Un rojo corazón socialista y revolucionario

Al desestabilizarse RCTV surgen en una sola voz mundializada, como en la sombría agonía de un moribundo canal fascista, sus ocultos financieros y dueños, que invisibles, sólo muestran las fachadas de instituciones que utilizan para atacarnos con sus delitos, culpas y atrocidades. Del Senado de EEUU al Papa, de las organizaciones no gubernamentales que dicen defender los derechos humanos (en verdad atomizados partidos políticos del neoliberalismo neoconservador) hasta las grandes instituciones como Amnistía, Human Rigth Watch, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dependiente de la OEA, el Parlamento Europeo, la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa); Reporteros sin Fronteras, Asociación Internacional de Radio y Televisión (AIR), Colegio Nacional de Periodistas (Levi Benshimol), Globovisión, El Nacional, The New York Times, FEDECAMARAS, la Iglesia fascista con sus portavoces de diferentes rangos, el director de la Escuela de Comunicación Social de la UCV, Adolfo Herrera, entre otros conforman un solo bloque articulando la presión nacional e internacional contra la revolución socialista bolivariana.

La producción inimaginable de 10 corporaciones multinacionales que gobierna a la prensa, publicidad y propaganda del mundo entero con sus ramificaciones en tele, cine, Internet, radio, diarios, revistas, editoriales conforman la verdadera estructura militar industrial mediática que defiende también una de sus embajadas imperiales en el caribe (RCTV) cuyo cipayo aquí es Marcel Granier, representando a la dictadura mundial que se disfraza en Washington de modelo democrático.

Guarimbas, saqueo, bloqueos, desabastecimiento, especulación, acaparamiento, manipulación mediática, psicoterrorismo mediático, instigación al delito, alteración y desorden generalizados, caos y desequilibrio es la “gran obra” de estos mercenarios del imperialismo yanki. Pero a todo este “parte de guerra” televisado que estamos viviendo, le estamos poniendo coto, control, orden, equilibrio; les estamos respondiendo hábilmente, inteligentemente, estratégicamente, tácticamente. Le estamos poniendo pecho, compatriotas, pecho y más que esto, le estamos poniendo corazón, un rojo, rojito corazón chavista y bolivariano, un rojo corazón socialista y revolucionario. Les respondemos que no es cierre, que es final de concesión, les devolvemos “golpe a golpe” sus ataques orquestado con el sustento de todo el dinero del mundo contra nuestra soberanía y dignidad.

El poder popular revolucionario responde a los ataques que provienen de aparentemente distintos sectores, políticos, religiosos, comunicacionales, parlamentarios, comerciales, educativos, pero a la final, la gran crisis los ha reunido a todos defendiendo al canal fascista que se va el próximo domingo, y no volverá jamás. Es el fin de la teledictadura en Venezuela, y es otro logro más del socialismo bolivariano. Atacan diciendo que peligra la Copa América, que Uribe no tiene nada que ver con los paramilitares conspirando a través de Manuel Rosales en el Zulia, y los alcaldes fascistas López y Radonsky, en Caracas; que es mentira el pago a SUMATE, granielito, y todo el personal de periodistas y “obreros” de la comunicación y la política al servicio del Pentágono, que ya empiezan a ser públicos por la información “desclasificada”; que las huelgas, los disturbios callejeros, son contra la injusticia social. Todo este escenario golpista ya lo hemos vivido, y no nos engañarán nunca más, porque sabemos hacia dónde vamos, para qué estamos luchando, por qué lo hacemos y con quién estamos.

Ni el Senado gringo y sus cipayos en Europa y en América escondidos en las instituciones que dicen defender los derechos humanos y la libertad de expresión, ni los escuálidos golpistas disociados en nuestro país podrán hacernos regresar a la IV República jamás. Para Bush, que se acaba el año que viene, como para RCTV que muere en tres días, no hay vuelta atrás. Todo país soberano, digno, independiente y justo está a favor de la decisión patriota y popular que Venezuela está dando ejemplarmente al no concederle un minuto más a la señal más perversa, degenerada, servil y mercantilista que ha pasado por la tierra de Bolívar.

Toda América Latina, blanca, india y negra celebran con orgullo la conquista de soberanía y libertad de expresión al derrotar una base mediática imperialista en suelo sudamericano. La magnitud de esta estruendosa victoria semeja a la de los héroes precursores que tomaron en su glorioso momento las playas ardientes de la Cuba fascista y la transformaron en revolucionaria. Batista y Granier pueden ser asociados en muchos más aspectos de lo que la comparación alude superficialmente.

Todo el continente sudamericano está a la expectativa de nuestra lucha irrevocable contra los medios golpistas porque esta lucha es la bandera de próximas batallas en los pueblos que siguen sometidos bajo el yugo de poderes mediáticos que obedecen las pautas imperialistas de dominación, opresión, explotación y esclavitud inhumanas. El “ejemplo que Caracas dio” será enarbolado hoy y en futuras generaciones para ponerle freno a la perversión mediática que ha servido de punta de lanza de la dictadura gringa a fin de desequilibrar nuestras costumbres, cultura, tradición e identidad.

Esta victoria del poder popular contra la degeneración mediática que RCTV representó, es la misma que tenían los partidos como AD y COPEI, lo que la historia ha dado en señalar como el “puntofijismo”; y así como la revolución socialista bolivariana pasó por encima de estos partidos políticos “empleados” del imperio gringo, así pasa por encima de la base mediática golpista, fascista, neoliberal y neconservadora que fue RCTV para EEUU.

Rumores, cacerolazos, chismes multiplicados como el cáncer por la tele y la radio y la Internet podrán oírse y verse en estos últimos días, pero también las acciones directas que la comunidad organizada ejecuta en sus diferentes sectores, de trabajadores, estudiantes, profesionales, civiles y militares, unificados por el profundo y verdadero amor a la patria socialista bolivariana. Por eso, compañeros y compañeras, compatriotas, camaradas, firmes en nuestra convicción revolucionaria, rodilla en tierra con nuestros principios socialistas bolivarianos, mantengamos la calma, la disciplina, y sigamos con la fuerza y la constancia que nos caracterizan: ¡Hasta la Victoria siempre! ¡Patria, Socialismo o Muerte! ¡Venceremos!

Mforti9@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2270 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a35192.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO