Beto, el narrador, el beisbol y la revolución…

Subliminalmente, este veterano narrador de actividades deportivas, en cada una de las transmisiones de un canal deportivo con una explícita tendencia anti gobierno, y no por lo que dice sino por lo que deja de informar, despotrica abiertamente del gobierno del cambio, de la revolución, de nuestro presidente y de la gente que le acompaña, del que está en gobierno y del que vota por él.

Este personaje de marras, que se burla constantemente de su compañero de trabajo de piel oscura y al que le puso el mote de la “ perla negra”, utiliza ese medio, en connivencia con sus dueños, el grupo De Armas, para incitar al odio y desdecir de las mejoras que se han ocurrido en el país en estos últimos diez años al punto que en una entrevista que le hacía al hoy investigado gobernador del estado Miranda el día de la Chinita, en forma directa le llamo “Presidente”.

Así, el que dice tener excelentes números en la práctica del golf y en forma constante habla de sus pasos y logros por los verdes campos del country club, expresa, en forma grosera, que el beisbol ha repuntado con la presencia del fanático venezolano que llena los estadios como el de La Ceiba en la cuna de la liberación de Venezuela, San Félix, que en dos partidos lleno el coso con capacidad para 23 mil personas y así en siete de los 8 espacios en que da esta actividad profesional.

Que contradicción la del famoso “Beto” Perdomo, porque cualquiera se pregunta que como en un país “fracasado”, “perdido”, “en ruinas”, “con hambre”, “con pobreza extrema”. “bajo la mano férrea de un dictador”, “sin salud”, “sin educación”, “sin alimentos”, “sin servicios”, pueda llenar un estadio pagando hasta bs.f 70 por una entrada, o bs.f 6 por una cerveza, o bs.f 5 por una botella de agua, la más pequeña, y así, por una papita, un maní o un tostón. Hasta allí eso es practicar la oposición política.

Lo extraño es como la revolución a través del Banco de Venezuela, de la Cantv, de Movilnet, de Pdvsa y de otras instituciones de gobierno, financien a Beto y a los dueños de los medios que la combaten abiertamente y a muerte. Ahora, no es que sea extraño por sí mismo, es porque detrás de esos gastos o inversión en publicidad tienen manos visibles pero silenciosas que reciben comisiones jugosas como seguro la recibían los que depositaban el dinero de Banfoandes en los bancos intervenidos recientemente.

La guerra es abierta y lo puso de manifiesto, una vez más, el triunfo de la delegación venezolana en los recién finalizados Juegos Deportivos Bolivarianos en donde la fuerza vino tinto arraso con más de 200 medalla de oro, hecho que fue minimizado por toda la prensa oligárquica nacional y a la que le seguimos enviando pautas y cobren millones de millones de bolívares para poder vender un teléfono celular o una línea.

Allí están los quinta columnas que además de cobrar y llenar, seguro que si, sus bolsillos, juegan la doble cara y en vez de proponer y ejecutar políticas hacia los Consejos Comunales con esos dineros, no sabemos cuánto se gasta en esa publicidad, lo hacen a favor de los que son nuestros más denodados enemigos, y lo hacen en la cara de todos pero el silencio y la impotencia de no ser escuchados ha sido hasta ahora más fuerte.

Para los delegados del PSUV, no es solo de ideología de lo que van a hablar y escuchar y luego proponer, es de esta práctica también la que deben de llevar a la palestra y su contacto no debe ser solo con los líderes actuales del partido y con los patrulleros, sino que deben de sentarlos frente a todos los que dirigen las empresas del estado para que les digan cómo funcionan y que han hecho hasta hoy.

Vamos hacia adelante, con fuerza pero con la lógica como punta de lanza. Cortando lo que haya que cortar, uniendo lo que sea necesario hacerlo, enterrando lo putrefacto, abriendo nuevos caminos con un piso sólido y duradero en el tiempo y el espacio, formando hombres y mujeres que acepten y practiquen el humanismo, el respeto, la consideración pero que también exijan a cambio la misma moneda, es un dando y dando y el punto de mira lo tenemos en los colegios, en las escuelas, en los liceos, en las universidades y a ellos estamos obligados de acercarnos ahora con la oferta de la política pública que ofrece la revolución y la cual mantenemos en el anonimato. Avancemos con el arma del saber en la mano y los misiles y cañones nos no detendrán y mañana tendremos un país y un mundo diferente, igualitario, equitativo, humilde, dadivoso.


ajvmederico@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 10678 veces.



Antonio Valdéz Mederico


Visite el perfil de Antonio Valdez Mederico para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Valdez Mederico

Antonio Valdez Mederico

Más artículos de este autor



US N ab = '0' /medios/a90870.htmlCd0NV CAC = , co = US