Realismo Mágico

La lucha por la libertad es contagiosa por su intrínsico sacrificado heroísmo y su desinteresado idealismo. Los que cargan esa bandera lo hacen en condiciones de opresión y rodeados de condiciones hostiles. Usualmente ese es el caso, a menos de que usted se encuentre en Caracas y sea un opositor al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

Si usted ha mirado las noticias últimamente habrá notado que los estudiantes en Venezuela están protestando a favor de la libertad de expresión. A lo mejor se va a sorprender de lo que voy a decir pero es la verdad y se lo voy a explicar: Esas demostraciones no son mas que manifestaciones públicas de esquizofrenia colectiva promovida por los medios de comunicación.

No hay mejor manera de describirlo.

Los estudiantes primero se lanzaron a la calle al son de la amenaza a la libertad de expresión supuestamente representada por la expiración de la licencia de transmisión de un canal de televisión. Ahora, dos semanas más tarde, ellos marchan por la autonomía de sus universidades.

¿Qué cambió?

Bueno, no es fácil luchar por la libertad de expresión en un país donde las libertades de todo tipo, incluyendo la de expresión, ya existen. Es difícil no lucir como un soberano insulso anunciando al mundo, sin ningún tipo de restricción, que el derecho a decir lo que está expresando en es mismo instante está en realidad limitado.

¿Ridículo? ¡Si! Y hay más aun…

A petición de los luchadores por la libertad, la “dictadura” venezolana permitió que se presentaran en la Asamblea Nacional y expresaran lo que no les gustaba del “régimen” y del “autócrata” que lo controla. Nuestros héroes pusieron por escrito como condición que el evento fuera transmitido a nivel nacional por todos los medios audiovisuales.

¡Sorpréndase! Sus deseos fueron satisfechos por la “antidemocrática dictadura violadora de derechos humanos”.

Una vez en la Asamblea, para asombro inclusive de sus propios padres, los estudiantes abandonaron el lugar afirmando que era una trampa del gobierno y que ellos no sabían que el evento iba a ser transmitido en vivo por la radio y la televisión.

¡Tanto esfuerzo perdido en la lucha por la libertad de expresión!

“¿Y que tal si mas bien luchamos por la autonomía de la universidades?”, alguien en las filas de la oposición parece haber preguntado. Y por allí se lanzaron…

Y ya que el tema de autonomía de las universidades podría terminar mordiendo en el rabo a las autoridades de las universidades privadas, no se sorprenda si mañana el motivo de las protestas de los estudiantes se cambia a mejoras en la calidad de la comida que se vende en las cafeterías de esas universidades.

Los estudiantes representantes de ambos bandos terminaron bailando juntos a decepción de los que querían “aprovechar la oportunidad”. Ya nos enteraremos de cómo algunos políticos piensan “aprovechar” la oportunidad que representa la Copa América.

Por ahora los medios, con la fanfarria correspondiente, han decidido pasar la batuta a los “periodistas por la Libertad de Expresión”. O sea, a los mismos que decían lo que se les venía en gana en RCTV. Mientras la búsqueda de un muerto continúa, no apuesten a ver a Carla Angola bailando con Mario Silva.

Hay gente que todavía se pregunta por qué la oposición venezolana no es más que un fraude…

elio@vheadline.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3755 veces.



Elio Cequea


Visite el perfil de Elio Cequea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /medios/a36764.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO