¡¡Mi perro me abandono!!...Por culpa de los estudiantes en huelga de hambre, de la MUD

Si tuviera que buscar un culpable en este lamentable hecho…

¡No podría!!

Porque creo que mi persona, es la única culpable y sin derecho a la defensa…

Se me ocurrió pasear con mi perro “Campeón” por las inmediaciones del PNUD, donde unos estudiantes mantienen una huelga de hambre…

Y si agregara otra prueba de mi culpabilidad…

Debo decir con total sinceridad, que se me ocurrió quitarle la correa, a mi compañero de caminatas…

Salió como un loco y se me escabullo entre las carpas de los estudiantes…

En vano fueron mis gritos: “Campeón, campeón, donde estas compañero, campeónnn”.

Después de 2 horas, me resigne en mi inútil búsqueda…

Cuando me disponía a marcharme para mis aposentos…

Un ladrido familiar, logro que regresara en mí la alegría…

“Mira desgraciado… ¿donde estabas?, le dije al abrazarlo”

(Después de todo lo que he pasado, y hoy que ya no lo tengo, pienso que tuve compasión de su dueño)…

Volviendo a mi desgracia continúo mi relato:

Al llegar a la casa…

Fue que pude ver la tremenda barriga, que cargaba la mascota de mi hijo…

Que tristeza recordar ese día…

Se me enfermo mi pobre perro pensé, (eso creí)…

¡¡No me prueba la perra harina desde ese día!!

Me alarme y al otro día, lo lleve al veterinario imaginándome paracitos, lo cual desestimo el doctor de animales…

Su alegría solo volvió, al poner Globovision en el televisor de la sala, cuando mostraban a los estudiantes en huelga de hambre…

Ahí, comenzó mi tortura…

Campeón se para como un resorte, con una rapidez que yo desconocía…

Empezó a mover la cola, tal vez a la velocidad de un ventilador, lleno de alegría…

Y cuando los locos de Globovision cambiaron de noticia, comenzó un llanto acompañado de aullidos…

¡No se movió de al lado del televisor!!

Como a las tres horas, pasaron otra vez los hechos de los estudiantes en huelga de hambre…

¡¡Y la locura regreso!!

Corriendo a la cocina, me trajo entre sus dientes la correa de los paseos…

Y llorisqueando frente a la tv, haciendo señas a la misma y lamiendo el rostro de algunos estudiantes…

¡Me llene de interrogantes! (¿Quien no?)

Dispuesto a salir de la duda (de la locura de mi perro), lo lleve al lugar del principio de mi tristeza y de su muy rara conducta…

Epilogo…Al llegar al sitio, salto por la ventana de mi carro…

Pase horas esperando su regreso, y fue en vano…

No volvió jamás…

Tengo cinco días buscándolo por las inmediaciones de PNUD y llego un momento que desistí…

Anoche mirando otra vez Globovision…

¡¡Encontré a mi perro!!

Estaba entre los estudiantes, saltando loco de alegría y su cola no paraba de moverse, y si fuera perra, pensaría que estaba en estado…

Mirando a mi hijo, le dije: “Muchacho, lo perdimos”, esos desgraciados lo compraron a base de hamburguesas….


josevarela753@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2662 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a120090.htmlCd0NV CAC = Y co = US