Ante la guerra mediática: la guerrilla comunicacional

La Revolución Bolivariana enfrenta hoy la mayor maquinaria mediática de todos los tiempos de la humanidad. Los medios de comunicación al servicio del imperialismo estadounidense y el capitalismo como sistema, emplean todas las maneras posibles de persuasión y seducción, para estimular el subconsciente de las personas que diariamente son bombardeadas por todos los frentes de la guerra de cuarta generación.

El Capitalismo gasta sumas impresionantes para tratar de sembrar reflejos condicionados en la mente de nuestros pueblos; apunta hacia una cultura de consumo idiotizante que genere apatía y menos preocupación por las condiciones de explotación que han venido sometiendo a las grandes mayorías.

A través de distintos medios de redes sociales (Faceboock, Twitter, etc.) la burguesía mundial diseña escenarios favorables y realidades virtuales para sus intereses como clase explotadora. Así son configuradas nuevas modalidades de golpes de estado y otras conspiraciones elaboradas en lo grandes laboratorios del capitalismo.

Explicaba el compañero Manuel Freytas que: "Guerra Psicológica", o "Guerra sin Fusiles", es el empleo planificado de la propaganda y de la acción psicológica orientadas a direccionar conductas, en la búsqueda de objetivos de control social, político o militar, sin recurrir al uso de la armas.

Los ejércitos militares, son sustituidos por grupos operativos descentralizados especialistas en insurgencia y contrainsurgencia, y por expertos en comunicación y psicología de masas.

En este contexto la Guerrilla Comunicacional emerge como la necesidad del pueblo bolivariano para combatir, de las formas que sean necesarias; el ataque incesante de la Guerra Mediática en contra de nuestros pueblos.

Porque la palabra también es un arma; la guerrilla comunicacional utiliza elementos no convencionales de la comunicación social academizada; sin descartar cualquier tipo de elemento que sirva para la defensa de la determinación de nuestra absoluta independencia.

No nos extrañaría que emergiera desde las entrañas de la burguesía, una especie de ofensiva paracomunicacional en contra de nuestra avanzada guerrillera.

Celebro la palabra como instrumento central para forjar la conciencia revolucionaria. Celebro la Guerrilla Comunicacional.

"La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla."

José Martí


adaleduardo@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2819 veces.



Adal Hernández


Visite el perfil de Adal Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: