El odio al pueblo reflejado en un editorial

Me había hecho la promesa de no escribir más sobre “Bobolongo” pero, el infeliz editorial de El Nacional del día sábado nueve de agosto, hace que por simple sed de justicia rompa dicha promesa. No se puede ser indiferente ante tamaña agresión a los atletas, a sus familiares y si se me permite a todo el pueblo venezolano.

El esmero de este señor por exhibir su cretinismo es tan sólo comparable al que ostentan el “sifrino corrupto” como llama el Canciller al Alcalde de Chacao o al idiota del Yongo trastocado en el “incendiario de esta ciudad”.

Pero concentrémonos en el editorial de marras: “Y mucho ruido POCAS MEDALLAS” tituló su escrito el dirigente del Movimiento 2D a quien por su vileza y cobardía debería conferírsele la “Medalla de Oro a la maldad”.

Debo aclarar que no me cabe la menor duda que esto forma parte del guión que a “Bobolongo” le dictan desde la Embajada Americana y ha llegado al convencimiento dado el alto grado de entrega y mostrarse tan arrastrado que, el susodicho no tiene control sobre el diario y sólo ha quedado como una mera figura decorativa o más bien un títere cuyos hilos lo mueven de la antedicha Embajada, porque no creo que por muy ciego de ira por un antichavismo visceral se pueda cometer el mismo error político que ya una vez lo obligó aunque a destiempo, a ofrecer disculpas en su pasquín, jamás olvidaremos, más bien recordaremos aquel malvado editorial del “bollo de pan y la carterita de ron” que deja al desnudo a tan siniestro personaje.

Ofende sin empacho alguno a unos atletas que van esperanzados en lograr lo que él no puede ofrecer: ¡Gloria para su patria!, ofende a los familiares de estos atletas a quienes de golpe y porrazo se les dice en ese editorial que son mediocres y que ni por asomo aspiren a optar por medalla alguna, ofende a todo un pueblo que, independientemente de su signo político se pone delante de la pantalla de su televisor a ligar el triunfo de sus compatriotas.

Dos frases del veneno Editorial publicado el sábado pasado, nos dan una idea del desprecio que siente este payaso por el pueblo, veamos los ejemplos: “vemos que hasta por la vía del llamado wild card han llegado a estas competencias deportistas que van sólo de visita, porque en las primeras de cambio serán eliminados” y “En los Panamericanos de Río de Janeiro, nuestra delegación tuvo un ascenso en preseas ganadas, porque las representaciones de los países deportivamente poderosos, Estados Unidos, Brasil, Canadá, México y hasta Cuba, no presentaron a sus mejores atletas en varias de las disciplinas en competencia”. En el segundo comentario salta a la vista que el caballerete le dolió ese triunfo tan claro de Venezuela en los Panamericanos, lo que demuestra su calidad de apátrida.

El Sr. Oligarca del cual venimos hablando, invita al pueblo de Venezuela a defender la Constitución y derrocar al tirano por el medio que sea ya que a su entender se están violando los derechos de los venezolanos, claro que antes debe explicarle a ese pueblo como le pide colaboración y al mismo tiempo lo insulta, además quisiera saber si él se pondrá al frente de esa campaña libertadora o dejará el peo prendido y se refugiará en los brazos de Patrik Duddy su mentor.

Para finalizar debo decir que es posible que no obtengamos medalla alguna, eso también entra en los cálculos lógicos de la competencia olímpica, pero todavía siento el gustito y eso para mi lo justifica todo, fue la cagazón de la selección gringa de volleyball quienes sintieron muy a pesar de Bobolongo el pundonor y la vergüenza de nuestra selección y tuvieron que sudar para poder derrotarnos. Así será en cualquier terreno.


msilva69@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1996 veces.



Manolo Silva

Comunicador comunitario

 manolitosilva27053052@gmail.com

Visite el perfil de Manolo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: