La tarea de Globovisión es el sueño de Ravell........

El "loco con el cañón" fue parte de la frase de Chávez, no dirigida directamente a Globovisión pero todos sabemos de quien se trata, es Globovisión y "el loco con el cañón" a quien el presidente se refiere todos sabemos el nombre. Mario Silva en su programa, en medio de la presentación de un video insertaba la siguiente pregunta: ¿Una secta? En definitiva, el papel de este canal que usa el espectro radioeléctrico perteneciente al pueblo de Venezuela no hace otra cosa sino cumplir con su tarea de desestabilizar al gobierno nacional, ese es "el mandado" de los verdaderos dueños de Globovisión, el imperialismo yanqui y sus asesores del Dpto de Estado.

En medio de una guerra de cuarta generación, la guerra por la mente de los pueblos utilizando a los medios, el capitalismo en su fase superior imperialista concentró todo su esfuerzo en los medios audiovisuales, como el capital internacional no tiene fronteras y como nuestra burguesía nacional para nada tiene  un sentido de pertenencia, su propia autoestima, debió ser sumamente fácil para los estrategas imperialistas convencer con unos cuantos churupos a personajes del talante de Alberto Ravell y todos los que aparecen como propietarios de Globovisión para convertirse en la punta de lanza en su cruzada contra el proceso Bolivariano y contra el país nacional en su batalla por la liberación de sus recursos y el cese al saqueo.

A esto se suma una inteligente forma de manipular, que viene siendo ejercida durante décadas y en donde el capitalismo invierte ingentes sumas de dinero para  explotar los resentimientos sociales, los prejuicios, los temores, la ignorancia, en fin, todo aquello que culmina secuestrando la mente de muchos personajes que terminan cumpliendo el papel deleznable de mercenarios de la comunicación. El staff de Globovisión, conducido por un resentido de la talla de Ravell, sin duda alguna es un cañón manejado y disparado por un verdadero loco.

Obviamente que la mente de Ravell debe ser una verdadera "tormenta"; el fracaso del golpe de estado de 2002, el paro petrolero, la paliza en cada elección de sus pupilos opositores, el avance del pueblo en su capacidad organizativa, el incremento de la conciencia del deber social, el cristalino mensaje del presidente, cada día con mayor profundidad y mayor contenido político-revolucionario, la comprensión por parte del pueblo del planteamiento del socialismo bolivariano hecho por el presidente, los logros de la revolución socialista, todo esto desespera a los dueños de Ravell, los comunicólogos y demás expertos del imperio están de camisa de fuerza, entonces, qué podemos esperar de uno de sus acólitos como Ravell.

El hombre está de locura, antes usaba a cualquiera de sus periodistas o "programas de investigación", ahora no, él mismo sale al frente de la batalla...la batalla de la burguesía contra el pueblo, la batalla del socialismo contra el capitalismo, la lucha de clases en su máxima expresión, exacerbada por la desesperación cada día más evidente de una clase burguesa nacional que no da la talla ante el avance de la revolución y va de fracaso en fracaso.

Algún escritor dramático podría hacer una buena pieza para una novela, le sugiero un título, "El Sueño de Ravell". Podemos iniciar esta historia sobre un sueño que invadió a un personaje un 4 de mayo de 2009. El personaje en su sueño recreaba pasajes de aquel golpe de estado de Abril de 2002, se imaginaba en el poder, en plenos salones de Miraflores impartiendo órdenes, dirigiendo y calculando ganancias de su múltiples negocios, aquella pesadilla llamada Chávez no se sabe en qué isla escondida estaría, de repente, terribles sacudidas despiertan al dormilón y es allí en donde se confunde la ficción con la realidad, pero en el estado de locura del sr Ravell y en medio de un temblor real, éste, que aún piensa que el sueño de los acontecimientos de 2002 forma parte de lo real, se cree la autoridad más docta para "hablarle al país y llamarlo a la calma". Es cuando reacciona y observa en su potente reloj digital que estamos a 4 de Mayo de 2009, el orate había perdido la noción del tiempo, solo se le ocurre llamar a su canal y enviar al país aquel "mensaje de tranquilidad". Gracias al profuso material que los expertos en el tema comunicacional nos enteramos del "pequeño detalle" del “piquete” que Ravell le imprime a su "mensaje de tranquilidad", ¡Tranquilos! dice..."no hay gobierno, nadie responde, solo los gringos, pero tranquilos que yo, el todopoderoso Ravell, el que acaba de tener un sueño pensando que el golpe de estado de 2002 había sido exitoso y que yo era el ministro de comunicación, el superministro de Carmona el breve, les habla, aunque no sé si estoy en el 2002 o el 2009, creo que me despierto y les envío un mensaje de tranquilidad"...¡ahora si, hablando en serio!, cualquiera con cualidades de dramaturgo podría hacer una obra sobre este pintoresco personaje y por lo menos para reírse un rato debe servir.

Como tenemos perfecta consciencia de la batalla mediática en que estamos envueltos, estamos claros de la tarea de este canal, pero creo que estamos en una etapa de la batalla en donde la desesperación del adversario es tal que raya en el extremo de la locura. Esto no es para movernos a risa, una fiera herida puede ser más peligrosa que cualquier otra cosa, por ello lo acertado del llamado del presidente Chávez a los órganos del estado y también el llamado al pueblo. El mensaje permanente de Globo visión es de "caos general", en todo; luego de las declaraciones de Ravell en la madrugada se desató una sola línea que invadió toda la programación del canal, se reafirma con el famoso video de ayer miércoles, basta leer el artículo publicado en Aporrea por Kenny García Ortega " El torero sale a matar, no a informa", es el verdadero mensaje que Globo visión le envía al pueblo, un mensaje subliminal "somos el torero y salimos a matar el toro", (subrayado nuestro).

Así están las cosas en este momento de la batalla mediática,
a pesar de todo lo negativo y criticable, a pesar de la impotencia que se siente muchas veces, a pesar de todo, hasta el propio Fidel Castro escribió refiriéndose a nuestro caso como: "Un pueblo bajo fuego", la experiencia Venezolana se destaca en el concierto mundial por estarse ganado esta batalla, les funcionó en los Balcanes y en otras partes, en cambio en Venezuela a pesar de los altibajos podemos decir que esta batalla se está ganando por lo cual ninguna fórmula del imperio en la guerra mediática a dado “pie con bola”.

Solo es necesario comparar los niveles de convocatoria opositora en 2002 con la de hoy, la crispación existente para entonces y la de hoy; los hechos del 11 de Abril que por cuestión de horas confundió a buena parte del pueblo, aunque la reacción fue contundente rápidamente hasta recomponerse de la sorpresa inicial. El pueblo, sin armamento más que su conciencia, su esperanza, su fe, este noble pueblo nos hizo comprender muchas cosas, entre otras de su claridad estratégica en la batalla. Solo basta recordar las movilizaciones del 12, 13  de abril hacia puntos neurálgicos; Miraflores, Fuerte Tiuna, el cuartel de Paracaidistas de Maracay y VTV. Ya el pueblo intuía que en el corazón de nuestra Fuerza Armada existía el germen de la patria nueva y a ella recurrió para inspirar a militares leales y patriotas, también sabe, ahora mucho más, que los medios son vitales para seguir librando esta batalla, con esto les quiero decir, señores burgueses, el pueblo sabe quién es quién.

El extraordinario éxito, crecimiento y desarrollo de los medios alternativos, la inmensa utilidad política de medios como Aporrea en esa herramienta necesaria de complementación en esta batalla de ideas, para parafrasear a Fidel; todo este interés de nuestro pueblo por permanecer informado, por escribir, por expresar sus ideas, por hacer sus sugerencias; muchas veces limitadas por un sin fin de problemas, sin embargo, no olvidemos que los burgueses con su sistema capitalista lograron consolidar su superestructura en siglos de acción, esta revolución apenas llega a la década y apenas al lustro en donde se comenzó a hablar de socialismo de forma clara y directa, de lucha contra el sistema capitalista y construcción de un modelo alternativo socialista, es decir, es una batalla de un niño contra un viejo, moribundo pero con poder de destrucción aún, con mucho poder para hacer daño, pero allí estamos, dando la batalla.

Volviendo al encabezamiento podemos observar que el enemigo se siente acorralado y esto es bueno, su desesperación llega al extremo de promover las tesis más ridículas, la base política de la contrarrevolución está cada vez más socavada; con ello no pretendemos afirmar que están totalmente derrotados, pero si podemos decir que cada vez se debilitan más. Los medios del país simplemente forman parte de un entarimado internacional en donde el imperio hace todos los esfuerzos por frustrar la revolución bolivariana, la alienación imperial hace que Ravell se sienta el inquilino de la casa blanca y sus periodistas se sientan los dueños de Globo visión, cosa más absurda, pero así es el capitalismo, es el imperio de lo absurdo,  aunque simplemente los trabajadores de Globo visión  son unos asalariados más que al ya no existir ese canal, la lacerante realidad los hará entender que solo son unos asalariados, que con su dedicación y esfuerzo solo han logrado abultar  el bolsillo de mafiosos como los dueños del canal.

Todo eso lo han logrado con sus campañas alienantes contra "la chusma chavista", el "coco" de Cuba y cualquier cantidad de estupideces diseminadas en contra de una revolución como la bolivariana. El comportamiento de los propios trabajadores como camarógrafos, periodistas, etc, que se creen con el derecho a la información, si se puede llamar así a lo que hace esta gente, que dicha información es solo de ellos en "sus marchas de oposición"; esas actitudes solo reflejan en el fondo una terrible alienación, no solo se trata de tanto o cuánto dinero reciba un trabajador de ese canal, se trata del conjunto de "valores" inculcados allí que hacen actuar a estas personas como una especie de secta, por ello el mensaje del torero y el símil que intentan establecer con "el ejercicio a la libertad de informar".

Más allá de los tecnicismos, el tema se centra en la capacidad de reacción institucional del estado venezolano ante una verdadera amenaza de un loco con un cañón desinformando y cuan Lucifer presentando el camino al infierno como si fuera el camino al paraíso, tampoco podemos asumir aquella tesis de "ya la gente no les cree" o solo la defensa que hacen los medios del estado con programas como La Hojilla o páginas web como Aporrea, por cierto, con apenas 7 años de nacida, algo menos tiene La Hojilla.

El asunto a estas alturas del juego ya no está para que la nueva institucionalidad que se está creando no sea capaz de reaccionar y actuar en consecuencia. Tampoco podemos pedirle solo al pueblo los sacrificios de esta batalla ¿Que puede pensar cualquier compatriota común y corriente que observa todos los delitos de este tipo de canales de televisión y no pasa nada? Lo más seguro es que termine pensando que Ravell y compañía tienen razón y son solo unos perseguidos del reeegimen. ¿Cómo es posible que vejen a un funcionario de CONATEL cuando cumple, apegado a la ley, un acto administrativo y por poco le hacen “comerse” una cámara, con el director general del canal despotricando al lado de este funcionario, sin ningún respeto por la investidura de éste? ¿Qué imagen se refleja al público al permitir que estas cosas ocurran? Simplemente que estos señorones se pueden burlar del gobierno, de las leyes y no les ocurre nada.

Cuando el día de ayer el vice ministro de Comunicación e Información emite una opinión en donde simplemente hace referencia a comentarios de Noam Chomsky en referencia a medios que participaron en un golpe de estado y que en los propios EEUU estarían condenados al patíbulo, no obstante, el canal Globo visión y un conjunto de medios tergiversan las declaraciones y le endilgan a este funcionario cosas que nunca él dijo y que ningún fiscal de la república sea capaz de abrir aunque sea una hojita de expediente; sobre todo cuando se trata de un viceministro, qué puede quedar para el pueblo llano.

Este cuadro nos da una lectura en donde toda lógica indica que es menester actuar con todo el peso de la ley, sin ambigüedades, decididos a imponer una realidad que este pueblo se ha ganado con sangre, sudor y lágrimas.  La impunidad no es buena acompañante de una revolución, sobre todo por el mensaje confuso que trasmite a los ciudadanos...si el presidente, líder del proceso nos habla de profundizar la revolución ¿Como les explicamos a Pedro, Juan y José que estas veleidades sigan ocurriendo?  Es momento de actuar, es momento de demostrarle al pueblo que se está haciendo una revolución y en una revolución no pueden existir intocables,  llámense Ravell o como se llamen, pero no pueden existir intocables, es momento propicio de que todos, sobre todo las instituciones del estado reflexionen entorno a estos temas que son de urgente atención por el daño que causan a la colectividad.

Hoy 14 de Mayo, a 7 años del nacimiento de Aporrea, luego de estos comentarios sobre esta batalla en donde Aporrea a defendido su trinchera con denuedo, con valentía y convicción revolucionaria, el mejor obsequio que podemos darle es seguir expresando nuestras ideas sin temor, sin cortapisas, con la firme convicción de estar haciendo de buena fe la labor que nos toca en este momento histórico. Sin duda, a todo ese colectivo que se esfuerza para hacer llegar su mensaje, su idea y su visión en el duro trajinar en esta empresa, se puede afirmar que la batalla se está ganando, a pesar de todo, el pueblo será el ganador...Felicidades Aporrea, que ya no es de un colectivo en específico, es un arma de este pueblo que construye el socialismo.


latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2184 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor