¿Que pasaría si la reacción gana las próximas elecciones?

La dramática pesadilla del supuesto negado

En uno de los recorridos recientes de la campaña para la Asamblea Nacional, conversando con una abuela compatriota de Catia, me dijo: .-¿Te imaginas hijo, que sería de nosotros si esa gente nos gana la asamblea? ¡Una pesadilla de espanto y brinco! Así dijo..., echándose las mano a la cabeza, ni mas, ni menos.

 

Cuando evaluamos esta posibilidad, generalmente lo hacemos desde la perspectiva que da el análisis político y la especulación racional. Pero hagamos el ejercicio de fantasía terrorífica de la compatriota que me abordó, vivenciando de manera simulada el supuesto negado de una oposición victoriosa. Este ejercicio valdría la pena que lo hicieran también los votantes que nos adversan.

 

El primer zafarrancho se armaría -y sin intervención de los bolivarianos- por la elección de la directiva de la Asamblea. Tendríamos un mach múltiple entre Andrés Velázquez, Enrique Mendoza y Julio Borges por la presidencia de la Asamblea, suponiendo todos, secretamente, que es el primer escalón a la candidatura presidencial del 2012. María Corina Malinche, fungiría de árbitro del Imperio, con la intención de quedarse en la Primera Vicepresidencia, apostando al desgaste de los contendientes en esta primera batalla. Así estaríamos semanas. O ¿es qué alguien se cree el cuento de la ”mesa de la unidad”? 

 

Una vez resuelta la caimanera anterior vendría el bochorno del ”reparto” de las comisiones. Un ilustrado candidato por el Zulia, de apellido Barboza (asesor y asesorado ahora por Manuel Rosales), presidiría la Comisión de Educación, Cultura, Deporte y Recreación, estrenándose en el curul con un bombardeo incesante a las Misiones Educativas (Robinson, Rivas, Sucre) y buscando la destitución de la Ministra del área, poniendo en vilo a los millones de compatriotas que cursan estudios. Ni imaginar quiero lo que pasaría con la Misión Barrio Adentro o las Casas de la Alimentación y el saboteo vengador de que serían objeto por los nuevos legisladores.

 

Satisfechas las apetencias mas primarias, comenzarían a saldar la deuda con sus superiores, los gringos, que tanto dólar están pichando. Interpelarían al Canciller Nicolás Maduro, para que presente de inmediato ante el parlamento la candidatura del embajador estadounidense Larry Palmer, pese a sus agresiones a la soberanía y ofensas a la Fuerza Armada Bolivariana, para finalmente darle el plácet en un santiamén. También se reconocería en el acto al democratísimo presidente espurio de Honduras, invitándolo como Orador de Orden del próximo 5 de julio, fecha cumbre de nuestro Bicentenario libertario. Punto de honor: quedaría por fuera, en estas primeras de cambio, Rafael Ramírez, quien se salvaría de un voto de censura de la Cámara para su destitución, si y solo si, regresa a PDVSA la junta directiva del 2002 (todos, incluyendo a los prófugos del golpe-paro petrolero), restablece la Apertura Petrolera, entrega el sistema de informática de PDVSA a INTESA, la flota marítima a las transnacionales, elimina los taladros venezolanos y viola todos los acuerdos de la OPEP, hasta acabar con ella. Una pelusa.

 

También, desde la AN de mis terrores, se obstaculizarían todos los convenios de cooperación internacional con China, Rusia, Bielorrusia, Argentina, Brasil, Irán, Cuba... impidiendo, entre otras ventajas comerciales, de desarrollo industrial e infraestructura, adelantos tecnológicos y agroalimentarios, que siga el proyecto TARJETA DEL BUEN VIVIR, que permitiría a familias de escasos recursos facilidades para amueblar y dotar sus hogares de manera decente. Ni hablar del proyecto FARMACIAS BARRIO ADENTRO. Ni de MERCAL o PDVAL. Todo se iría al traste por las hienas que asaltarían el máximo ente legislativo.

 

Se eliminaría el presupuesto para el Ministerio del Poder Popular para el Deporte, y los cientos de atletas que hayan aceptado premiaciones o reconocimientos internacionales por su desempeño deportivo, serían investigados por complicidad comunista propagandística a favor del réeegimen totalitario, en la Comisión de Política Interior, que presidiría Pedro Pablo Vitelio Alcántara Reyes, encargado también de la Subcomisión para la Libertad de Información que se abrirá, qaue tendrá como Vicepresidente a Enrique Mendoza, comisionado especial para controlar a VTV, con asesoría obligatoria de Granier y Ravell.

 

Se declararía a la Unesco organización internacional injerencista y no grata, expulsando a su representación, por publicar que Venezuela está entre los primeros lugares del mundo en cupo y matrícula universitaria.

 

Desechando la necrofília oposicionista, me niego a relatar con detalles el placer morboso que tendrían, con el aval del supuesto negado parlamento a paramilitares y juezas narco-complacientes. O a la tortura, desaparecidos, falsos positivos”, fosas comunes y otras violaciones de ddhh, prácticas activas en otros países bajo yugo imperial, ya ejecutadas en la IV República, engendros inhumanos desterrados hoy con la República Bolivariana.

 

Restablecerían las “cuotas balón” para desgracia de miles de deudores habitacionales, a Econoinvest y al Banco Federal. Los “carros Samán” serían prohibidos, por sospechas de emisiones terroristas radioactivas iranís, y sustituidos por los que venda Zuloaga en Toyo San y Toyo Club. La Ley de Política Habitacional será encargada, para su supervisión, correcta y pulcra ejecución, a Nelson Mezerhane como asesor extraterritorial.

 

Lo peor de todo sería la reversión de las políticas mediante las cuales la sociedad organizada ha ido ganando participación en las decisiones y protagonismo político. La terrorífica mayoría asamblearia haría todo lo posible por ignorar las conquistas logradas: su objetivo es “salir de Chávez”, al decir de uno de sus mas conspicuos representantes, momia balbuceante de blasfemias, el hoy candidato al Parlatino Henry Ramos Allup.

 

Una novela de Stephen King o los cuentos de Edgar Allan Poe, se quedan pendejos. Hasta allí se atrevió mi imaginación; seguro estoy de que las mentes siniestras de los capitostes opositores albergan terrores más extremos e inimaginables. Es lo que se desprende de sus palabras, consignas y ausencia de proyectos. Solo los pone de acuerdo el odio a la revolución, e incluso, aún esto por momentos, pues no dejan pasar ocasión para sacarse las tripas entre ellos, disputándose el micrófono en las tarimas o el pote de dólares que les envían para pagarse la campaña.

 

Por eso, no generan confianza ni en quienes dicen representar. Por eso, no pasarán. Por eso, redoblamos la energía en esta recta final. Por eso, a pesar de los errores a rectificar, triunfará de nuevo la alegría y el amor este próximo domingo. Todos a ratificar la Venezuela que avanza. Uno por diez, diez por cien, cien por mil... Hasta la victoria final.

 

Caracas

www.freddybernal.psuv.org.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3798 veces.



Freddy Bernal Rosales

Exalcalde de Caracas, Comisionado Presidencial para la Transformación Policial Miembro de la Dirección Nacional del PSUV Presidente del Instituto de Solidaridad y Amistad con los Pueblos.

 freddybernal2012@gmail.com      @FreddyBernal

Visite el perfil de Freddy Bernal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: