RCTVAIS (¿Quién quiere ser Eladio?)

1.-La no renovación es, desde el punto de vista legal, incontrovertible. El espectro radioeléctrico es un bien de uso público y el Estado tiene la potestad de administrarlo; el 27 de mayo se cumple el lapso estipulado de la ultima renovación y la misma se extingue y no es renovada. Punto.

2.-La decisión tiene, por supuesto, legitimidad. El presidente Chávez fue reelecto con 7 millones y medio de votos, pero además las decisiones de Estado no son un concurso de popularidad. En todo caso, de haberse consultado al pueblo y aunque dicho referendo no hubiera sido vinculante, con seguridad el apoyo a la decisión de no renovar hubiera sido masivo.

3.-Nos adentramos, entonces, al lugar donde la oposición nos ha llevado, al terreno político. Toda decisión de estado es política, responde a un proyecto de país, a unos intereses colectivos, en este caso, o individuales, como siempre fue en la cuarta república. Es decir, la decisión de no renovar sí es política, responde a los principios recogidos en la Carta Magna que aprobamos los venezolanos, en las leyes elaboradas previa discusión con la sociedad (como fue el caso de la Ley Resorte) por una Asamblea Nacional que elegimos en votaciones libres.

4.- La decisión no es una retaliación política. Bastante oportunidad (legal y legítima) tuvo el Presidente luego del 13 de abril para cerrar medios, amonestarlos y someterlos a la fuerza de las leyes, por haber cometido insurrección mediática (desconocer la cadena presidencial y partir la pantalla) e insurrección política (por prestarse a facturar la coartada para el zarpazo militar). Pero el gobierno no lo hizo. Se obviaron todos los procedimientos legales, las solicitudes hechas por la sociedad y creció la impunidad y con ella, la sensación de intocabilidad, de invulnerabilidad de los medios.

5.-Si fuera una retaliación, entonces no solo habría que incluir a RCTV, sino a Venevisión, Globovisión y Televen. Por el contrario, la decisión es un punto de quiebre en el proceso de revolución que vivimos, como tantos otros liderados por el Presidente (Asamblea Constituyente, PDVSA, Banco Central, leyes habilitantes) cuyo fin es dar comienzo a un doble proceso: la democratización del espectro radioeléctrico, que es el cambio en las condiciones de propiedad del sector, y el fin de la condición de intocables de los medios de comunicación, so pretexto de la libertad de expresión; libertad que en nuestro país y en este momento significa la posibilidad de que más voces, plurales y divergentes, hablen al mismo tiempo.

6.-Llegamos entonces, al terreno político donde quienes se oponen a la no renovación vociferan bajo un único argumento (la defensa de la libertad de expresión) pero difieren en sus motivaciones personales:

-Hay quienes se oponen porque temen perder sus puestos de trabajo, en riesgo por una directiva apátrida e imprudente.

-Hay quienes se oponen por llevarle la contraria al presidente, pero no les gusta RCTV, incluso les resulta difícil defender las acciones del chantajista de oficio, Marcel Granier, o del pica pasito de Eladio Lares.

-Hay quienes se oponen porque ven en la decisión la oportunidad de seguir con el golpe continuado, el chance para salir de Chávez

-Hay quienes se oponen argumentando la necesidad de pluralidad, y defienden que la libertad de expresión no tiene límites, ni siquiera el de la responsabilidad social estipulada en la CRBV.

-Algunos, tristemente, aun cuando apoyan al Presidente, se oponen porque son adictos al veneno de RCTV, o porque creen que el perdón cristiano se aplica irrestrictamente en todos los casos (pueblo piadoso al fin). Con Mao, decimos: el que perdona muere.

7. Pero igual hay millones que apoyan la decisión, por eso, con ellos decimos: RCTVAIS

RCTVAIS, porque lo bueno que hiciste es superado en creces por la destrucción moral y de valores que adelantaste en 55 años.

RCTVAIS, porque no usaste la concesión con un fin social, sino que la usufructuaste ilícitamente para beneficio de unos pocos.

RCTVAIS, porque te pusiste al lado de los intereses foráneos que no le importan destruir al país para que la oligarquía nacional mantenga sus privilegios de clase.

RCTVAIS, para que venga la necesaria radio y televisión de servicio público, que gracias a la historia sobrevivió a la debacle ideológica de sus propulsores de antaño, como Pasquali y Bisbal.

RCTVAIS, porque nada bueno –mucho menos el Socialismo- se puede construir con una cloaca abierta al lado.

RCTVAIS. RCTEFUISTE.


(*)Periodista/Docente UBV-Zulia

boscan2007@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4887 veces.



Rafael Boscán Arrieta

Periodista y Docente universitario

 boscan2007@gmail.com      @raboscandanga

Visite el perfil de Rafael Boscán Arrieta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Boscán Arrieta

Rafael Boscán Arrieta

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a34445.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO