Bobolongo está genial: “Sin propiedad privada no existen medios de comunicación”

Bobolongo está incansable. De San Fernando de Apure a Maracaibo, de aquí a San Cristóbal, luego a San José de La Velita, Pariaguán, Santa Cruz,... “Mis medios estás en peligro; entendéis, mis medios de vida, y voy este fin de semana a la reunión anual de la Sociedad Interamericana de Prensa para informar a los miembros de la organización sobre los riesgos que correría el país ante la posible aprobación de la reforma de la Constitución propuesta por el presidente Hugo Chávez.”

Añadió que Patria y Propiedad privada son una misma cosa. “¿Dónde –arguye tajante- podrían existir verdaderos periodistas si ellos no estuviesen amparados por la SIP?” Sin propiedad no hay democracia, ha sostenido en todas partes. Todo el que tenga algo en el bolsillo para comprar un periódico, una revista -proclama Bobolongo- es en esencia un ser decididamente anti-socialista y lo perdería a partir de enero de 2008, si se aprueba esa magna carta comunista. Con esos cambios se verá amenazada la propiedad privada y, por ende, los medios de comunicación privados e independientes de Venezuela.”

Sostiene con una filosofía más profunda que la de Manuel Rosales que la libertad de expresión nació el mismo día en que surgió la propiedad privada, porque entonces el hombre apoyado en algo propio pudo decir “esto es mío y a mí nadie me lo quita, y el que ose quitármelo estará invadiendo mi razón, lo que más me duele, el sentido supremo de mi existir y por lo cual puedo asegurar que estoy vivo, que pienso y puedo anhelar vivir. Con ese sentimiento surgieron los medios para auto-protegerse frente a la chusma iracunda; para denunciarla ante los poderes del Estado, y mantener a ese mismo Estado alerta, porque el que tenían algo, sabía que algún día iría a arrebatárselo, porque la chusma en esencia es haragana, sucia y pendenciera y le gusta lo ajeno. Con la reforma de la Constitución propuesta por el presidente Chávez desaparecerán los medios de comunicación independientes. La reforma amenaza directamente la existencia de la propiedad privada porque incluye la expropiación sin sentencia firme, o sea, el Gobierno podrá expropiar lo que le dé la gana y después hará los juicios; así podrá expropiar medios de comunicación".

Enfatizó Bobolongo que es lamentable que una situación así se llegara a materializar porque, en su opinión, "la desaparición de los medios de comunicación es la desaparición de la democracia. Ya envié una dura advertencia a la SIP, cuya existencia es producto de la propiedad privada, no del periodismo, no del conocimiento, sino en esencia del dinero que todo lo hace posible en esta vida. No tenga usted unas lochas en el banco, no tenga usted una buena faja de dólares y atrévase a ir a un país libre como Estados Unidos o a un país europeo y entonces se dará cuenta de que no vale nada, de que carece de libertad, de don de gente; por eso en la reunión anual la SIP que congregará a más de 3.000 representantes de medios de comunicación del continente y de España, insistiré en la importancia de que los miembros de la organización sigan aumentando sus negocios, sus capitales porque de esa manera nos haremos imprescindibles para la libertad de prensa, para la libertad de pensamiento. Indudablemente que una situación de socialismo a la venezolana en el hemisferio nos dejaría sin el chivo y sin el mecate, y quiero alertar sobre esto alerten a las sociedades de todos los países del mundo.”

Denunció Bobolongo que la asamblea general de 2008 iba a llevarse a cabo en Caracas pero los dueños de los grandes hoteles se negaron a prestar sus instalaciones: "La asamblea de marzo, que iba a ser en Venezuela, tuvo que ser cambiada de país porque, por presiones, los hoteles más importantes se negaron a reservar habitaciones para los miembros de la SIP. Díganme ustedes si esto no es fin de la libertad de expresión si no cierran todos los hoteles y todos los restaurantes donde nosotros los dueños de medios nos expresamos. ¿A dónde iríamos nosotros a dialogar, a expandirnos en nuestras anchas y profundas posiciones si no hay modo de departir en Las Mercedes, en Altamira o La Castellana?”

Bobolongo también hizo referencia a los Lineamientos Generales del Plan para el Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013 y advirtió que a través de este mecanismo se impondrá una hegemonía comunicacional en su contra. "De ese proyecto, lo más importante es que define la hegemonía comunicacional, el control sobre los medios de comunicación de todo el país, los privados y los oficiales". Recalcó; "ese plan establece el control social sobre el billete, es decir de los medios de comunicación. Los medios estarán sujetos a formas de organización popular que tienen carácter vinculante y podrán obligarlos a difundir sus elementos de formación de principios éticos y valores ciudadanos, es decir, los medios tendrán que difundir los valores socialistas, y ahí se monta la gata en la batea…".

Otro aspecto que consideró que es importante destacar es la capacidad de decisión que tendrán los integrantes del Poder Popular sobre todos los ámbitos de la nación: "El carácter vinculante de las decisiones de los consejos comunales y las asambleas de ciudadanos no se sabe si estarán por encima o no de la ley; es un poder no delimitado y, por lo tanto, desproporcionado". Bobolongo está profundo y dice que la pelea es pelando. Culorín colorado…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4280 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a42292.htmlCd0NV CAC = Y co = US