Trincheras de Ideas

La arrugada de Leopoldo López o la falsedad de la unidad de la extrema derecha

Sin duda que debe haber una siquiatría que aborde la psicopatía política que tiene o padece Leopoldo López –por cierto primo del terrorista Thor Halvorssen–. Este torvo personaje ha embaucado y embarcado a esa masa que participó en aquellas tragicómicas elecciones donde salió lanzado al estrellato de la política venezolana como aspirante o pre candidato presidencial por la extrema derecha.

Atrás quedaba una trayectoria no precisamente gloriosa de militancia en una secta satánica Tradición, Familia y Propiedad; de participar del festín de la millonada que le dio su señora madre siendo funcionaria de Pdvsa para que fundara una asociación llamada Primero Justicia que luego devendría en el partido fascista del mismo nombre y que tanto daño le ha hecho a Venezuela todos estos años.

Pero eso solo fue el principio. Seguiría una cadena de hechos que lo encumbrarían como golpista y activista a tiempo completo de los hechos subversivos previos al golpe del 11 de abril, de tira piedras en las marchas de los escuálidos, de incendiario durante las Guarimbas que iban acabando con el Este de Caracas, y durante el mismo golpe donde su actuación en la trinchera fue decisiva, por ejemplo, para contener el acceso vehicular viniendo por la autopista, crear un caos en Conejo Blanco para evitar desplazamientos militares en apoyo al presidente Chávez, quitándole las llaves a cientos de vehículos.

Con el golpe militar triunfante fue cazador de los revolucionarios, de los bolivarianos e incitador público a la agresión de la chusma fascista a muchos de ellos. Su participación en la agresión de Radonski a la Embajada de Cuba con las bandas de las células terroristas cubanas y venezolanas, fue ampliamente conocida.

Pocas veces un político joven ha mostrado de manera tan abierta su odio y desprecio hacia Venezuela y su pueblo. Este saltimbanqui de la política, ficha fundamental de la embajada norteamericana, de la CIA y del gobierno norteamericano no ha tenido empacho para agredir al país donde nació, por ejemplo, sus viajes a Suramérica, a Uruguay y Paraguay para bloquear el ingreso de Venezuela al Mercosur.

Donde la mona se monta en la batea es en el asqueroso y vil show que hizo Leopoldo López con lo referente a su inhabilitación administrativa que le impuso la Contraloría General de la Nación para ser postulado o auto postularse. Ese impedimento lo utilizó políticamente para descalificar las instituciones y apoyarse de la manera más infame, rastrera y vende patria en el imperio, en esa desprestigiada institución que es la OEA y la secuestrada Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, dirigida por un reconocido agente de la CIA yanqui que es el enemigo de Venezuela, el uruguayo Cantón, institución que apoyó el golpe del 11 de abril y nunca se retractó de esa barbaridad.

Sin asomo de rubor, carente de ética, sin que le doliera Venezuela en lo más mínimo, presentó su sanción administrativa por la Contraloría como si fuera una persecución política del réeeegimen chavista, la canalla mediática norteamericana, latinoamericana y venezolana formó parte del complot y la CIDH que está en la misma sintonía política se sumó a la pantomima golpista y, lanzándose por un precipicio nuevamente, apoyó la solicitud de López “porque el gobierno venezolano le estaba violando sus derechos humanos”, pero fue más lejos, se auto erigió en un tribunal supra nacional y pretendió que Venezuela le quitara a López la sanción administrativa que no le permitía postularse como candidato para las elecciones venezolanas de octubre de 2012.

Toda Venezuela sabía lo referente a la inhabilitación de Leopoldo López, pero él, afanado, ansioso, enloquecido, con su euforia de anfetaminas, siguiendo el libreto trazado por instancias del gobierno norteamericano en su afán de golpear y destruir al gobierno revolucionario, tratar de crear las condiciones de inestabilidad política que pueda justificar la solicitud de una agresión externa a nuestro país.

Y Leopoldo López no tuvo rubor de ser peón de aquella maléfica conspiración y actor principal. Evidentemente él sabía que no iba para el baile presidencial electoral, ¿por qué se lanzó de precandidato de la llamada MUD, aparente instancia de poder político que agrupa a la contrarrevolución y la contienda interna de las precandidaturas?

La derecha se dejó imponer esa situación de un pre candidato que si llegaba a ganar las elecciones primarias no podía postularse ante el CNE porque estaba inhabilitado, eso era más que evidente y la traición de Leopoldo a sus seguidores, a aquellos pendejos que creyeron en su propaganda, en la manipulación mediática que hizo durante meses y en la millonada de los fondos que se llevó de la Alcaldía de Chacao y los dólares que le proporcionó el gobierno norteamericano y el narcotráfico gastados en los medios. Nada de eso vio el liderazgo de la MUD en aquel negocio redondo, ¿por qué?

Entre zancadillas, agresiones verbales, puñaladas la derecha ha ido cocinando sus candidaturas para tratar con los retazos de partidos que tienen, los jurásicos como AD, Copei, NT, o las hienas de PJ y otros menos relevantes, de fortalecer las diferentes opciones, ¿no era previsible, acaso, el salto de talanquera de Leopoldo López? A zorros viejos como Ramos Allup o Barboza, entre otros, ¿se les iba a escapar esa situación tan delicada y peligrosa? Pero deliberadamente callaron, dejaron hacer porque ellos tienen también sus cartas marcadas y el facineroso les jugó quiquiriguiqui a todos, destapó sus cartas marcadas horas después de estar en un presunto acto unitario de la MUD para presentar el programa político electoral. Ya había hablado en los llamados debates de la oposición como pre candidato. Así como ha apuñaleado a Venezuela y a su pueblo no tuvo el más mínimo rubor para apuñalear a la debilitada derecha, esa es una estrategia de factura yanqui/sionista que la renuncia de López pudiera fortalecer al asaltante de la Embajada Cubana, partícipe fundamental del golpe de abril, Capriles Radonski, porque este líder fascista es el candidato de un sector imperial.

Pudiera verse como normal que un candidato decline a favor de otro o que llegasen todos a acuerdos para una sola candidatura, en definitiva su objetivo es el poder, sacar a Chávez independientemente de quien sea el candidato, pero todo hace pensar o que no habrán elecciones primarias o estas –en parte por todo lo que está pasando en el seno de la derecha– tenga una concurrencia escuálida que en vez de ayudar, perjudique a los participantes.

Siempre hemos creído que el candidato de la derecha viene del Norte, del gobierno de Obama, pero como están las cosas, con una campaña electoral desatada a destiempo y desbocada, donde los candidatos buscan cualquier cosa para fortalecerse, como hizo María Cochina Machado al ofender al presidente y hacer de ese show ahora una asquerosa cuña electoral; pareciera que van a ser dos o tres candidaturas, es más por las informaciones políticas a más de un candidato le interesa que no se den las elecciones primarias.

El mercenario de Leopoldo López le hizo un daño incalculable a las políticas opositoras que va mucho más allá de las respuestas que le han dado candidatos y candidatas. Pero él es así, un rebelde sin causa, un tránsfuga, un traidor, genio y figura hasta la sepultura.

(www.revistacaracola.com) (humbertocaracola@gmail,com) (Miembro del Movimiento Social de Medios Alternativos y Comunitarios MoMAC) (Todos en campaña por los 10 millones de votos para la reelección de Chávez el 7 de octubre) (Libertad para los 5 héroes cubanos presos en las cárceles norteamericanas)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2825 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: