Mejor candidato era el Conde del Guácharo

Por más que le doy vueltas, no consigo otra explicación. La única forma
de justificar las ridiculeces y metidas de patas de los candidatos de la
derecha, es que los pobres estén imitando al Conde del Guácharo o sus
asesores sean chavistas infiltrados en la MUD.
¿De que otra manera se puede justificar que se hayan convertido en el
hazmerreír del pueblo?

No, no, no que va. Que nadie me venga con cuentos.
No es posible que alguien que tenga aunque sea una neurona chiquitica en
el cerebro, pueda participar en unas elecciones supervisadas por el CNE,
con captahuellas y todo; después de haber repetido hasta el cansancio que
el CNE no es transparente, que lo controla Chávez, que las capatahuellas
leen la mente y violan el secreto del voto, que los rectores son muy
malucos y feos, que SUMATE es mejor que el CNE y pare usted de contar.
¡No, qué va! Aquí hay gato encerrado.

Además, si esa misma persona afirma públicamente que la palabra
responsabilidad es un verbo; que diciembre tiene 33 días y que nuestras
indígenas se visten como Pocahontas, tiene que haber un chavista de por
medio trabajando para que haga el ridículo... No puede haber tanta
brutalidad en un solo cerebro.

Por otro lado, ¿A quién se le puede ocurrir llamar a competir por la
presidencia a un fósil que lo intentó hace 30 años y sólo obtuvo el 1,6%
de los votos? ¿Será que cree que pintándose el pelo de amarillo se vera
más juvenil y, por ende, dejará de parecer un fósil?

No. Por Dios y mi madre que la idea fue de un chavista para ridiculizar a
la oposición. Si no es así, que alguien me diga cómo es que se pretende
sumar votos ofreciendo privatizar PDVSA, y para colmo de males, con el
argumento de que así pasará a ser de todos los venezolanos. ¡Nojoda!
A este pendejo alguien lo convenció (tiene que ser un chavista) de que
para obtener el voto de los humildes tenía que ofrecer expulsar a los
médicos que atienden a millones de pobres en los barrios, acabar con
Mercal y eliminar los aumentos anuales del salario mínimo.

Ahora, lo peor no es que comprara la idea. Lo peor es que el tipo jura
que se la está comiendo.... No les digo, que mejor era el cómico de
Musipán.

Dígame el otro. No le pueden mostrar una botellita porque se vuelve loco
y comienza a ofrecer coñazos en público. Si lo suben a una tarima lo
primero que se le ocurre es soltarse el moño y agarrarle el culo a cuanto
cristiano le pase por el frente.

En definitiva, o se es imbécil o se tiene por asesor a un enemigo, pero
tanta imbecilidad junta no es fácil de acumular.

El cuarto de los aspirantes es quizás el peor de todos. Para mi que se
fue del chavismo con la intención de infiltrarse en la oposición y
ponerlos en ridículo.

En la MUD lo aceptaron con los brazos abiertos y hasta le dieron un
“fiao” para que participara en unas primarias que más bien parecen de
kindergarten, pero sus integrantes lo llaman el Chavo, por la actitud de
recogidito y pobre que asume ante ellos.

Y es que resulta comiquísimo ver a este tercio intentando explicar las
similitudes que hay entre su posición de antaño, como hombre de izquierda
y la actual como “busca la vida” en la derecha. Su propia decisión de
participar en las elecciones primarias, a pesar de tener 0,0007 por
ciento de aceptación, es ya una inmensa ridiculez; pero el tipo es
conocido precisamente por ello... por su imbecilidad recurrente.
Cómo olvidar, por ejemplo, que una vez apareció en televisión, con unos
guantes de primera comunión, mostrando un disco compacto común y
corriente y afirmando , con su cara muy seria, que ese era el disco duro
de la computadora central del CNE, en el cual estaban las evidencias de
un fraude electoral.
Dígame usted, amigo lector ¿No era mejor el cómico aquel?

A los otros dos candidatos los mencionaré en un mismo texto porque son
la misma cosa. Si, cosa, porque no se pueden definir de otra forma, a
menos que recurramos a la forma como los llamó un viejo político
venezolano (maripositas petimetres).

A estos “políticos de alto vuelo” les parece que las relaciones
económicas y comerciales con el país más grande del mundo, que por
añadidura es también la segunda economía, no son convenientes para
Venezuela. No les digo que tiene que ser Chávez quien les manda a decir
esas cosas.

¡Por Dios! Si están contra las misiones, como han demostrado hasta el
cansancio, no pueden venir ahora como si los demás tuvieran un cerebro
igual al de ellos a decir que las preservarán y mejorarán. Tampoco pueden
venir a decir que las van a eliminar… Cállense, no abran la boca, no
hablen del tema, no se hagan un harakiri.

No, no, no. Nadie me saca la idea de la cabeza. Esos carajos están
infiltrados hasta el hueso por el chavismo o están compitiendo para ver
quien se parece más al Conde del Guácharo.

arellanoa@pdvsa.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2127 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor