Bobolongo se arrecha y sufre un mega-yeyo

Dios mío, le habían dicho de todo en la vida menos llamarlo gangster. El tipo cogió una crisis lechuguina y se metió tres pepas de lexotanil, y solicitando una rueda prensa exclamó: “rechazó los señalamientos que el ministro de Comunicación e Información, Andrés Izarra, quien le pidió al rey de España no retratarse con gangsters de esta calaña".

De aquí en adelante un temblor en los labios le impedía coordinar bien sus contundentes declaraciones, en las que decía: "Qué es eso de calificarme de gángster? ¿Sabe qué es eso? Le voy a contestar: adulación a su comandante, quien no ha podido, por más intento que ha hecho, callar a los medios venezolanos; por tanto a usted, Izarra, le diría que al calificarme así, en moderno venezolano, lo llamaría jalamecate.”

¡Ave María purísima!, se produjo un silencio de pánico, y el mismo Bobolongo se auto-compatibillizó. Consalvi le pasó agua, le dieron unos golpecitos en la espalda y los técnicos en masajes coyunturales le flexionaron la cerviz. Cogiendo aire con profunda vitalidad exclamó: "Yo, Miguel Henrique Otero, hijo de don Miguel, licenciado en matemáticas en la UCV, no tengo antecedentes penales aunque haya sido reseñado sólo una vez cuando me metí en Miraflores sin permiso de Teniente Coronel. Mi vida entera la he dedicado a trabajar día y noche, noche y día: con estas manos, con estos ojos (y tocando el pecho) con este corazón. Toda mi pasión ha sido defender mi país y luchar por la democracia. Mi hoja está en blanco, como la desearían tener muchos funcionarios compañeros suyos. Es decir, mi hoja está en blanco porque todavía no la he llenado de caca como tú, maluco Andrés. Mira Andrés, apréndelo, soy el presidente editor de El Nacional, diario en el que escriben chavistas y no chavistas, al que acuden los venezolanos para informarse y poner sus denuncias. Un diario fuerte que ha luchado y ha sobrevivido. Por cierto, gran falla la tuya. Chico, es la política comunicacional. Usted ha fracasado informando sobre su gobierno. Izarra, usted sí que me preocupa, su temor reverencial a Chávez, su miedo, su gran miedo que le hace cómplice: ¿por qué no denuncia y califica de gángster a las personas que trabajan en su gobierno que han sido señaladas en el juicio del maletín? ¿Por qué tu gobierno mató a Javier García y a la estudiante de comunicación social, Roxana Vargas, sólo porque odiaban a Chávez? ¿Por qué, dime por qué? ¿Por qué no denuncia las alianzas de altos funcionarios del Gobierno con las FARC y, por tanto, con el narcotráfico y el secuestro? ¿Por qué no denuncia a sus compañeros que han sido señalados en la computadora de Reyes? ¿Por qué no se para como un hombre y le dice a Chávez que la inseguridad arropó a Venezuela y que todos los venezolanos están afectados por ella? ¿No le duelen los venezolanos? ¿Por qué no denunció que apoderarse de los equipos de transmisión de empresas 1BC era un acto que ponía a su gobierno en la ilegalidad? ¿Por qué no denuncia el fracaso económico del Gobierno que ha llevado a Venezuela a ser un país que sólo genera empleo en China y otras latitudes porque no han podido estimular la producción de nada y ahora la inflación se come el ingreso de los venezolanos? ¿Por qué no denuncia la regaladera de dinero a países y movimientos políticos con el único fin de alabar el culto a la personalidad de Chávez mientras nuestro país necesita resolver sus problemas? ¿Por qué no denuncia las 26 leyes ilegales y le recuerda a Chávez que el 2 de diciembre los venezolanos votamos No, NO, NO Y NO, NOOOOOOOOOO a la reforma constitucional rechazando la locura del socialismo del siglo XXI, que no es más que la reedición tropical de la cortina de hierro? ¿Por qué no denuncia el deseo de Chávez de perpetuarse en el poder? "Gracias a funcionarios como usted, complacientes, nace el Movimiento 2D, Democracia y Libertad, para informarle a los venezolanos lo que usted se calla. NO ES NOOOOOOOOOOOOOOOOOOO! ¿Sabe por qué actúa así? Porque le tiene MIEDO a Chávez, porque es un funcionario puesto a dedo. Porque le tiene gusto al poder, a sentirse acompañado de guardaespaldas, a manejar partidas secretas, a despilfarrar el dinero de los venezolanos en inversiones absurdas. El cargo pesa más que el país, que los venezolanos. Ahora piense quién es el gángster, ¿usted o yo? Chico, con personas como tú me dan unas cosas muy raras en el espinazo. Malo, malo y maluco…".


jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4162 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a65311.htmlCd0NV CAC = Y co = US