Globovisión toma el poder

Lo dice el general Muller Rojas: parece que la oposición está mandando. Y lo está haciendo desde hace muchos años, pero ahora de manera frontal. Globovisión dio la orden de que vendieran un poco de leche, de que apareciera un poco de azúcar y además para entretener a los estudiantes burgueses le otorgó el título de politólogo a Nixon.  

Algunos del gobierno nuestro creyeron que poco a poco podía ir venciendo a Globovisión, y ahora se ve que calculó mal. Por allí me llegan mensajes preguntándome desde varios países, por qué yo considero que ya es imposible cerrar Globovisión, y les contesto que sencillamente porque Globovisión es el Estado mismo. Globovisión manda, aterroriza, se impone y se hace respetar. A Globovisión le gusta hablar de Estado a Estado. No hubo manera en la campaña que nadie le hiciera entrar en el aro. Ellos metieron en el aro al Gobierno. Ravell no perdía oportunidad para plantarle cara a todos los que iban a protestar frente a su canal y salía fortalecido de los ataques que le hacían e incluso se permitía convertirse por unos minutos en analista político y le metía por el ojo a los chavistas lo del chavismo sin Chávez, y les decía con todo su descaro: “Ustedes lo que tiene que hacer, en lugar de estar aquí es ir a resolver el problema que tienen con los que quieren dentro de su partido eliminar a su Presidente.”

Ravell salía muy sereno y fresquecito de su estudio a hablar con los motociclistas, con el pueblo chavista, convencido de que si le llegaban a tocar un pelo él derrocaba al gobierno, el gobierno caía.

Ravell iba a las marchas con su franela del NO y en el pecho una chapa con el rostro de Nixon Moreno. Ravell fue el que le dio el título de politólogo a Nixon. Fue una orden al Consejo Universitario de la ULA, y el ministro Acuña tiene que tragar grueso. Ravell sacó del closet a Marisabel y la puso a hablar como una muñeca de guiñol. Ravell fue el que solicitó le publicasen a Baduel un artículo en The New York Times. Este hombre sí es verdad que está convertido en todo un gran Mariscal de campo, dando órdenes a sus huestes de periodistas para que minen totalmente el poder de los chavistas en los sectores populares. Yo presiento que está cogiendo tal fuerza que si no medimos bien nuestros pasos, su empuje puede ser crucial en los próximos meses para que llegue a quitarle a Chávez hasta sus cuadros más sólidos. Ravell está organizando sus cuadros “estudiantiles” para echarlos de manera fulminante contra un gobierno zarandeado en el próximo mes de enero.

Lamentablemente veo muy mal esto. Como nunca, ni siquiera cuando el paro petrolero, estoy viendo al Gobierno acusar el golpe y andar en posición de recule. Hay noticias que parecen muy inocentes pero que son claves para entender lo que realmente está pasando. Abra usted el Sitio de Globovisión y vea la manera como le ordena al Estado que se ponga en su lugar so pena de hacerle pagar muy caro sus supuestas faltas: “Globovisión consignó un escrito ante la PM solicitando procedimiento disciplinario para funcionarios que agredieron al equipo reporteril del canal

Observen el don de mando; casi un ultimátum. “Este martes, Globovisión consignó un documento ante el Director de la Policía Metropolitana, general de División (GN) Juan Francisco Romero Figueroa, solicitándole que “proceda inmediatamente a iniciar la investigación y el procedimiento disciplinario a todos los funcionarios policiales que participaron” en la agresión del equipo reporteril de Globovisión el pasado 6 de diciembre y “se les apliquen a la mayor brevedad las sanciones que corresponden”. “Para ello, solicitamos que todos los funcionarios presuntamente implicados en estos graves hechos ilícitos sean separados de inmediato de sus cargos, como medida cautelar necesaria”, especifica el escrito.”

Y lo va a conseguir todo muerto de la risa.

Así se gobierna, carajo: “¡ASÍ, ASÍ, ASI ES QUE SE GOBIERNA!”

No se andan por las ramas, pues. Y al Gobierna no le queda sino meterse el rabo entre las piernas, porque qué otra cosa pueden hacer. En Mérida los guarimberos le pueden meter balas 9 mm a 74 policías, y ojalá hubiese un ser humano que tuviese someramente el poder de Ravell para exigir investigaciones con ese carácter y esa decisión. Si tal cosa tuviéramos en Mérida, ya el rector de la ULA y todo su equipo estuvieran presos.

NOS HACE FALTA POR FAVOR UN RAVELL EN ALGÚN MINSTERIO!!!! “¡ASÍ, ASÍ, ASI ES QUE SE GOBIERNA!”

Y Globovisón continúa: “De esta forma se estarían cumpliendo las obligaciones internacionales y constitucionales del Estado venezolano, sobre “la ejecución de las medidas provisionales ordenadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos a favor de Globovisión, a fin de garantizar la vida, integridad personal y libertad de expresión de los periodistas, directivos y trabajadores de Globovisión, y de las otras personas que se encuentran en las instalaciones de este medio de comunicación o que estén directamente vinculadas a la operación periodística del mismo, así como protección perimetral a la sede”.

Claro, Globovisión sí sabe cuidar a su gente. Y la gente está con quien sabe defenderle, protegerle, darles todas las garantías que necesita para agredir; insultar, ofender y mentir a mansalva. Así sí vale la pena tener a un jefe, no como los pendejos chavistas que apenas colocaban un SI en sus carros se los destrozaban y los policías salían a defender al escuálido, y para más ñapa el chavista quedaba como violento, sucio e hijo de puta.

Globovisión no le deja respiración al pobre gobierno: “los funcionarios policiales en el desempeño de sus funciones deben respetar y proteger la dignidad humana y garantizar y defender los derechos humanos de todas las personas” y el Artículo 64 que prevé que “ningún funcionario policial puede infligir, instigar o tolerar acto de tortura alguno ni tratos crueles, inhumanos o degradantes …” y que “se entiende por tortura todo acto realizado intencionalmente mediante el cual se inflijan en una personas maltratos, dolores o sufrimientos físicos o mentales con fines de investigación criminal, como medio intimidatorio, como castigo personal, como medida preventiva o por cualquier otro motivo”.

 

“Sin lugar a dudas en este caso los funcionarios implicados violaron flagrantemente su obligación de respetar los derechos humanos de los trabajadores de Globovisión y participaron en actos de tortura o cuando menos tratos crueles, inhumanos o degradantes.  Ante esta situación es indispensable que la Policía Metropolitana abra de inmediato la averiguación disciplinaria correspondiente para que se le apliquen a la brevedad las sanciones procedentes a todos los responsables, tanto intelectuales como materiales, a fines, entre otros, no sólo de sancionarlos sino de evitar que estos funcionarios”, termina el documento firmado por la consultora jurídica de Globovisión, Dra. Ana Cristina Núñez.


jrodri@ula.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2897 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a47244.htmlCd0NV CAC = Y co = US