Cómo se regodea y se recrea RCTV con la muerte de García

Toda una Bicha de cuerpo y alma

Qué identificación mejor lograda ha hecho la sabia naturaleza entre cuerpo y alma. “Redonda de cuerpo y alma”, habría dicho Pablo Neruda. Toda una conjunción de miserias que sólo el dinero puede conseguir. Nunca hemos visto una mejor representación y correspondencia entre un cuerpo y una facha más horribles, una boca más sapa, unos ojos viperinos más rastreros, ahogada en su propia grasa con la respiración jadeante con el calor de sus enfermas revelaciones, todo cabalmente embutido en un alma encharcada y repelente. El alma se ve por lo que escupe, por lo que dice cada día. Marcel Granier con ella cree haber logrado la perfección de su ansiada obra, para su conciencia, para la acción perversa más gratuita y baja: lo que siempre ha anhelado para Venezuela, vulgaridad, bajeza, miseria, mierda.

Hacía tiempo que no sabía de Bicha hasta que ayer por casualidad la veo con sus espantos lanzando sus bocanadas de sentinas contra el gobierno, por el asesinato del joven periodista Javier García. Todo, como digo, por ese puñado de dólares que recibe y por tratar de ensañarse, con toda su repelente alma, que para eso está allí, contra el Presidente Chávez. Es detestable desde todo punto vista un crimen como ese y contra cualquier ser humano, pero de allí a procurar convertirlo en una bandera degradante para hacer propaganda política, como ya nos tiene acostumbrado RCTV, es de lo más vil y vomitivo. Recordemos que el hermano de alma de La Bicha es Miguel Ángel Rodríguez, quien trató de utilizar en esos mismos términos degradantes, para atacar al Presidente, el caso de los hermanos Faddoul. Nos recuerda el escritor Julio César Colmenares, que durante la difusión de la programación habitual de RCTV, para tratar el caso de los hermanos Faddoul, insertó un lazo de color negro en la pantalla, haciendo referencia al homicidio, por lo cual también recibió un exhorto por violentar lo establecido en la Ley Resorte, en cuanto a la difusión de propaganda anónima y por inserción. Que fue tan agresiva la manipulación –dice Julio César Colmenares - promovida por los medios de comunicación con respecto a esta dramática historia; tan poderosa que, inclusive, la madre de los hermanos Faddoul, Gladis Diab de Faddoul, llamó personalmente al programa de RCTV, La Entrevista, para decirles: “Yo no quiero que mi dolor sea utilizado con fines políticos (…). Les ruego que no distorsionen cada palabra que digo”. Su exigencia resumía lo solicitado por las autoridades: dar un tratamiento periodístico a los mensajes emitidos, acorde a los principios establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el Código de Ética del Periodista Venezolano y la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión.

Pero el monstruo de La Bicha se regodea en el crimen, y lo achaca a la inseguridad que se vive en el país, y dice que en todas partes hay centenares de Javier García, lo cual no es cierto señora Bicha. Con todo el respeto que merezca el señor García, y no nos metemos en absoluto en su vida privada, es totalmente falso señora Bicha que en Venezuela a los que matan sean en casos como este, a puñaladas; por alguien que meta a otra persona en su apartamento (no hay forjamiento alguno de la reja ni de la puerta), en un edifico con suficiente seguridad. No lo asaltaron el calle, en una plaza, en un mercado. Por todo lo que se aprecia de este hecho, sin ser experto, se percibe que el señor García ingresó a su apartamento con el propio criminal. Que venía de una discoteca. Que el vivía solo. ¿Se trata este caso realmente de un crimen producto de la inseguridad? ¿Hay que achacárselo al gobierno? ¿Esta lleno el país de crímenes de esta naturaleza como jura y perjura La Bicha? La Bicha insiste una y otra vez, que Venezuela esta llena de familia que lloran a sus Javier García. Sabemos que el peor karma de esta señora es su propia inmunda charca en la que vive, pero nos lanza a cada venezolano sus enfermos y virulentos excrementos, por un rencor y un feroz desprecio que siente por ella misma. Bicha, habla un poco de ti misma, di lo que eres, lo que te devora por dentro. Confiésate, Bicha.

Ya todos los canales enfermos nacionales e internacionales, haciéndose eco de otros periodistas enfermos como La Bicha, le endosan el crimen a Chávez. Ya lo ha hecho de primero Globovisión y principalmente la madre de todos esos medios, la SIP: Sapos Interamericanos de la Prensa. El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), que tiene su base en Nueva York, acaba de solicitar en un comunicado a las autoridades locales a "conducir una investigación pronta y exhaustiva'' sobre el asesinato.

Que se hagan todas las investigaciones, pero también por respeto que se haga un poco de silencio. Que se esperen los resultados.


jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4729 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a58958.htmlCd0NV CAC = Y co = US