El sarcasmo de un tal “Kico”

En honor al Checo

Agradezco a Francisco Bautista, alias Kico, la semblanza que hizo de Gregori Colomine, porque me da la oportunidad de comunicarme con ese mundo extraño de la izquierda que considera a Chávez un autócrata. El Checo, estoy convencido, murió en su ley, tal y como lo pintó en esa crónica. Pero muchas de las cosas escritas ayer por Bautista, me parecen un verdadero sarcasmo. Sirvan estas palabras para comenzar a dibujar la verdadera figura que fue para nosotros El Checo.

Pero ante todo tres aclaratorias: sobre la vaga referencia de Bautista al Táchira, la verdad es que de los Colomine, el que se radicó en esa bella región exclusivamente fui yo. Ciertamente teníamos un fuerte ascendiente apureño, de la estirpe de mi primo José Vicente Abreu Rincones.

El apelativo “Checo” obedeció a esa práctica comunista de los años sesenta, para burlar las delaciones y esconder la identidad ante la feroz y mortal represión desatada por Betancourt. En el Comité de Base de la Juventud Comunista del Liceo Andrés Bello, Gregori inauguró su “Checo”, que lo acompañaría hasta su muerte y ahora mas allá. Lo tomó simplemente del sobrenombre que tuvo un viejo zapatero comunista de origen checoeslovaco, que fabricaba botas ortopédicas en Los Teques.

Sobre la Convención de la Juventud del MAS en Mérida a la que kico hace referencia, otra verdad es que el candidato del teodorismo fue Enrique Ochoa Antich, no el Checo.

Si el Checo que describe “Kico” era simplemente un borracho encantador, inteligente, que no calzaba los puntos de “orador insigne”, pregunto: ¿Cómo se las arregló mi hermano para que tirios y troyanos coincidieran en el mismo sitio y en paz, a rendirle homenaje póstumo?, ¿Cómo se las arreglo para convocar a viejos amigos, hoy en las filas de la oposición quienes le reconocieron sus cualidades de ideólogo y político, hasta incluso llegar a la exageración de considerarlo maestro -Ricardo Ríos “Rico”, por ej.-?

No entiendo porqué Kico se toma la molestia de hablar candorosamente de un Chavista en Tal Cual y exponerse en el Noticiero Digital a la crítica disociada que lo trata de traidor, por haber escrito el artículo de marras. Tampoco entiendo el afán de remarcar el supuesto desenfreno del Checo por la farra, la aventura, los bares, las mujeres y el bochinche… Ese “loco” ejercía la función de Director General Socio Académico de la Universidad Bolivariana de Venezuela y era un pilar en la conducción académica de una masa de más de 200.000 estudiantes en todo el país y unos 20.000 docentes.

¿Fue esa entonces la pauta informativa que se discutió en la mesa de redacción de Tal Cual?: ¿acaso recoger datos, chismes y anécdotas del Checo en la funeraria?, No Kico… Así No, guarda otra memoria del Checo: no uses su buen nombre para agredir una vez más al proyecto revolucionario, esta vez, a la Universidad Bolivariana de Venezuela.

NO ME LA CALO… Entre los dos remoquetes “Checo” y “Kiko”, yo me quedo con el Checo ¿y Usted?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4638 veces.



Feijoo Colomine Rincones


Visite el perfil de Feijoo Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: