La guerra mediática se pierde por culpa del gobierno. Y los infiltrados

No es especulación o búsqueda de titulo atractivo al lector. Las circunstancias en las cuales se libra la pelea de clases entre la oligarquía venezolana al servicio de los poderes internacionales, de los cuales son tributarios, y los poderes populares impulsados por el gobierno de Hugo Chávez. Mientras el poder popular es golpeado con la maldad de siempre por los representantes de la oligarquía que permanecen en el poder en Venezuela, infiltrados dentro de la revolucion, el gobierno nacional es permisivo y peligrosamente tolerante con los violadores de las leyes del país, en detrimento del pueblo, de la nación y de las instituciones. Jamás se había visto que unos medios de comunicación se dedicaran a promover abiertamente el desacato de las leyes y el orden institucional de un país y no sean sancionados de ninguna manera o si lo han sido, es solo por amonestación verbal; lo que acaba por envalentonarlos más. Todas las acciones ejercidas por la oposición mediática en Venezuela han dejado una estela de muerte de venezolanos humildes, los cuales siempre son resaltados como una acción desestabilizadora, pero no hay sanción a los culpables, si no de simples señalamientos generales que acaban diluyéndose en un colectivo sin identificación precisa, pese a que se conocen publica y abiertamente quienes son sus jefes, de donde salen las matrices y cuando las planifican, con apoyo de quien y para que.

Definitivamente creo que el gobierno nacional tiene culillo de sancionar con todo el peso de la ley a los protegidos del imperio, en otras palabras, aunque se reta al imperio, se tiene miedo de actuar con el orden jurídico en contra de sus instrumentos en Venezuela, tratando de evitar al embestida, que tarde o temprano se hará con o sin provocación. Pareciera que la muerte de un pobre, un obrero, un campesino, no es suficiente peso para aplicar la justicia a los asesinos delatados públicamente. Cuando se produce el crimen de un chavista, las investigaciones marchan al ritmo del paso de un morrocoy, pero cuando es un oligarca o un relacionado, se ve una celeridad y un a cobertura mediática increíblemente sorprendente. ¿Es que un oligarca vale más que un simple y común ciudadano? ¿Aun permanece la discriminación en la aplicación de la justicia? ¿Como se justifica que los autores materiales e intelectuales del crimen del 11 y 12 de abril del 2002, estén aun libres? ¿Que impide que Napoleón Bravo y los otros descarados que el día 12 de abril, se delataron solitos por los canales de televisión, relatando cómo ejecutaron el plan mediático que acabó con la vida de decenas de venezolanos, con allanamientos ilegales con ordenes de jueces manipuladas e ilegales, en franca violación de las leyes y el debido proceso? ¿Por que se permite que unos canales de televisión y unos diarios de circulación nacional manipulen y mientan sobre el uso de un instrumento de uso específico de tracción de objetos por parte de la Guardia Nacional, presentándolo como instrumento de tortura, engañando a la opinión publica nacional e internacional respecto a su función y creando una matriz dañina intencionalmente en contra de un órgano de seguridad y de las instituciones del estado? ¿Por qué era justo que se sancionara en el pasado a quienes desestabilizaran el orden institucional y ahora no? ¿Por qué no se cobra a las instituciones privadas universitarias, que arrean a sus estudiantes sifrimos a destruir las estructuras de un país, con violencia y odio usando como pretexto mentiras prefabricadas? ¿No tienen acaso responsabilidad unas autoridades universitarias o los decentes universitarios, de la inducción de unos disociados locos, que hasta enseñan al aire unos culos afeitados sarnosos como gesto de desprecio a la población venezolana? ¿Cómo se permite que se mienta todos los días, con la premeditada intención de ocasionar daño directo material y sicológico al pueblo, a toda hora, en forma coordinada entre varios medios identificados y abiertamente reconocidos como conspiradores apoyados por una potencia extranjera?

Yo quiero preguntarle camarada presidente ¿Cuál fue el proyecto trazado en el año 1992? ¿Se ejecuta al ritmo que lo exigimos en el pueblo? ¿Era un proyecto para tranzar o para cogestionar con la derecha podrida y corrupta? ¿Era para desplazar a una burguesía, para imponer a otra que se pone una camisa de color rojo, mientras se llena los bolsillos y luego se va a denigrar del pueblo y del proceso y establece alianza con lo podrido de ayer? Como yo lo entendí; y por eso me anoté en la cruzada, era para acabar con la podredumbre corrupta, para generar valores que sustituyeran al decadente comportamiento de la oligarquía venezolana al servicio de Estados Unidos. Pero tristemente cámara Hugo, veo a diputados y legisladores, que hasta hace poco andaban con la mano tapándose el culo y la chuta, y ahora poseen unos bienes en proporciones vulgares, mientras la revolución que ellos deberían apoyar y alimentar con ejemplo y conciencia, es mantenida en una ascua de clientelismo político y forzamiento a dar apoyo por la fuerza para tener un empleo para poder comer. En este caso me refiero a los de mi estado Yaracuy. Todos cámara presidente, cuando están frente a Ud., manifiestan una humildad mayor que el Cristo, pero cuando están en su ambiente de poder, la soberbia, la prepotencia y la gula se les sale por los poros. Solo unos pocos en Yaracuy, en el CLEY siguen de humilde condición, pero los demás: Mogollón, Gamarra, Romero, asumen una aptitud que no envidia el diputado maula opositor Ferrer. Todo es prepotencia y protagonismo desmedido, quieren estar en todo para no hacer nada bien. Así mismo un gobernador que pactó con la derecha y es ésta la que le asesora en sus políticas económicas, se desgañota en una cadena de televisión regional todas las semanas, para no decir nada, para repetir lo que Ud. dice, pero sin sentirlo, un gobierno que favorece a los eternos contratistas de la derecha y a su familia; o de un alcalde de San Felipe, que dice no tener presupuesto para adquirir camiones compactadores de aseo, para atacar el problema de recolección de basura, pero si para comprar una camioneta de más de 200milones de Bs para él y otra para el hijo, para comprarse una quinta lujosa en apenas 3 meses de gobierno y ser poseedor de una cuenta bancaria descomunal ¿Dónde esta la contraloría general? ¿Por que esperar a que culmine su mandato? ¿Por qué se le hace la guerra a quienes hicieron el trabajo político, donde esta la revolución? ¿Por qué insisten en cobrar comisión por los contratos de obras de la alcaldía y gobernación?

Sin exageración la revolución que estos funcionarios debieron fortalecer, lo que hicieron fue debilitarla y usarla para beneficio grupal y personal, por no decir familiar. La frustración y descorazonamiento en Yaracuy para con esta gente, es inmensa. Afortunadamente el pueblo pese a todo, sabe diferenciar entre estos manipuladores y el comandante. Lo mismo pasa con el alcalde de Independencia y el de cocorote. Dos infiltrados que por manipulación y complicidad se colaron para hacer el trabajo de destrucción desde adentro, al igual que el de San Felipe.


javierdelvallemonagas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2577 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación



Revise artículos similares en la sección:
Oposición