Aporrea, es la expresión de los que no tenían el derecho a expresarse



"Conoceran la verdad, y la verdad los hará libres"
Jesús.

Cuando vemos la forma como se comportan los que no quieren parecerse a la chusma bolivariana o chavista, cuando ven a un medio como aporrea, entonces logramos descubrir que la chusma está por otro lado, está en los sectores de clase media alta y en las clases altas venezolanas. Los llamados al odio y al rencor vienen de aquellos sectores políticos identificados con la oposición venezolana, que cada vez es más irracional y forajida.

Aporrea, representa en la historia reciente del periodismo venezolano y mundial, el despertar de un nuevo periodismo, enmarcado en todo ese macroproyecto político- constitucional que es la Democracia Participativa y Protagónica, impulsada constitucionalmente, por el gobierno revolucionario de Comandante Hugo Chávez Frias.

En los ultimos años, desde la Revolución Bolivariana, se ha manejado con mucha inteligencia, la politica comunicacional e informativa del gobierno del Presidente Chávez. Logrando así, combatir efectivamente las mentiras y las manipulaciones de los medios privados nacionales e internacionales, con la noticia, desde una nueva perspectiva politica e ideologica, que el común de la gente entiende y maneja con compromiso político y revolucionario.

Los Comunicadores Sociales del gobierno bolivariano, son percibidos por muchos sectores de la oposición como una verdadera amenaza, que aleja cada vez más, a los sectores terroristas y radicales de derecha de la posibilidad de derrocar al Gobierno Revolucionario Bolivariano.

El gran enemigo a vencer en esta nueva etapa de confrontaciones políticas en Venezuela, es a la Red de Medios del gobierno de Hugo Chávez Frías. Ellos saben que ahora comunicacionalmente, están perdiendo la batalla contra la Revolución. El gobierno bolivariano, por fín entendió que la guerra mediática de quinta generación, solo se gana desde los medios.

Los intelectuales funcionales de la vieja izquierda, que ahora se identifican con la derecha que una vez combatieron, están haciendo esfuerzos para volver a conquistar ese terreno perdido que esa derecha recalcitrante se dejó arrebatar en estos últimos diez años. Ellos y ellas vienen con la vieja táctica de la denuncia y la descalificación de toda persona que esté en función de gobierno.

Ahora, la lucha es por demostrar cuan corrupto puede ser un funcionario del Gobierno Revolucionario, para poder lograr la atención del pueblo y enganchar a algunos sectores del chavismo en su manipulación mediática, y presentarse ellos y ellas ahora, como paladines de la honestidad y probidad.

Aporrea, al igual que la Hojilla, marcan el inicio de un nuevo periodismo popular y alternativo. Un periodismo que se apoya en los sectores populares, y los hace no solo receptores de noticias e información, sino tambien creadores de nuevas formas de periodismo.

Contra esta efectiva estrategía comunicacional se estrelló el imperio y sus alidados internos. Por primera vez el pueblo puede expresarse, y vencer casi dos siglos de un silencio impuesto desde las democracias representativas y desde las dictaduras de derecha más crueles.

Ahora el pueblo puede hablar, oirse y verse, ya el ejercicio de la información se liberó de los empresarios- mercaderes de la Información y del cerco mediatico, en el cual lo habían encerrado. El Pueblo dejó de ver comiquitas y novelas rosas, para escribir con mano propia la realidad de todo lo que acontece en nuestro país.

En Venezuela, los capos de la información, ya no son los unicos que tienen acceso a la información, a la noticia y a su divulgación. Se rompió el monopolio de unos pocos, y se inicia la nueva era de la democratización de la noticia. La información deja de ser una mercancia del capitalismo y un instrumento de dominación de la derecha, para convertirse en un arma efectiva, para construir la verdad y la história.

El Pueblo, tambien puede ejercer el poder de informar, pero con veracidad, con respeto, con ética. El pueblo se hace protagonista y constructor de su propia historia, ya no hay agencias mediatizadoras, ni medios manipuladores. El pueblo hace desde su propio quehacer, la posibilidad de un Periodismo Otro, desde la base ancha que le dan las herramientas de una nueva filosofía de la Comunicación Social.

No se puede Construir una Revolución, sin tener la posibilidad de informar y de Comunicar oportuna y eficaznente. No se puede ser Revolución hoy día, si no tenemos un adecuado manejo y control de las TIC´S. No podemos darnos el lujo de enfrentar a un imperio y a todo el poder capitalista de ese mal llamado "Primer Mundo!", si no creamos nuevas tecnologías y nuevas formas de informar y comunicar.

No se puede enfrentar a todo el poder economico mundial, sino estamos también dispuestos, a superar ese odioso colonialismo tecnológico e intelectual. Esto solo es posible desarrollando de una vez por todas, nuestra propia tecnológia y renovando nuestras políticas de desarrollo, culturales, económicas y financieras, basadas en los ideales del Socialismo del Siglo XXI.

Tenemos que comenzar a vivir nuevos proyectos, que tumben de nuestras mentes aquellos viejos paradigmas de dependencia, colonialismo y subordinación. Es necesario construir al Hombre y a la Mujer Nueva, desde adentro, desde el intelecto, desde su espíritu. Hay que rescatar aquella aspiracion Jesucristiana y Guevarista de construir una Nueva Humanidad.

Hay que Reinventar nuestro sistema educativo, volviendo a Simón Rodríguez y a Pablo Freire, porque la nueva humanidad solo se construye a través de una verdadera Revolución pedagógica, intelectual, espiritual y cultural.

Hay que Recrear un nuevo Sistema Economico y Finaciero, verdaderamente socialista, solidario e igualitario, que repotencie que los más importante es el ser humano, y que éste, está por encima de lo material o lo Económico- monetario.

Es por eso, que la importancia de una buena política de información y opinión, aunque necesite un buen equipo que la oriente en sus metas, logros e ideales al nuevo paradigma comunicacional revolucionario, no puede prescindir de lo popular, de lo comunitario. El pueblo debe ser el principal crítico y nuestro mayor aliado en la construcción de las nuevas y necesarias políticas de información  y comunicación, de esta Nueva Sociedad o Mundo Otro.

Aporrea y todos los medios de la Revolución, son ahora más imprescindibles y estratégicos, para poder abordar y combatir a la manipulación mediática con las armas contundentes de la Idelogía. Allí esta la clave de la importancia politica de los Medios como Aporrea, su ideología, que no es otra que la ideología de un pueblo que está mayoritariamente en sintonía con la Revolución Bolivariana.

Los Siete Años de Aporrea, señalan el despertar de un periodismo distinto, cargado positivamente de ideología,  de principios políticos y éticos, y de una capacidad asombrosa de organizacion y movilización popular. Es a eso, a lo que en verdad le tienen miedo.

¡Feliz Cumpleaños!

¡El Pueblo Nunca Olvida!


obedvizcaino@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1773 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular