Entretelones en “El Nacional”: “sólo 7 negros estarán en la fiesta”

EL bonche comenzó a las 9 de la mañana del viernes 3 de Agosto de 2007. Se celebraba nada menos que el cumpleaños número 64 del periódico después de un rediseño a fondo y en una nueva sede. Para la prolongada recepción se hizo una exhaustiva vigilancia con el fin de evitar asomados, fisgones, entrometidos, “pantalleros gastados”, “mental lumpens” y negros que no hubiesen sido previamente seleccionados por los organizadores. Perdonen algunos que use explícitamente la palabra “negro”, pero es que así lo manejaron directamente los dueños de El Nacional.

Por ejemplo, a Pedro Luis Flores quien rogó encarecidamente a Alejandra Otero que no lo fueran dejar por fuera, finalmente no fue invitado. El Matacuras y el Kico prometieron hacerle la segunda, pero el es que realmente no tenía chance. El cupo máximo era de nueve negros “… ni uno más”, y en eso Miguel Henrique Otero fue inflexible. Coquito y su combo coparon gran parte de los afrodescendientes permitidos.

Lo más triste fue el caso del afrodescendiente Gustavo Azocar, quien se vino especialmente emperifollado desde San Cristóbal y con un exquisito regalo “para el jefe”; se presentó sin la debida invitación y le echaron en la entrada una jarta horrible, “¿qué te has creído, chico?”. Hay afrodescendientes que procuran ser finos y blancos, y creen que con declararle la guerra a Chávez y a su lumpen pueden algún día llevarlos a debutar en sociedad. Se equivocan, estimados.

Miguel Henrique Otero exigió que el carácter de la fiesta llevase una buena dosis de juvenil frescura: mucha rumba, mucho destape, bulla y humorístico jaleo, digna de la nueva imagen del periódico. Tal como lo hace la oposición con sus circos ambulantes. Es decir: shows con políticos-faranduleros, artistas-faranduleros, empresarios-faranduleros, periodistas- faranduleros y lectores muy sifrinos. Miguel Henrique Otero acuñó en esta ocasión la consigna: “¡Qué no se acabe nunca esta fiesta!” Las primeras en llegar fueron un montón de matronas recién refraccionadas en los senos, en la nariz, nalgas y cuello. La mejor operada, por consenso fue Milagros Socorro con una cirugía milagrosa que le quitó a la Pelona diez años en regla.

El Nacional se encuentra pues, chévere: a la altura de una “Venezuela Gráfica”, de Chepa Candela, “Ronda” o “Vanidades”. Los anfitriones fueron Coca-Cola, Juan Chichero, Polar Ice y Pepsi, los cuales saciaron la sed de los empleados de baja categoría. Sus kioscos fueron colocados bajo un toldo que se levantó en el estacionamiento del diario. La jarana de los premios en reconocimiento al personal del periódico, la encabezó Bobolongo, quien como todo un rockero se arrancó la corbata y la lanzó al público. “Se rompió el protocolo, se lanzó una lluvia de papelillos, se desplegaron dos enormes banderas y empezó la fiesta. Arrancó una rumba muy animada, diversa y variopinta, que quizás ha sido la fiesta aniversaria de más larga duración organizada por el periódico.”

Bobolongo entonces se despepitó con soltura hablando de lo que considera como la más grande pasión del pueblo, su apego a la libertad la cual, “¡está amenazada!” Por eso finalizó su discurso con una convicción: "Ante la posibilidad de perder una manera de vivir y relacionarnos con los demás y con el mundo, los periodistas y los medios de comunicación no tenemos alternativa: nos toca luchar por las libertades pero, sobre todo, ejercerla en nuestro oficio con los más altos preceptos de calidad, veracidad, profundidad, inteligencia respeto a los derechos individuales y a las leyes. Hemos sido convocados a una lucha cuyo carácter es histórico y decisivo".

A los invitados de segundo nivel los llevaron al puesto de Bodegas Pomar, la marca de vinos de Empresas Polar. El Claudio Nazoa llegó gritando: “Con mi whisky sí se metan”, y todos los presenten le aplaudieron a rabiar. Bobolongo le decía a Claudio: “No te pude conseguir de 18, pero te tengo tres botellas de 6, que dan lo mismo”, y los presentes se murieron de la risa.

Dice el cronista estrella del diario: “Las colas más grandes se hicieron evidentes a la hora del almuerzo en los puestos de Sándwich Express y Miscell Anne Ous, dos de las marcas de alimentos que acompañaron a El Nacional en esta fecha aniversaria. Cerca de ellas estaba Harina Pan, en cuyo kiosco se distribuían arepitas amasadas con queso. Torondoy ofreció una degustación de sus quesos, mientras los encargados de Domino’s entregaban un slice de pizza a los asistentes. Mc Donald’s y Frapé, con sus helados, fueron las encargadas de distribuir el postre. También hubo espacio para los alimentos congelados La Granja, que hizo una surtida exhibición de sus productos, y K-t-dra, desde donde se repartían empanaditas de carne.”

La juerga la transmitían en vivo por la emisora 88.9 FM, donde se presentaron Las Cherrys y Calle Ciega, y Bobolongo como buen neoliberal aprovechó vender. Colocaron a cuatro promotores que mostraban productos y los invitaba a afiliarse para que pudieran gozar de los beneficios y ofertas que ofrece Rattan durante el año. Además, les daban cupones válidos por 10% de descuento en sus compras.

Cuatro maniquís lucían trajes de gala hechos con papel impreso de El Nacional creados por diseñadores de la talla de Giovanni Scutaro, Gionni Straccia, Richard Febles y José María Almeida.

“Al entrar a la nueva sede, los invitados pasaban por un corredor azul con frases de los entrevistados publicadas en la edición aniversaria, dedicada a las pasiones de los venezolanos. "Me identifico con Darth Vader porque gozaría un puyero quitándole la cabeza a todo el mundo", rezaba un texto firmado por Alexander González, fanático de la Guerra de las Galaxias. Y la sorpresa es que a los pocos pasos, el propio Darth Vader se exhibía como parte de los invitados y sin ánimo de acabar con la cabeza de nadie. Famosos y anónimos, adultos y niños, políticos y artistas, periodistas y fuentes, protagonistas de las noticias y lectores, departieron por muchas horas en la fiesta protagonizada por la música. Entre los humoristas estaba el coronel Macario, que se ha hecho famoso por sus videos en You Tube.”

Aquello estaba a los tequeteques de alegres comensales: JONATHAN MANZANO, ERNESTO MORGADO, JESÚS CASTILLO, WILLIAM DUMONT, NELSON CASTRO, HENRY DELGADO. El grupo Calle Ciega trajo el infalible reggaeton al estacionamiento y Bobolongo dio unos ricos pasitos junto con Yordano Di Marzo, Las chicas Polar Ice mostraban sus muslos más arriba del delta inefable. El artista Roque Valero cantó y firmó autógrafos a sus fans, Charito Cruces baila al ritmo del merengue, Claudio Nazoa, ganador del Mejor Artículo de Humor se hartó de decir pendenjadas todas muy bien aplaudidas. Carlos Fonseca se autogalardonó con el “Pedro León Zapata”. A Alejandra Otero no se le vio tan bobita y se tiró unos giritos de grado 33 con Julio César. Se formó el grupo Geriático Insolente con Venegas e Hilda Lugo Conde, Carmen Sofía Alfonzo, Blanca Vera, Milagros Socorro, la primerísima Mirla Castellanos, Pompeyo Márquez, Carlos Melo y Manuel Felipe Sierra, Rafael Poleo (viejito de bola) y Levy Benshimol. Todos bailando al son de las melodías de Las Cherry, Camino a la Fama y Calle Ciega. Qué grandioso es pensar que todo este viejero (grandes habladores de sandeces) ya no estará vivo para el 2012.

Vladimir Villegas llegó saludando a diestra y siniestra y luego se enzarzó en diáfana y confortable conversación con Henrique Capriles Radonski y Claudio Nazoa. Levy Benshimol anduvo gran parte del tiempo departiendo con el anciano sinvergüenza de Simón Alberto Consalvi. Ismael García en ningún momento se despegó de Gerardo Blyde. El rabino golpista de Pynchas Brener estuvo en consulta permanente con Fausto Masó, el filósofo Manuel Rosales, Julio Borges, Yelitza Linares y Manuel Caballero (con su melena poblada de caspa y cubierta con su imperdible boina). Pedro León Zapata sólo abrazaba las de hight, y para dárselas de cómico como el Claudio le decía a Mara Cormelatti y a Antonieta Jurado Blanco que él le quería esta vez pedir autógrafos al público. La gente se río de lo lindo de esta bella salida.

“Para cerrar con broche de oro esta magnifica fiesta, Liliana, Lila y Lilibet Morillo cantaron el cumpleaños feliz generando la euforia colectiva y el máximo disfrute entre los invitados.”

jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9477 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a39394.htmlCd0NV CAC = Y co = US