Vargas Llosa: “no hay peor mierda que ser pobre”

Lo dijo don Mario, ofuscado, viendo como en América Latina los gringos son arrinconados. Su odio racial, su locura pro-norteamericana le hace solicitar cada día información sobre lo que sucede en Venezuela. Le escribe a Alan García para que lidere una avanzada contra Chávez en el continente. Tiene conferencias con Bachelet, con Lula, Tabaré Vásquez, Uribe, en las que les solicita se aplique alguna sanción internacional al negro, al miserable, al indio, al gorila y al bobo feroz fanfarrón, eterno aprendiz de dictador, Hugo Chávez. Ha procurado encontrar defectos físicos o de vestimenta en Rafael Correa, el presidente ecuatoriano, para ponerlo en la chicota pública pero todavía está procesando datos. Su odio demencial contra el Evo lo tiene enfermo, “cómo es posible que después de un hombre de modales tan fino y de buen gusto; tan delicado, culto, decente, sensible y humano como GONZALO SÁNCHEZ DE LOSADA, haya llegado a la Presidencia de Bolivia ese detestable y abominable ridículo indígena de Evo Morales, con sus chamarras de cuadros y de rayas tan espantosas”.

Su estilo es idéntico, y causa asombro, al del Grupo Chigüire de la UCV que le pide a los chavistas “de mierda” que se vayan de su universidad y los dejen tranquilos y no los contaminen con su presencia. Es decir, que todo forma parte de una misma clase de equivalencia.

Indignado don Mario, confundido y herido en lo más hondo de su supra-ser, ha decidió viajar a Brasil y constatar en situ las réplicas de los diario más serios y representativos de ese país en sus ataques al tiranozuelo de Venezuela, y ha pasado “una intensa semana en ese país, en Río de Janeiro y Sao Paulo (con una rápida escapada al pequeño paraíso de Buzios), en la que, fiel a mi vocación inveterada de lector de periódicos, me he desayunado cada día sumergido en las abundantes páginas de O Globo, O Estado de Sao Paulo y A Folha de Sao Paulo, los tres principales diarios del país”.

El tema: Venezuela. Estos periódicos cada día colocan algo contra el tirano, que aunque muy insignificante les vive moviendo el piso, y poniendo en apuros al Congreso y los grandes jeques del imperio brasileño. “Excelentes”, dice don Mario; “los tres bien escritos y mejor diagramados, con una rica información local e internacional, buenos columnistas, escaso amarillismo y mínima chismografía.”

Todo esto porque le encanta cómo están jodiendo a Chávez, aunque no le dediquen espacio a la cultura, no importa, pues le dan duro al tirano Chávez que se ha empeñado en llevar a su país al mar de la felicidad, igual que Cuba.

Y no tarda en entrar lo que le importa: “La prensa brasileña, escrita y audiovisual, ha reaccionado con gran energía, condenando de manera severísima el cierre de Radio Caracas Televisión por el aprendiz de dictador venezolano, comandante Hugo Chávez. Hasta el Senado brasileño hizo lo mismo en un gesto que lo enaltece, sobre todo considerando los remilgos y silencios cobardes de los otros parlamentos latinoamericanos frente al atropello cometido por Chávez en su designio de acabar con el pluralismo informativo y la libertad de expresión en Venezuela. Penoso, eso sí, el apoyo que recibió Chávez del presidente Lula, quien justificó la clausura de RCTV, para no desencadenar las iras del caudillo venezolano, por lo que, afortunadamente, ha recibido de la prensa brasileña muchas y muy justas recriminaciones. Por lo demás, no existe el menor peligro de que Lula imite a Hugo Chávez: aunque le mande besos volados y simule a veces apoyarlo, su política está en las antípodas del estatismo y el colectivismo económico que el destemplado comandante aplica en su país, decidido por lo visto a producir en Venezuela una catástrofe económica e institucional semejante a la que causó en el Perú el general Juan Velasco Alvarado, otro de los mentores y modelos de Hugo Chávez, además de Fidel Castro.” Vaya, el tío mostró de un solo trancazo lo que quería. Don Mario está harto de que en América Latina siga creciendo la delincuencia, la mendicidad, la drogadicción, la corrupción y la burocracia, y por ello está decidido a dar su vida. Todas esas plagas para él, sólo un dios puede contenerlas, el modelo neoliberal, el libre mercado, que ha tenido grandes éxitos en Chile, gracias al valor de Augusto Pinochet quien lo logró imponer por vía de la Dama de Hierro, Margaret Thatcher.

Estando en Brasil don Mario tuvo un orgasmo lírico espantoso al leer el reportaje, que firma el periodista Duda Teixeira “quien ha verificado sus datos sobre el terreno, (y que) no tiene desperdicio. Entonces sin ningún escrúpulo se hace eco de “algunos ejemplos que muestran la velocidad y obscenidad con que los más estrechos colaboradores políticos del caudillo– paracaidista se han enriquecido en el poder. El psiquiatra Jorge Rodríguez, vicepresidente nombrado por Chávez, es dueño de un lujoso hotel, en la isla Margarita, el principal balneario del país. Adán Chávez, hermano del presidente y ministro de Educación, es dueño de una empresa propietaria de 1.600 camiones y barcos de pesca, y don Eudomario Carrujo, director financiero de la poderosa Pdvsa, la compañía petrolera estatal, posee una flota privada de quince automóviles de lujo, entre ellos un Hummer H2, que vale cien mil dólares. Este último vehículo es el preferido de los funcionarios chavistas, según confesaron a Veja los distribuidores de automóviles en Caracas. Y uno de los principales corifeos del “socialismo del siglo XXI”, el gobernador chavista de Carabobo, Luis Acosta Carlez, lo proclamó en la televisión sin el menor rubor: “¿Por qué nosotros, los revolucionarios, no tendríamos el derecho de tener una camioneta Hummer H2’” En efecto ¿por qué no? ¿Acaso el presidente Brejnev, de la URSS, no tenía el hobby de coleccionar Mercedes Benz? No sólo los coches de lujo son una de las debilidades de la actual nomenclatura venezolana. Otra es Miami y sus shopping centers, cabarets y hoteles de lujo. En esto, dice el periodista de Veja, con mucha gracia, Hugo Chávez ha conseguido igualar ya a su héroe epónimo Fidel Castro: como los cubanos, todos los venezolanos sueñan ahora con escapar a los Estados Unidos”.

Es decir que este gran escritor no le interesa en absoluto la investigación, saber si lo que se dice está basado en hechos ciertos, comprobables y fidedignos. Esa vaina no le importa en absoluto, si es contra Chávez hay que asumirlo como le llega. Igual como lo hace el Congreso de EE UU, el Departamento de Estado. Listo.

jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5490 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a36704.htmlCd0NV CAC = Y co = US