¿A Marquina se le “chispoteó” o se le escapó en público la estrategia?

El diputado Alfonso Marquina es un adeco y no crea usted que un adeco
cualquiera; es uno de esos convencidos de que “adeco es adeco hasta que
se muera”.
Para nada desmerita su condición de adeco el que ahora milite en Un Nuevo
Tiempo; pues de todos es conocido que aunque ese partido no lo controla
(del todo) Ramos Allup; su origen, sus dirigentes, su manera de actuar y
su corruptela los sigue mostrando como adecos.

Ahora, los adecos perdieron en las llamadas elecciones primarias la
posibilidad de imponer su candidato como contrincante de Hugo Chávez.
Esto los obliga (en teoría) a respaldar al “hombre del diente roto”,
pero ¿de verdad asumirán los adecos a Capriles como su máximo líder?
¿Trabajarán para impulsar el triunfo de un partido (PJ) y de un candidato
a pesar de que ello los condenaría a desaparecer del mapa político?

De verdad no lo creemos, y no lo creemos porque el hipotético y negado
triunfo de Capriles Radonski no sólo convertiría a Primero Justicia en el
partido más importante del país, sino que condenaría a muerte
(políticamente hablando) a los viejos y a los nuevos adecos. Ninguna
posibilidad tendrían los adecos en las elecciones de alcaldes y
gobernadores a celebrarse en los meses posteriores a octubre de 2012.
El viejo Rómulo ante esta realidad, seguramente diría: Adeco no se hace
haraquiri.

Conocemos bien la forma como piensan y actúan Ramos Allup, Omar Barboza,
Manuel Rosales e incluso Marquina y Pablo Pérez. Ellos están conscientes
de que un triunfo aplastante de Chávez les permitirá mantenerse en la
arena política y descontar la ventaja que ha tomado Primero Justicia con
su triunfo en las primarias.
No bien habrá ganado Chávez, cuando los adecos enfilarán sus baterías
contra los lechuginos, acusándolos de ser, con su prepotencia y
sectarismo, los causantes de la derrota.
Nos imaginamos desde ya a Ramos Allup declarando que ese el problema de
participar en unas elecciones con gente que no sale del Country Club y
solo sabe de marcas de carros y perfumes costosos.

A los adecos, en conclusión, les interesa un triunfo de Chávez para
“seguir en la pelea” y conquistar algunos espacios de poder en alcaldías
y gobernaciones. Por más de sesenta años han sido el partido de gobierno
o en el principal partido de oposición.
No se resignarán fácilmente a ser un pequeño partido que apoye al
gobierno de turno y mucho menos a ser un pequeño partido de oposición.

Conscientes de que han perdido fuerza y de que les resulta imposible
derrotar a Chávez su estrategia “secreta” es que Primero Justicia sufra
una derrota aplastante, de la cual ellos puedan sacar provecho.
No creemos entonces que la afirmación de Marquina según la cual el pueblo
venezolano saldrá a votar masivamente el 7 de octubre por Hugo Rafael
Chávez Frías, haya sido un “lapsus brutus” ni la ya demostrada dificultad
del diputado para conectar su lengua con el cerebro.
Se le “chispoteó” diría el Chavo… Marquina sólo soltó lo que en su
cerebro es una convicción.


arellanoa@pdvsa.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2268 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor