¡Verdaderamente, coño, aquí no hay libertad de expresión!

Nosotros, los bolivarianos, deberíamos marchar por la libertad de expresión. Lo del sábado 2 de junio debe ser un Gran Marcha por la Libertad de Expresión. Aquí los chavistas vivimos censurados no sólo por los medios poderosos impresos sino por ese 72% del espacio radio-eléctrico que tienen acaparado los fascistas. Aquí casi nada se sabe de lo que hace el gobierno, aquí con ese 72% del espacio radio-eléctrico controlado por las corporaciones que dependen de la SIP, lo que hace es tergiversar la información y transformarla en elemento conspirativo y perturbador. Además los medios poderosos con ese poder, chantajean funcionarios, incitan permanentemente a la violencia y al crimen, compran conciencias y mantienen a los locos disociados altamente agresivos contra el pueblo. De modo que ciertamente NO TENEMOS LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN VENEZUELA. Y si a eso le añadimos que internacionalmente la batería de esos medios (CNN, Reuter, la SIP toda) se concentran contra las decisiones soberanas de Venezuela, echando mano de una monstruosa manipulación, editando imágenes donde se coloca a nuestro Presidente al lado de terroristas, tomando perturbaciones de otros países para endosárnoslas, en las que se muestra un estado de “caos y de grave e insostenible situación política en Venezuela”.

De modo que no hay libertad de expresión, porque:

1- Los medios de la oposición venezolana desde el 2001 se han mantenido criminalmente aliados con la embajada norteamericana en su afán por derrocar al gobierno. Constantemente trasmite propaganda subliminal. Ante cualquier protesta de nuestra sociedad se coloca como víctima y utiliza estos argumentos para decir que se le arremete con armas y ataques feroces, para levantar banderas de los derechos humanos y de la libertad de expresión.

2- Para mencionar uno de tantos monstruosos atentados contra la Nación, nos referiremos a que los medios de la oposición venezolana causaron la masacre de Joao Gouveia en Altamira, y en sus laboratorios difundieron imágenes que había sido editadas en Globovisión antes de la masacre (en las que el alcalde Freddy Bernal aparecía al lado de Gouveia). El Ministerio Público nunca actuó contra este crimen.

3- Todos los llamados a paros, huelgas y marchas contra el gobierno son alimentados por todos los medios poderosos nacionales, que de inmediato provocan réplica en los internacionales asociados con estos poderes.

4- Nosotros los bolivarianos no tenemos a dónde ir para difundir nuestros pensamientos y nuestras ideas. Nos son negados los espacios, cuando se nos entrevista se hace para procurar ridiculizarnos, levantar hirientes sarcasmos y procurar colocarnos fuera de lo legal, de lo humano, de lo correcto. La mayoría de las veces sencillamente no se publican o difunden nuestros proyectos, nuestras ideas y posiciones.

5- Los medios en Venezuela sirven única y exclusivamente para mantener en jaque al gobierno, y con ello procurar constantemente derrocarlo.

jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3546 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a35671.htmlCd0NV CAC = Y co = US