MOSCAPIL (Mosca y pilas)

Cuando el Presidente Chávez anuncia la creación del Centro Nacional de Mensajes (CNM) para contrarrestar la terrible guerra mediática desatada en su contra y al mismo tiempo informar de manera dinámica sobre los logros de la Revolución, definitivamente demuestra estar más en la partida que sus asesores.. No olvidemos que los golpistas no descansan ni van al baño. Que cambian la playa de los fines de semana por inventar cualquier vaina en sus laboratorios de guerra sucia a fin de “escoñetar” al líder.

Lo que quiere Chávez es que sus colaboradores mediáticos se monten en el burro las 24 horas igual que sus enemigos comunicacionales y que todo el tiempo piensen y actúen en como defender al bebé revolucionario venezolano e informar de los pininos que está haciendo todos los días rumbo a la consolidación de la felicidad plena del pueblo. Es decir MOSCAPIL (Mosca y pilas).

Modestamente confieso que observo cierta lentitud en la defensa del Proceso y de Chávez ante el bombardeo incesante del Terrorismo Mediático nacional e internacional. En ocasiones ni siquiera he visto defensiva ni ofensiva. Todo ello a pesar de la constante y manifiesta preocupación hecha pública por el propio Presidente Venezolano.

Mi profesión de Periodista con estudios en Mercadotecnia me permite, humildemente, establecer ciertos criterios técnicos sobre el desempeño mediático de la plataforma pro Chávez. Criterios, que por lo visto, están en concordancia con lo que piensa nuestro Presidente cuando anuncia el CNM...
Tradicionalmente las campañas publicitarias y propagandísticas (aunque hoy por efecto de la guerra mediática se entremezclan los dos conceptos al mismo tiempo) se planifican en función del comportamiento del mercado. Es decir Marketing estático: “Para vender tanto y colocarlo en el puesto de venta en el tiempo preciso y en la cantidad necesaria debemos invertir en medios tanto durante equis tiempo”. Sin embargo la dinámica del comportamiento del mercado puede establecer cambios en la aplicación de la propaganda o de la publicidad o de la “publipropaganda”.

En política no puede aplicarse la estática al mercado comunicacional. La dinámica de los cambios es de una velocidad increíble. Lo que a la una de la tarde es funcional tres horas después n.t.v (no tiene vida). Por eso hay que estar MOSCAPIL

(Mosca y pila). Por eso hay que estar encima de la defensa y de la proyección de la Revolución Venezolana. Por eso hay que tener una respuesta contundente e inmediata ante cualquier cambio en la estrategia del enemigo; cuando lo derrotemos mediaticamente; cuando nos anotemos un triunfo social por efecto de la obra revolucionaria. Es decir. No hay que dar tregua a los enemigos del Proceso. Hay que estar MOSCAPIL.

Por ejemplo. INTERPOL dictaminó que la laptop del asesinado Raúl Reyes no arrojó ningún documento que refleje que el Presidente Chávez es terrorista. Esa vaina tenía que ser hoy lunes línea maestra defensiva del Proceso tanto en los medios oficiales como privados. Una vainita de eso leí el domingo en Vea. Mientras que en Últimas Noticias observé un aviso publicitario en la pagina 45. Sin embargo Chávez anunció el incremento del precio del maíz a nivel de productor y enseguida La Canalla le cayó encima con una sarta de mentiras y nadie le defendió. Eso lo dijo el propio Jefe.

De eso se trata. De estar MOSCAPIL (Mosca y pila). De montar guardia mediática día y noche. Vivir encima de las computadoras. Navegar de manera permanente y continua por Internet. Inventando. Armando la defensa. Aplicar el contraataque. Estudiar de manera persistente la dinámica del comportamiento mediático del adversario y aplicar los correctivos. Combatir las escaramuzas.
También se trata de seleccionar una batería estratégica de hombres y mujeres prestas a declarar a los medios sobre ataque y defensa del Proceso. ¡Más nada! ¡Claro! Esa ardua tarea revolucionaria echará a perder los fines de semana y los ratos de ocio. Pero estamos en guerra. Y en guerra el enemigo no descansa ¿por que hacerlo nosotros si lo que está en juego es ¡La Patria, carajo!?

TINTERO: MOSCAPIL. Así se llamó una columna de opinión que escribí durante mucho tiempo en el desparecido y siempre recordado Diario de Oriente, de Barcelona.

TINTERO II
Me siento muy apenado por los gazapos del artículo anterior. Les presento mi más sinceras disculpas y exhorto a mis compañeros de página a extremar los cuidados para ser más competitivos. Recordemos que nuestros garabatos son leídos también por personas que están en pleno proceso de formación revolucionaria.

americoarcadio@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2450 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación



Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular