de gran cacao.

Luego de tantos portazos en la cara, uno de sus asesores dijo: el producto no tiene con qué y no lo quieren ni 2x1. Necesitamos una nueva imagen. Capriles lo despidió alegando que a él nadie le iba a aguar el chocolate. Sin embargo dicen que por Valencia le están dando los últimos toques a una nueva presentación de Frijolito.

Epílogo

En el CEN de AD está el “honorable” diputado Edgar Zambrano, dando el parte de lo acontecido en Barquisimeto a Henry Ramos Allup:

-...y si no hubiera sido contra nosotros, me hubiese reído recordando nuestros buenos tiempos de cabilleros. Los tipos se ensañaron, tenemos varios heridos. Ese tocayo suyo le hizo el trabajo sucio a Capriles. Allá no nos quieren.

El aludido lo mira con mueca de Pedro Navaja, busca un viejo disco de 45 rpm y mientras lo saca de la funda, le suelta a Edgar:

- Que tengamos el mismo nombre no nos iguala. Yo no gasto pólvora en zamuro y ese todavía tiene mucho que aprender sobre traiciones. A quien hay que enseñarle cómo es que se bate ese chocolate es a Henrique, con su tocayo Salas Romër.

Pone el disco en el viejo aparato de ACUDE. Es el sexteto Juventud y su “Tú eres caramelo y chocolaaaate, tú eres la alegría de mi vida....


placidordelgado@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2940 veces.



Plácido R. Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Plácido Rafael Delgado

Plácido Rafael Delgado

Más artículos de este autor