Globovisión y el imperialismo

Ya es hora de que afrontemos los abusos de “Globoterror”, los más azarosos que he visto en más de cincuenta y cinco años, o más, de presenciar la corriente viva de la historia. Ya es hora de oponer a los atrevimientos de este canal golpista y terrorista algo más que el asombro seguido de resignación fatalista, algo más que las protestas, semejantes a cohetes que estallan con luces y ruido, apagándose al punto en cobarde silencio. Forzoso es que alguien, sea quien fuere, clame ante la faz atónita del pueblo venezolano, incitándole a contener enérgicamente las insensateces de los que manejan ese medio de difusión mediático criminal, que cumpliendo ordenes del imperialismo y de la oligarquía, que arrastrados de la fatalidad, están metidos en la conspiración de derrocar el Gobierno Bolivariano y en el compromiso de agrandar la acción ofensiva con amplitudes desproporcionadas, pero que no tendrá cabida en el marco de aceptación del pueblo. “Que el Pueblo hable, que el Pueblo actúe, que el Pueblo se levante, en el sentido de vigorosa autoridad”; que no pida a CONATEL lo que esta, no puede dar. Exigirle a “Globoterror” respeto a las mayorías, verdad en las informaciones; orden, serenidad y juicio. Unidos todos, encaminados a exigir hacia su término los vejámenes, con ultraje al pueblo y desprecio de los derechos más sagrados. No estorbemos a la justicia, sino a la desenfrenada arbitrariedad y al furor vengativo, No temamos que nos llamen turbas anarquizantes, que esta resucitada Inquisición ha descubierto el ardid de tostar a los hombres en las llamaradas de la calumnia. Ya nos han dividido en dos castas: buenos y malos. No nos turbemos ante esta inmensa ironía. Rellenemos las filas de los malos que burla burlando, a la ida contra el enemigo, seremos los más, y a la vuelta los mejores.

Indudablemente, vamos hacia la paz, pero queda aun por realizar una etapa del plan de operaciones elaborado por el imperialismo del cual Globoterror es su brazo ejecutor en Venezuela, en concordancia con el oposicionismo más recalcitrante; estamos obligados y tenemos el compromiso de votar SÍ, SÍ la Reforma Constitucional. Debemos exigirles a los flabistanes cipayos y tarifados que laboran en “Globoterror”, respetar al pueblo soberano y mayoritario que somos dueños del Poder del Gobierno y del Estado. Desgraciadamente estos malandros y su patrón “Globoterror” explotan las carencias del pueblo, y sus tristezas abusando de su buena fe, a estos miserables les importa poco lo que sufrieron las clases desposeídas y marginadas durante más de cuarenta años, por los gobiernos que ellos nos vendieron y apoyaron.

manueltaibo@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2611 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a45153.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO