¡Si es escuálido es inocente!

¡Que vaina con los escuálidos! Qué lástima, como hacen tiras su propia
alma; qué triste resulta verlos renunciando a la inteligencia y a la
lógica. Se han transformado, a través del odio, en ciudadanos
venezolanos, es decir compatriotas, imposibilitados mentalmente para
diferenciar cualquier acción de un ámbito cualquiera, de la acción
política. Todo es malo, todo es Chávez, nada vale la pena.

A esa convicción hemos arribado y no crea usted amigo lector, que nos
hace feliz. Por el contrario, cuando se tiene la convicción de que la
masa escuálida (que no es necesariamente toda la masa opositora) ha
renunciado a usar el cerebro para evaluar que tan cierto es lo que le
dicen y que tan conveniente es asumir las posturas a las que le inducen
unos dirigentes, de los que ellos mismos dudan de su capacidad,
inteligencia y honestidad, no puede evitarse una fuerte preocupación como
venezolano y un dejo de lástima ajena.

No se trata de escribir aquí con la idea de descalificar a unos
opositores. Estamos convencidos, por ejemplo, de que por lo menos el 80 %
de los ciudadanos que votaron por Manuel Rosales, en las últimas
elecciones presidenciales, están conscientes de que es un analfabeto
funcional, que fue cómplice del pillaje de Acción Democrática por años y
que carece de inteligencia y moral para aspirar al cargo que aspiró. Sin
embargo, votaron por él. ¿Cómo definir a un ciudadano que actúe de esa
forma? ¿Qué tanto tiene de cerebro? Es en verdad preocupante.

Esa demostración de “inteligencia escualida” no se limita sólo al acto de
respaldar a políticos corruptos; se hace mucho más evidente en la
asunción automática de posiciones y criterios emitidos por unos
periodistas que en la mayoría de los casos resultan más incultos y menos
inteligentes que la masa en la que influyen. ¿Cómo puede, por ejemplo,
un ciudadano medianamente inteligente, hacer propio el pensamiento de
seres como Kiko y Nitú? Se tiene que estar enfermo o ser muy escaso para
ello.

Ahora, donde se llega al extremo, es en los casos donde esa masa
escuálida se rasga las vestiduras en defensa de delincuentes comunes.
Resulta asombroso ver como de manera olímpica, unos ciudadanos que
presumen de inteligencia y honestidad, saltan en defensa de cualquier
ladrón, asesino, terrorista o narcotraficante sólo por el hecho de que el
mismo se defina como opositor al gobierno nacional.

Ninguno ha visto las pruebas, ni ha escuchado las grabaciones
telefónicas, ni ha visto el reporte de cruces de llamadas, no han
escuchado las declaraciones de los testigos, ni han revisado la
planimetría levantada por los cuerpos policiales, nada saben del reporte
del fiscal.

Nada, no tienen nada. Simplemente creen a ciegas que son inocentes porque
así lo afirman algunos políticos de pacotilla.

¿Qué sociedad, entonces, aspiran estos inteligentes? ¿Acaso una donde
basta con ser opositor o declararse perseguido político para poder
cometer cualquier delito impunemente y contar de inmediato con el
respaldo de los medios de comunicación? ¿Por qué su supuesta inteligencia
no les da para preguntarse por qué todos los escuálidos acusados de un
delito son defendidos como inocentes por los medios? ¿Será que dan por
cierto que la oposición es una isla donde, a diferencia del resto de la
sociedad, no existen delincuentes?

En la lógica escuálida los jefes policiales que ordenaron la matanza del
11 de abril, son inocentes. El ladrón de Baduel es inocente porque se
pasó para la oposición. La jueza que aceptó un soborno para liberar al
estafador de una institución del Estado, actuó apegada a derecho y por lo
tanto es inocente.

La última demostración de inteligencia de estos ciudadanos es el respaldo
que ya comenzaron a darle a los indiciados por el acto terrorista contra
las oficinas del INTI en el sur del Lago de Maracaibo. ¿Qué base tienen
para presumirlos inocentes? La misma de siempre: Que son militantes de la
oposición… ¡Qué vaina con la inteligencia escuálida!

arellanoa@pdvsa.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2511 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor