Los tiene mal, Presidente, déles ahora un “Knock Out”

En ocasiones entendemos a esos compatriotas que se niegan a ver
Globovisión, aunque sea un minuto. Nosotros que para poder hacer nuestro
trabajo tenemos que ver el mencionado canal, en oportunidades no podemos
evitar las náuseas que nos producen las actitudes miserables de los
asalariados de Ravel.

Resulta asqueroso que ante cada noticia positiva, en ese canal se recurra
a la práctica fascista de buscar un hecho, una declaración o un error
con el cual minimizar lo agradable y desviar la atención del televidente
de lo esencialmente importante.

Sin embargo, a pesar de la experiencia que han acumulado en la práctica
de hacer periodismo de albañal, este bisoño 2008 ha sido hasta ahora
frustrante para estos paraperiodistas.

A pesar de sus esfuerzos no han podido evitar que el pueblo venezolano
celebre tres victorias consecutivas y que asocie las mismas al trabajo
del gobierno y del Presidente.

Las dos primeras victorias vinieron de manos de los equipos de voleibol
masculino y femenino que participaron en las eliminatorias suramericanas
a las olimpiadas de Beijin.

De poco ha servido el esfuerzo de Ravel y sus asalariados por asociar la
gesta de los muchachos y muchachas del seleccionado de voleibol, a un
esfuerzo particular de los atletas, dejando de lado la acción del
gobierno.

En el rostro se les refleja la ira. Las victorias la sienten como un
duro golpe, porque a ellos les duele en el cuero (no se puede decir
alma, porque no tienen) cualquier hecho positivo que ocurra en el país,
si en él, algo tiene que ver el gobierno.

No tenga usted, amigo lector, ninguna duda que esos enanos de espíritu
hubiesen preferido que a nuestras selecciones les infringieran
aplastantes derrotas.

La tercera victoria, les dolió mucho más. Ella llegó en helicóptero desde
las montañas colombianas.

¡Cómo le duele a esos insensibles la libertad de Consuelo y de Clara!
Créannos que las hubiesen preferido muertas.

Fue tanta la frustración que se vivió en Globovisión que el “analista
estrella” del canal (Julio Cesar Pineda) soltó una hipótesis que sólo a
un miserable como a él puede ocurrírsele: Enmanuell podría ser el
producto de una violación.

La otra estrella (Leopoldo Castillo) al mimo momento de la liberación,
intentaba restarle brillo entrevistando a otro pobre diablo, para que
dijese que Chávez se preocupa por los secuestrados en Colombia y
abandona a su suerte a los secuestrados en Venezuela. Todo esto mientras
la pantalla mostraba unos mensajes que exigían “más pan y menos circo”.

Hacían falta este trío de victorias, que son al mismo tiempo tres
derrotas para la miseria humana que abunda en Globovisión.

Ojalá y el gobierno nacional las complemente con un duro golpe a la
especulación, un golpe durísimo al hampa y otra más duro aún al
acaparamiento y la escasez.

Aproveche que los tiene mal, Presidente, déles ahora un “Knock Out”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2475 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor