Echando una manito

Cagua-Aragua

A partir del 2003 y saliendo airosos después de haber resistido el golpe petrolero, cuando los venezolanos vivimos lo que significa la carencia de los elementos básicos con los que cuenta toda sociedad, el Presidente Chávez puso en marcha las Misiones, siendo punta de lanza la Misión Barrio adentro, la cual origino la guerra comunicacional mas insensible a que ha sido sometida cualquier país del mundo.

Pudimos ver el racismo, el egoísmo y la indolencia en su máxima expresión, mientras para las mayorías del país significo el alivio de saber que los mas necesitados podían tener acceso a la salud por primera vez en su vida, para las minorías representaba el primer ataque directo a sus bolsillos, por parte de un gobierno humanista.

Comenzamos a ver y escuchar al poder económico (medios de comunicación, entre otros) alegar los mas inverosímiles argumentos en su afán de desprestigiar aquella cruzada de salud que comenzaba a devolver a la vida a tantos desahuciados de la cuarta república.

La Misión Barrio Adentro, pasó a ser el censo nacional a través del cual se pudo tener una idea de todas las necesidades por las que estaba atravesando nuestro pueblo y de allí fueron surgiendo las demás misiones para ir subsanando el desastre de país que habíamos heredado de la cuarta república

La misión Milagro, Vuelvan caras, Niños de la calle, Madres del barrio, Identidad, Robinsón, Ribas, Sucre, Hambre cero, entre otras, comenzaron a dar sus frutos.

Hace unos pocos meses se puso en marcha La Misión José Gregorio Hernández, y la que yo baustice con el nombre de ECHANDO UNA MANITO, mediante la cual es atendida la población discapacitada, no solo por dotar de insumos necesarios para las personas que atraviesan por algún impedimento para desarrollar sus actividades diarias, como por lo que significa que dichas personas sientan que son tomados en cuenta para que puedan seguir siendo útiles a su Patria, a su comunidad y a su familia.

La misión José Gregorio Hernández, debería darle una idea de lo que se trata el Socialismo, a quienes sienten temor por el simple término al que han tratado de satanizar por todos los “medios”

El tener que depender de los demás o de lo de más, trae consigo la necesidad de contar con esa manito de amor que no solo la suple un bastón, una andadera o una silla de ruedas, en el mejor de los casos, también necesita del humanismo, de la solidaridad, del dar sin esperar nada a cambio requiere a veces hasta del saber esperar mas tiempo del acostumbrado, demanda o solicita compañía dispuesta a escuchar y comprender que no solo se puede vivir de lo material sino que urge una paz espiritual donde se este convencido de lo que realmente significa la frase: Cuentas conmigo.


Patria, socialismo o muerte...Seguiremos venciendo.

darellaosio@hotmail.com
darellaosio@blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2365 veces.



Darella Osìo K.


Visite el perfil de Darella Osío para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas