¿Cuáles son los planes de los premajunches con el SENIAT?

Uno de los grandes problemas que enfrentó Venezuela durante la cuarta
república, además del hambre, la pobreza, la deserción escolar, el
desempleo, el déficit de vivienda, la crisis del sector salud y la
delincuencia estuvo representado por el descaro con el cual todos y cada
uno de los gobiernos dejó de lado la opción de incrementar las finanzas
públicas, para paliar la situación, mediante el cobro de impuestos a la
oligarquía criolla.

Esa era la Venezuela que los medios hoy quieren vendernos como feliz,
próspera y democrática. Los empresarios hacían los que le venía en gana y
acababan de robarle las prestaciones a los trabajadores.
Eran tiempos en los que Chávez recorría el país (no ha parado) con una
propuesta de constituyente que encendía las alarmas de una oligarquía
parasitaria.

Pero no era la única propuesta que preocupaba a quienes había saqueado el
país. Chávez sostenía con fuera y claridad meridiana que la evasión de
impuestos de la oligarquía era tan grande que equivalía a los aportes de
dos PDVSA y que había que cobrar esos impuestos.

Estaba clarito el comandante en que la oligarquía criolla se había
beneficiado históricamente de una atroz e injusta distribución de la
renta petrolera y para colmo obligaba al gobierno a presupuestar en
función de ella, pues ni pagaba, ni estaba dispuesta a hacerlo, los
impuestos.

Nadie era multado por la evasión de impuestos, los empresarios evadían
con descaro y sólo los asalariados aportaban algo al fisco… pero “ganó
el comandante a parar”.

No era una simple promesa de campaña electoral. Chávez estaba dispuesto a
cobrar los impuestos que la ley establecía y que por derecho eran
propiedad de todos los venezolanos.
El SENIAT fue modernizado, sus procesos fueron automatizados y la
fiscalización multiplicada por miles. Allí comenzó la guerra… esa es la
verdadera razón del odio y el ataque al gobierno Bolivariano.

La reacción de los empresarios y sus medios no se hizo esperar. Por
primera vez comenzó a hacerse en la República Bolivariana de Venezuela
uso de la expresión “terrorismo financiero”.
Sí, de terrorista calificaron los medios de la oligarquía a Chávez y su
gobierno por su esfuerzo en acabar con la evasión de impuestos.

Que nadie olvide como los medios de comunicación y TODOS LOS
PRECANDIDATOS ACTUALES DE LA OPOSICIÓN agredieron moralmente a los
funcionarios del gobierno y del SENIAT y como promovieron la agresión
física de los mismos.

Sin embargo, no pudieron con la decisión gubernamental de hacerlos pagar.
Hoy el SENIAT aporta algo más que PDVSA (y aún falta) y gracias a ello
existen los CDI, los CAT, las escuelas bolivarianas, las nuevas
universidades, los trenes, el metro cable y pare usted de contar.

Allí está la historia, no inventamos nada. Son hechos recientes y basta
con entrar a la Internet para ver el descaro y las salvajadas contra una
decisión legal, justa y de aplicabilidad a nivel mundial, de la
oligarquía venezolana y los cipayos que hoy nos presenta como
precandidatos.

Creemos que vale la pena que el pueblo venezolano se pregunte ante esta
realidad ¿Qué harían los premajunches con el SENIAT, en el supuesto de
negado de ganar las elecciones? ¿Seguirán cobrando impuestos a la
oligarquía? ¿Por qué a ninguno de los brillantes estudiantes de la
Universidad Católica se le ocurrió preguntarles algo al respecto en la
parodia de debate?

arellanoa@pdvsa.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1568 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor