Nota Introductoria

Dossier sobre Operaciones Psicológicas

Los tres ensayos sobre operaciones psicológicas que reseñamos en este compendio, fueron elaborados y editados en el lapso comprendido entre 2008 y 2009, correspondiendo a diversos momentos de la investigación en curso y exigencia de la coyuntura.

En tal sentido, no se trata de una obra con fines académicos, sino un trabajo para el combate político-ideológico de las nuevas formas de dominio y de control social promovidas por el imperio: la guerra de IV Generación y las operaciones psicológicas asociadas.

Sin embargo, aún cuando predominaron los imperativos coyunturales en las anteriores publicaciones, esto no significó abandonar la investigación y la reflexión sobre tópicos teóricos-conceptuales de las operaciones psicológicas, tal como son asumidas en el actual contexto histórico.

Durante dos años hemos realizado una sistemática evaluación del comportamiento de medios nacionales, registrando a través del análisis de contenido su filiación con la manipulación propagandística. En este caso, se trató de un registro abierto que nos condujo a categorizar el perfil de tales medios, ubicar los temas generadores y su construcción, los operadores involucrados, la mecánica diaria y semanal con que operan.

Aplicando el enfoque INVEDECOR ( donde se combina la investigación-acción con etnografía ) al mismo tiempo que registramos un conjunto de datos empírico, fuimos sistematizando los hallazgos teóricos y conceptuales.

Así por ejemplo, en el ensayo “LAS OPERACIONES DE THE RENDON GROUP CENTRADAS EN LA CRIMINALIZACION DEL CMDTE Chávez” publicado en Septiembre de 2008, comenzamos a ubicar algunos elementos del enfoque empleado implícitamente por este grupo, ya que Rendón por su pragmatismo o eclecticismo no asume abiertamente ningún enfoque:

“Ahora bien, cuando profundizamos en el sustento teórico de tales postulados sobre la “percepción” centrada en las distorsiones informativas, encontramos una epistemología empírico-analista, conductista o neoconductista apoyada en las enseñanzas derivadas de laboratorios de la conducta en boga en los EEUU (McCombs, Luhmann, Lazarsfeld) cuya cientificidad es validada por modelos matemáticos: encuestas, medición de audiencia, red de impacto.

Para el objeto de este análisis vamos a revisar la “agenda setting” (Mccombs y Shaw) como elaboración y selección de noticias que manipula la agenda pública y el enfoque del “Newsmaking” (Mauro Wolf) como producción de noticias. Cuando el The Rendón Group, planifica y ejecuta Operaciones Psicológicas administrando “percepciones”, ensambla tanto los contenidos emocionales como cognitivos de ambas concepciones:

a.- En lo inmediato trata de alcanzar una disociación psicótica en el individuo, polarizando las emociones, generando miedo o rabia

b.- Pero más a largo plazo, se trata de modificar conducta, cambiar actitudes, sembrar valores .

c.- El bombardeo sistemático con señales, símbolos o signos, tiene un efecto acumulativo que puede conducir a la persona disociada a convertir una mentira en verdad.

En el caso de la “agenda Setting”, Mccombs sostiene que unos temas priorizados y jerarquizados, repetidos y difundidos en profundidad por diversos medios, pueden llegar a ser creídos y defendidos, sobre todo si se cuenta con prejuicios que los refuercen o subyacen opiniones previas condicionadas.

En este caso, la saturación con distorsiones informativas genera “percepciones” relacionadas con la intensidad de la exposición con los temas generadores, las técnicas psicológicas y el empleo de medios eficaces: televisión, radio,Internet.”

A partir de estas primeras precisiones teóricas, profundizamos su desarrollo a través de lecturas y consultas bibliográficas(**) de autores que realizan análisis sobre la Agenda Setting y su desarrollo 30 años después del primer ensayo de Maxwell McCombs .

Para el objeto de esta introducción, vamos a resumir sumariamente el alcance de este enfoque, ya que próximamente publicaremos un ensayo teórico sobre este tema.

1.- La Agenda Setting es una teorización de cómo los medios pueden tener en sus manos la imposición de temas de opinión pública, jerarquizándolos, logrando que las audiencias, lectores, oyentes, telespectadores, le den importancia y significación. De esta manera la agenda de los medios de convierte en la agenda de lo público.

En nuestra investigación empírica hemos detectado que en Venezuela los medios examinados sistematizan temas generadores permanentes ( en inglés se denomina “issue” ) y los combinan con elementos de coyunturas o temas emergentes. La agenda temática que viene trabajando el imperio contra el proceso bolivariano, por ejemplo, es construida como agenda pública de la siguiente manera:

* Denuncias y señalamientos sobre la presunta concentración del poder, el autoritarismo del gobierno y la ausencia de autonomía de las instituciones: CNE, TSJ, AN.

* Explotación mediática de indicadores de ineficiencia y corrupción en la Administración pública

* Reseña sistemática del incremento de la delincuencia e inseguridad jurídica.

* Reportajes sobre el deterioro de las condiciones de vida y de trabajo: insalubridad, déficit de vivienda, fallas en el servicio de transporte, pasivos laborales,etc.

* Acusaciones sobre cubanización y vínculos con naciones forajidas.

* Versiones acomodadas sobre los vínculos con las FARC y el narcotráfico.

* Manejo propagandístico de la supuesta locura o enfermedad mental del presidente (insanía).

Tales temas permanentes ( “issue”) se combinan con sucesos o hechos coyunturales (denominados “events” o acontecimientos como el terremoto, los apagones, las inundaciones, la gripe AH1 ) reforzando los temas generadores o desplazándolos del ranking de las portadas y titulares.

2.- Por supuesto no sólo se trata de la construcción e imposición de la agenda, sino de los énfasis, prioridad o ranking de cada tema por etapas o situaciones coyunturales. De allí que nuestro estudio longitudinal de la permanencia de estos temas generadores ( número de publicaciones, centimetrajes, tiempo de exposición ), nos indica que son permanentes y recurrentes, emergen y desaparecen, pero sistemáticamente están en la agenda.

3.-La referida jerarquización o selección temática, prepara el terreno para acciones políticas, electorales o de desestabilización.

De esta manera la Agenda Setting trabaja con el agenciamiento del proceso comunicativo: incide en los medios, en los temas generadores y su empleo político.

Tal situación nos da una pista para comprender como los monopolios mediáticos son los que imponen la AGENDA POLITICA, siendo los partidos y grupos de opinión caja de resonancia de tal proceso, ya que lo que proponen para debate, las denuncias que hacen, están inducidas por lo que los medios deciden publicar.

4.-Este agenciamiento no está montado sobre la nada, sino que aparece cubierto por la “objetividad” periodística, por la neutralidad axiológica del productor o reportero que elabora la noticia tomando elementos de la vida real: indicadores, sucesos, hechos.

5.- Estos datos son descontextualizados, generalizados y proyectados, tal como lo asume The Rendón Group: MANEGER O GUERRERO DE LA INFORMACION, manipulación de la percepción vía noticia.

Vamos a ver más de cerca como la Agenda Setting se vincula a otros procesos para servir de soporte a la manipulación propagandística y a las operaciones psicológicas. Nos referimos en este caso al Gatekeeper y al Newsmaking.

En el Gatekeeper se trata de una especie de censor o portero que filtra lo que debe salir publicado, siendo un obstáculo para la libre circulación de la noticia, ya que la puede demorar o invisibilizar por el efecto diagramación o retardar su publicación.

El término Gatekeeping fue empleado por el psicólogo alemán Kurt Lewin en el año 1947 y lo aplicó David White a la práctica periodística, por supuesto como generador de distorsiones informativas: n Es una modalidad de autocensura, ya que el gatekeeping vigila el acceso y controla el flujo de información periodística. n En el circuito de producción de la noticia, el gatekeeping puede entrabar, demorar, obstruir dicho flujo informativo. n Por ello se dice que funciona como “portería”, determinando si la información pasa o no. n Resulta obvio que tal comportamiento no se puede explicar como una acción solitaria del periodista, realizado a voluntad. Por eso hay que vincular esta práctica a las salas de redacción, a las líneas editoriales, a las orientaciones de los dueños, que incide en la producción de la noticia. El último aspecto reseñado nos conecta con el Newsmaking , ya que Wolf por ejemplo, sostiene que la acción del gatekeeper no es suficiente para explicar las distorsiones informativas, porque la censura o filtro informativo no es sólo una cuestión individual, sino que envuelve la estructura institucional y organizativa del medio, como parte de la “rutina periodísticas”. A esto el autor le denominó Newsmaking, queriendo indicar la selección institucional o corporativa de la información, partiendo del día a día y la organización del trabajo como nexo entre reportero, redactores, jefes de información y directivos: n La distorsión informativa con el Newsmaking corresponde a una rutina institucional, donde lo que se publica corresponde a mandatos expresos de los dueños como pautas, recogiendo puntos de vistas e intereses que nada tienen que ver con la libertad de información. n Lo cínico de este proceso es que la distorsión informativa se encubre con el ranking de noticiabilidad . n Estamos frente a un proceso de enajenación del profesional de la comunicación, porque todo su trabajo que incluye labores investigativas, consultas, entrevistas coberturas, redacción de noticias, terminan negándolo cuando lo que publica está intoxicado por los intereses antes reseñados.

Tanto la Agenda Setting, el Gatekeeper y el Newsmaking, significan una clara violación de la libertad de opinión y de información, sirviendo de plataforma conceptual para la guerra de IV generación y las operaciones psicológicas, aún cuando los autores que hemos citado no vinculan este nexo ni van al fondo del asunto, sino que se quedan atrapados en la óptica funcionalista o empirista.

En nuestro caso creemos que estos fenómenos de patología comunicacional se asocian a la “mercantilización de la información” inherente a las relaciones de producción capitalista y las nuevas formas de dominio que enfatizan la lucha por el control de la mente y las emociones colectivas, la batalla en el terreno de la subjetividad expresada en el campo mediático .

Una autora que se aproxima un poco más a esta raíz estructural de este proceso es la analista de inteligencia JB Hillhouse, Por ello en nuestra búsqueda ( reseñada en el tercer ensayo de esta compilación ) topamos con nuevas pistas para comprender la naturaleza de las operaciones psicológicas y vinculamos las primeras elaboraciones al “Outsourcing de Intelligence” ( traducido de diversas maneras como “Privatización”, “Subcontratación”, “Terciarización”, “Alquiler” de la información, tanto en su acepción de inteligencia como en términos periodístico). Por ello planteamos que la Agenda Setting, el Gatekeeper y el Newsmaking no se pueden separar de esta nueva realidad perversa que rodea la acción comunicativa.De cierta manera, se puede asociar el outsourcing a la mercantilización o mercenarización informativa, es decir, el palangreo individual o corporativo.

El outsourcing es el marco global de la palangre, lo que de facto elimina la libertad de expresión:

* Los propietarios-editores en función de sus intereses económicos se venden al mejor postor.

* Al interior de los medios se vive una especie de despotismo donde el profesional de la comunicación pierde su autonomía y se convierte en un asalariado cómplice.

* Esta supeditación se concreta en que todo debe ser consultado al dueño: la selección de artículos, titulares, primera plana.

* La mercantilización (outsourcing-palangre) determina lo que se debe publicar y que debe silenciarse, incluido el descrédito al adversario y las alabanzas a quien paga.

* De esta manera la información oportuna y veras queda destruida, sustituyéndose por las distorsiones informativas

Un ejemplo claro de Outsourcing informativa y de palangre lo encontramos en la guerra de Irak, cuando la comunidad de inteligencia de los EEUU durante la administración de Bush, subcontrató a The Rendón Group para que prestara sus servicios en el área de las comunicaciones estratégica y dirigiera la campaña para justificar la invasión a Irak, y en tal sentido, TRG no hizo otra cosa que elevar a la enésima potencia la palangre, lo cual hace estrago de cualquier consideración ética en el terreno comunicacional.

En consecuencia, la Agenda Setting, el Gatekeeper y el Newsmaking, no tendrían vida sin el sustrato mercantil, sin la palangre como telón de fondo (la compra de la agencia de prensa, del periodista o del periódico ).

La anterior plataforma teórico-conceptual y la investigación de campo realizada en los últimos años, nos permitió hacer una caracterización de las operaciones psicológicas en nuestro país, como parte de una estrategia global del imperio:

1.- La OPSIC y la manipulación propagandística que le es inherente está modulada POR DISTORSIONES INFORMATIVAS ( Agenda Setting, el Gatekeeper y el Newsmaking) , teniendo como soporte material las relaciones mercantiles capitalistas ( el outsourcing y la palangre).

2.- Esto lo asume The Rendón Group como “gestión de la percepción vía noticia”.Verbigracia:CNN-RCN-CARACOL-UNIONRADIO-GLOVISION-EL NACIONAL—EL UNIVERSAL-TAL CUAL-NOTICIAS 24-NOTICIERO DIGITAL.

3.- El acento se coloca en la “Agenda Setting”, mediado por el Gatekeeper y el Newsmaking : producción y distribución de noticias intoxicadas. ( temas generadores priorizados y jerarquizados, repetidos y difundidos en profundidad por diversos medios, pueden llegar a ser creídos y defendidos).

4.- En dicho proceso se aplican métodos de fragmentación, extrapolación, generalización, proyección, silencios y censuras.

5.- Las técnicas más comunes empleadas están: “efecto diagramación” combinando titulares con fotos y caricaturas, entrevistas o reportajes montados con sesgos, programas de opinión con expertos .

6.- La mecánica empleada consiste en operaciones previamente montadas o en la explotación de hechos o sucesos eventuales.

7.- La planificación y ejecución está en manos de un conjunto de operadores: armadores, anclas, legitimadores, validadores, político-sindicales, financieros.

8.- Los medios y recursos empleando combinan radio, TV, impresos, Internet, tantos de carácter nacional como internacional.

9.- El cronograma de ejecución física sigue un patrón con algunas variaciones: arrancan los día Lunes en la mañana, siguen hasta el Viernes, refrescan el Sábado y montan las operaciones el día Domingo.

10.- Resulta obvio que las operaciones psicológicas no es un fenómeno mediático aislado, sino que posee finalidades múltiples:

  • Deslegitimación del proceso, descalificando la obra de gobierno de Chávez, exaltando fallas y errores. Utilización de los déficit en varias direcciones:

-- Consolidación de una fuerza opositora con mayoría electoral

-- Aislamiento internacional y justificación de una intervención militar

-- Ingobernabilidad y caldo de cultivo para la insurgencia armada interna (guarimba, paramilitarismo, op encubiertas, rebeliones parciales tanto policiales como militares )

  • Agudización de las contradicciones, incentivando paros y huelgas, hasta llegar al colapso del aparato productivo.
  • Impulso de marchas y movilizaciones hacia edificios emblemáticos, que permitan realizar un cerco y presionar el pronunciamiento militar.
  • Justificación de la organización de operaciones con fuerzas policiales y paramilitares, en coordinación con algunas individualidades militares ( activos y en retiro ).
  • Paralizar o inhibir el conjunto de las fuerzas militares, lo que permitiría que a través de la lucha callejera y las operaciones especiales, se controlara de algunas zonas estratégicas al interior de algunas ciudades o regiones del país.

11.- De igual forma, no es este un fenómeno espontáneo, una especie de “proceso sin sujetos”, sino todo lo contrario opera a través de redes interconectadas en el plano nacional e internacional:

-- operadores externos: Comunidad de inteligencia EEUU, Comando Sur, Clan Santos – Colombia.

-- OPERADORES INTERNOS:

1.- En el terreno mediático: operadores armadores, legitimadores, anclas, validadores. ( ver los 32 operadores identificados )

2.- En el terreno político-social: Mesa de la Unidad, Conferencia Episcopal, Fedecamaras, Sindicatos y gremios.

3.- En el terreno policial-militar: Cuerpos policiales estadales y municipales, empresas de vigilancia privadas, Frente Militar Institucional, paramilitares y fuerzas civiles de choque o guarimberos.

12.- En la coyuntura las operaciones psicológicas se desagregan en objetivos específicos y se focalizan en diversos escenarios:

A· Generación de un contexto de máxima presión con la movilización social: marchas, tomas, trancas, paros, huelgas.

B· Crear una situación de caos y crisis total del país, que genere conflictos, hostilidades, enfrentamientos y violencia. Para ello es indispensable infiltrar personal armado en sectores sociales, laborales y comunidades; participando en acciones directas, creando disturbios, generando caos y desorden en la sociedad.

C· Fomento del calentamiento de calle y la violencia social como clima de desestabilización general que se necesita, similar a la de abril de 2002, lo que permitiría pasar a las acciones militares. Como no se trata de un golpe en frío o un alzamiento tradicional, se desarrolla un cronograma de acciones en espiral que conduzcan a un punto crítico o estallido final. Este abc de los escenarios, es una copia de experiencias exitosas alcanzadas por grupos contrarrevolucionarios en la Europa del Este, donde la lucha de calle combinada con grupos de choque armados que copan edificios sedes del gobierno, logran paralizar a las fuerzan del orden y derrocan al gobernante de turno.

13.-La anterior caracterización de las operaciones psicológicas en curso, con su base teórico-conceptual, con su metodología y técnicas, operadores y medios, con escenarios delineados, permite darle mayor pertinencia a nuestras respuestas, tal como se ha venido planteando en los diversos ensayos desde el año 2008:

  • Las operaciones psicológicas y el análisis situacional se encuadra en el anterior marco referencial, lo que permite interpretar datos e informaciones que aparecen atomizadas o sin nexos. En tal sentido, no se trata de reseñar o presentar todo lo que aparece en los medios, si no lo que es relevante como tema generador permanente o tema coyuntural, contextualizado en las finalidades, operadores y escenarios. Sin esta precisión, el análisis queda en la descripción tradicional.
  • De la misma manera, este enfoque permite armar una Estrategia Comunicativa Integral (ECI): manejo adecuado de la teoría-método-técnicas-operadores enemigos, desarrollo de una agenda propia, articulación y empleo de la capacidad comunicativa instalada, diversificar vocerías y marcaje de operadores oponentes, combinación de medios masivos con propaganda de calle y el dialogo cara a cara.

___________________________

(**) Bibliografía Consultada

· Wolf, Mauro, La investigación de la comunicación de masas. Crítica y perspectivas , Paidós, Buenos Aires, 1987.

· Toussaint, Florence, Crítica de la información de masas , Trillas, México, 1975.

· McQuail, Denis, Introducción a la teoría de la comunicación de masas , Paidós, Barcelona, 1991.

· Paoli, J. Antonio, Comunicación e información. Perspectivas teóricas , Trillas, México, 1977.

· Mattelart, Armand; Mattelart, Michéle, Historia de las teorías de la comunicación , Paidós, Barcelona, 1997.

· Lozano, José Carlos, Teoría e investigación de la comunicación de masas , Alambra, México, 1996.

· Rodrigo Alsina,Miguel. La construcción de la noticia , Paidós, Buenos Aires, 1989.

· Verón, Eliseo , Construir el acontecimiento , Gedisa, Barcelona, 2002. (1981)

· Berger, P y Luckmann, La construcción social de la realidad, Buenos Aries, Amorrortu. 1978

· Lopez-Escobar, E y llamas,J:P: Agenda-setting: investigaciones sobre el primer y segundo nivel , Comunicación y sociedad.1996 .

· McCombs,M . La comunicación de masas en las campañas políticas: información, gratificación y persuasión ,Gustavo Gili, S.A., Barcelona. 1985.

Carlos Lanz Rodriguez

28 de Septiembre de 2009 .



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8296 veces.



Carlos Lanz Rodriguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a87806.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO